Spanish
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Betaferon (interferon beta-1b) – Prospecto - L03AB08

Updated on site: 05-Oct-2017

Nombre del medicamentoBetaferon
Código ATCL03AB08
Sustanciainterferon beta-1b
FabricanteBayer AG  

Prospecto: información para el usuario

Betaferon 250 microgramos/ml, polvo y disolvente para solución inyectable interferón beta-1b

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a usar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

-Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.

-Si tiene alguna duda, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero.

-Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.

-Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto:

1.Qué es Betaferon y para qué se utiliza

2.Qué necesita saber antes de empezar a usar Betaferon

3.Cómo usar Betaferon

4.Posibles efectos adversos

5.Conservación de Betaferon

6.Contenido del envase e información adicional Anexo – procedimiento para la autoinyección

1.Qué es Betaferon y para qué se utiliza

Qué es Betaferon

Betaferon es un tipo de medicamento conocido como interferón, utilizado en el tratamiento de la esclerosis múltiple. Los interferones son proteínas producidas por el organismo que le ayudan a combatir contra los ataques al sistema inmunitario, tales como las infecciones víricas.

Cómo actúa Betaferon

La esclerosis múltiple (EM) es un trastorno crónico que afecta al sistema nervioso central (SNC), en particular al funcionamiento del cerebro y de la médula espinal. En la EM, la inflamación destruye la cubierta protectora (llamada mielina) que envuelve los nervios del SNC e impide que los nervios funcionen correctamente. A esto se le llama desmielinización.

La causa exacta de la EM se desconoce. Se piensa que en el proceso que daña el SNC juega un papel importante la aparición de una respuesta anormal por parte del sistema inmunitario.

El daño al SNC puede ocurrir durante un ataque de EM (recaída). Puede causar una incapacidad temporal, como dificultad para caminar. Los síntomas pueden desaparecer completa o parcialmente. Se ha demostrado que el interferón beta-1b cambia la respuesta del sistema inmunitario y contribuye a reducir la actividad de la enfermedad.

Cómo ayuda Betaferon a combatir su enfermedad

Episodio clínico único, sugestivo de un alto riesgo de desarrollo de esclerosis múltiple: Se ha demostrado que Betaferon retrasa la progresión hacia una esclerosis múltiple definida.

Esclerosis múltiple remitente-recidivante: Las personas con EM remitente-recidivante tienen ataques ocasionales o recaídas, durante las cuales los síntomas empeoran considerablemente. Betaferon ha demostrado reducir el número de ataques y hacerlos menos graves, reduce el número de estancias hospitalarias debidas a la enfermedad y prolonga el tiempo sin recaídas.

Esclerosis múltiple secundaria y progresiva: En algunos casos, las personas con EM remitente y recidivante notan que sus síntomas aumentan y progresan hacia otra forma de EM, llamada EM secundaria progresiva. Con ésta, las personas se sienten cada vez más discapacitadas, tengan o no recaídas. Betaferon puede reducir el número y la gravedad de los ataques, y retrasar la progresión de la discapacidad.

Para qué se utiliza Betaferon

Betaferon es para uso en pacientes

Que han sufrido síntomas por primera vez, e indiquen un alto riesgo de desarrollar esclerosis múltiple. Su médico descartará otras causas que pudieran explicar estos síntomas antes de administrarle el tratamiento.

Que sufren esclerosis múltiple remitente y recidivante, con la aparición de al menos dos recaídas en los dos años anteriores.

Que sufren esclerosis múltiple secundaria progresiva, con enfermedad activa demostrada por la aparición de recaídas.

2.Qué necesita saber antes de empezar a usar Betaferon

No use Betaferon:

Si está embarazada. No debe iniciar el tratamiento con Betaferon (ver “Embarazo”).

Si es alérgico (hipersensible) al interferón beta natural o recombinante, a la albúmina humana o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).

Si padece actualmente depresión grave y/o ideas suicidas (ver también “Advertencias y precauciones” y sección 4. “Posibles efectos adversos”).

Si tiene una enfermedad hepática grave (ver “Advertencias y precauciones”, “Uso de Betaferon con otros medicamentos” y sección 4. “Posibles efectos adversos”).

Informe a su médico si alguna de las situaciones anteriores es de aplicación en su caso.

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico antes de empezar a usar Betaferon:

Si padece gammapatía monoclonal. Ésta es una enfermedad del sistema inmunitario en la que se encuentra una proteína anómala en la sangre. Pueden aparecer problemas en los vasos sanguíneos de menor tamaño (capilares) al utilizar medicamentos como Betaferon

(síndrome de extravasación capilar sistémica). Esto puede llegar a originar un shock (colapso) e incluso ser mortal.

Si ha tenido o tiene depresión, o anteriormente ha tenido ideas de suicidio. Su médico le vigilará de cerca durante el tratamiento. Si su depresión y/o ideas suicidas son graves, no se le recetará Betaferon (ver también “No use Betaferon”).

Si ha sufrido convulsiones en alguna ocasión, o si está usando medicamentos para tratar la epilepsia (antiepilépticos), su médico vigilará atentamente su tratamiento (ver también “Uso de Betaferon con otros medicamentos” y sección 4. “Posibles efectos adversos”).

Si tiene problemas graves de riñón, su médico puede vigilar su función renal durante el tratamiento.

Su médico también debe conocer las siguientes circunstancias mientras está usando Betaferon:

Si presenta síntomas tales como picor por todo el cuerpo, hinchazón de la cara y/o la lengua o dificultad respiratoria repentina. Pueden ser síntomas de una reacción alérgica grave (hipersensibilidad), que podría convertirse en mortal.

Si se siente considerablemente más triste o desesperanzado que antes de iniciar el tratamiento con Betaferon, o tiene ideas de suicidio. Si se deprime mientras está en tratamiento con Betaferon, puede que necesite tratamiento especial, y su médico le vigilará de cerca y puede considerar también interrumpir su tratamiento. Si padece depresión grave y/o ideas suicidas, no será tratado con Betaferon (ver también “No use Betaferon”).

Si nota que le salen cardenales con facilidad, que sangra demasiado cuando tiene heridas, o que contrae muchas infecciones. Pueden ser síntomas de un descenso del recuento de células sanguíneas o del número de plaquetas de la sangre (células que contribuyen a la coagulación de la sangre). Puede necesitar un seguimiento más estrecho por parte de su médico.

Si tiene pérdida de apetito, fatiga, mareos (náuseas), vómitos repetidos, especialmente si nota picor difuso, la aparición de un color amarillento en la piel o en la parte blanca de los ojos, o que le salen cardenales fácilmente. Estos síntomas pueden indicar problemas con su hígado. En algunos estudios clínicos se han observado cambios en los valores de la función del hígado en pacientes tratados con Betaferon. Al igual que con otros interferones beta, en raras ocasiones se ha comunicado daño hepático grave, incluso casos de insuficiencia hepática, en los pacientes que se tratan con Betaferon. Los más graves se comunicaron en los pacientes que tomaban otros medicamentos o que padecían enfermedades que pueden afectar al hígado (p. ej., abuso del alcohol, infección grave).

Si presenta síntomas como irregularidades en los latidos de su corazón o hinchazón en los tobillos o en las piernas, o dificultad respiratoria. Esto puede indicar una enfermedad del músculo del corazón (miocardiopatía), que se ha comunicado en raras ocasiones en pacientes que usaban Betaferon.

Si nota dolor en el vientre que irradia hacia la espalda, o si se marea o tiene fiebre. Esto puede indicar una inflamación del páncreas (pancreatitis), que se ha comunicado con el uso de Betaferon. Esto se asocia con frecuencia a un aumento de ciertas grasas en la sangre

(triglicéridos).

Interrumpa el uso de Betaferon e informe a su médico inmediatamente si le ocurre cualquiera de ellos.

Otras cosas a tener en cuenta al usar Betaferon

Será necesario un análisis de sangre para medir el número de sus células sanguíneas, la bioquímica de la sangre y las enzimas hepáticas. Esto se hará antes de que comience a usar

Betaferon, regularmente después de haber iniciado el tratamiento con Betaferon y periódicamente mientras sigue con él, incluso si no tiene síntomas específicos. Estos análisis de sangre se harán además de los análisis que se realizan normalmente para vigilar su EM.

Si tiene una enfermedad cardiaca, los síntomas de tipo gripal, que con frecuencia ocurren al inicio del tratamiento, pueden suponer una sobrecarga para usted. Betaferon debe usarse con precaución, y su médico vigilará un posible empeoramiento de su patología cardiaca, sobre todo al inicio del tratamiento. Betaferon por sí mismo no afecta al corazón directamente.

Se le realizará una comprobación de la función de la glándula tiroides, regularmente o siempre que su médico lo considere necesario por otros motivos.

Betaferon contiene albúmina humana y, por lo tanto, conlleva un riesgo potencial de transmisión de enfermedades víricas. No se puede descartar un riesgo de transmisión de la enfermedad de Creutzfeld-Jacob (ECJ).

Durante el tratamiento con Betaferon, su organismo puede producir sustancias llamadas anticuerpos neutralizantes, los cuales pueden reaccionar con Betaferon (actividad neutralizante). No está claro si estos anticuerpos neutralizantes reducen la eficacia del tratamiento. Los anticuerpos neutralizantes no se producen en todos los pacientes. Actualmente no es posible predecir qué pacientes pertenecen a este grupo.

Durante el tratamiento con Betaferon pueden aparecer problemas de riñón que pueden afectar a su función renal, incluido cicatrización (glomeruloesclerosis). Su médico podrá realizar pruebas para comprobar su función renal.

Durante el tratamiento, se pueden formar coágulos de sangre en los vasos sanguíneos pequeños. Estos coágulos podrían afectar a sus riñones. Esto puede ocurrir tras varias semanas o varios años después de comenzar el tratamiento con Betaferon. Su médico posiblemente quiera realizar controles de su tensión arterial, sangre (recuento de plaquetas) y función renal.

Reacciones en el lugar de la inyección

Durante el tratamiento con Betaferon, es probable que presente reacciones en el lugar de la inyección. Los síntomas consisten en enrojecimiento, hinchazón, cambio en el color de la piel,

inflamación, dolor e hipersensibilidad. Con menos frecuencia, se observan lesiones en la piel y daño del tejido (necrosis) alrededor del lugar de la inyección. Las reacciones en el lugar de la inyección suelen volverse menos frecuentes con el tiempo.

Las lesiones en la piel y el daño tisular pueden dar como resultado la formación de cicatrices. Si éstas son graves, un médico puede tener que realizar una eliminación de materia extraña y tejido muerto (desbridamiento) y, con menor frecuencia, un injerto de piel, pudiendo tardar la curación hasta seis meses.

Para reducir el riesgo de tener una reacción en el lugar de la inyección debe:

Usar una técnica de inyección estéril (aséptica).

Hacer una rotación de los lugares de la inyección con cada inyección (ver Anexo “Procedimiento para la autoinyección”.

Las reacciones en el lugar de la inyección pueden ocurrir con menos frecuencia si utiliza un dispositivo autoinyector. Su médico o enfermero puede informarle acerca de esto.

Si sufre una rotura de la piel, la cual puede estar asociada a hinchazón o pérdida de líquido por el lugar de inyección:

Interrumpa las inyecciones con Betaferon e informe a su médico.

Si presenta un único lugar de inyección ulcerado (lesión) y la destrucción del tejido (necrosis) no es demasiado extensa, puede continuar usando Betaferon.

Si presenta más de un lugar de inyección ulcerado (lesiones múltiples,) debe dejar de usar Betaferon hasta que su piel se haya recuperado.

Su médico comprobará regularmente la manera en que usted se autoinyecta, sobre todo si ha experimentado reacciones en el lugar de inyección.

Niños y adolescentes:

No se han realizado ensayos clínicos formales en niños o adolescentes.

Sin embargo, se dispone de algunos datos en niños y adolescentes de 12 a 16 años. Estos datos sugieren que el perfil de seguridad de dicha edad es el mismo que el de los adultos en cuanto a la administración de 8,0 millones de UI de Betaferon por vía subcutánea en días alternos. No hay información sobre el uso de Betaferon en niños menores de 12 años. Por lo tanto, Betaferon no debe utilizarse en esta población.

Uso de Betaferon con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o podría tener que utilizar cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta.

No se han llevado a cabo estudios de interacción formales para averiguar si Betaferon afecta a otros medicamentos o es afectado por ellos.

No se recomienda el uso de Betaferon con otros medicamentos que modifican la respuesta del sistema inmunitario, excepto los medicamentos antiinflamatorios llamados corticosteroides o la hormona adrenocorticotrópica (ACTH).

Betaferon debe utilizarse con precaución con:

-Medicamentos que necesitan un determinado sistema enzimático hepático para su eliminación del organismo (conocido como sistema citocromo P450), por ejemplo, los medicamentos usados para tratar la epilepsia (como la fenitoína).

-Medicamentos que afectan a la producción de las células sanguíneas.

Uso de Betaferon con alimentos y bebidas

Betaferon se inyecta bajo la piel, por lo que no se considera que ninguna comida o bebida que consuma tenga algún efecto sobre Betaferon.

Embarazo y lactancia

Embarazo

Si se puede quedar embarazada, use medidas anticonceptivas adecuadas mientras sigue el tratamiento con Betaferon.

Si está embarazada o cree que podría estarlo, informe a su médico. El tratamiento con Betaferon no se debe iniciar si está embarazada (ver también “No use Betaferon”).

Si desea quedarse embarazada, debe discutir esto primero con el médico.

Si se queda embarazada mientras utiliza Betaferon, debe suspender el tratamiento y contactar con su médico inmediatamente. Su médico, junto con usted, decidirá si su tratamiento con Betaferon continuará o no.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Lactancia

Se desconoce si el interferón beta-1b pasa a la leche materna humana. Sin embargo, teóricamente sería posible que Betaferon cause efectos adversos en un lactante,

Coméntelo primero con su médico, para decidir si interrumpe la lactancia natural o deja de utilizar Betaferon.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Conducción y uso de máquinas

Betaferon puede causar efectos adversos en el sistema nervioso central (ver sección 4. “Posibles efectos adversos”). Si es especialmente sensible, esto puede influir sobre su capacidad para conducir o utilizar máquinas.

Betaferon contiene manitol y albúmina humana

Entre los componentes inactivos de Betaferon hay pequeñas cantidades de manitol, un azúcar natural, y de albúmina humana, una proteína. Si usted es alérgico (hipersensible) a cualquiera de los componentes o si se vuelve hipersensible, no debe usar Betaferon.

3.Cómo usar Betaferon

El tratamiento con Betaferon debe iniciarse bajo la supervisión de un médico con experiencia en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico, farmacéutico o enfermero.

La dosis recomendada es:

En días alternos (una vez cada dos días) 1,0 ml de la solución preparada de Betaferon se inyecta bajo la piel (por vía subcutánea) (ver el Anexo “Procedimiento para la autoinyección” en la segunda parte de este prospecto). Esto equivale a 250 microgramos (8,0 millones de UI) de interferón beta-1b.

En general, el tratamiento debe iniciarse con una dosis baja de 0,25 ml (62,5 microgramos). Sus dosis irán aumentando gradualmente hasta la dosis completa de 1,0 ml (250 microgramos).

La dosis debe ir aumentando cada cuatro inyecciones en cuatro pasos (0,25 ml; 0,5 ml; 0,75 ml; 1,0 ml). Su médico puede decidir con usted cambiar los intervalos de tiempo para el aumento de la dosis dependiendo de los efectos adversos que pueda sufrir al inicio del tratamiento.

Preparación de la inyección

Antes de la inyección, se prepara la solución para inyección de Betaferon a partir de un vial de Betaferon polvo y 1,2 ml de líquido de una de las jeringas precargadas de disolvente. Esto lo hará su médico o enfermero, incluso usted mismo, una vez que se le haya instruido de manera cuidadosa en la técnica.

Se incluyen instrucciones detalladas para la autoinyección de Betaferon debajo de la piel en el Anexo al dorso de este prospecto en las que también se explica cómo preparar la solución de Betaferon para inyección.

Hay que cambiar el lugar de inyección regularmente. Ver sección 2. “Advertencias y precauciones” y seguir las instrucciones que se indican en el apartado “Rotación de los lugares de inyección” en el Anexo al dorso de este prospecto.

Duración del tratamiento

A día de hoy, no se conoce durante cuánto tiempo debe ser tratado el paciente. La duración del tratamiento debe decidirla el médico con usted.

Si usa más Betaferon del que debe

La administración de dosis de Betaferon muy superiores a las recomendadas para la esclerosis múltiple no ha dado lugar a situaciones que ponen en peligro la vida.

Informe a su médico si se ha inyectado demasiado Betaferon o lo ha inyectado con demasiada frecuencia.

Si olvidó usar Betaferon

Si ha olvidado administrarse una inyección en el horario previsto, hágalo tan pronto como sea posible y continúe con la siguiente 48 horas más tarde.

No inyecte una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

Si interrumpe el tratamiento con Betaferon

Hable con su médico si interrumpe o desea interrumpir el tratamiento. Se desconoce si la interrupción de Betaferon causa síntomas agudos de abstinencia.

►Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico, farmacéutico o enfermero.

4.Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Betaferon puede causar efectos adversos graves. Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico, farmacéutico o enfermero.

Informe a su médico inmediatamente e interrumpa el uso de Betaferon:

-Si experimenta síntomas tales como picor por todo el cuerpo, hinchazón de la cara y/o la lengua, o dificultad respiratoria repentina.

-Si se siente considerablemente más triste o desesperanzado que antes de iniciar el tratamiento con Betaferon, o si tiene ideas de suicidio.

-Si nota que le salen cardenales con facilidad, que sangra demasiado cuando tiene heridas, o contrae muchas infecciones.

-Si tiene pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos repetidos, especialmente si nota picor difuso, la aparición de un color amarillento en la piel o en la parte blanca de los ojos, o que salgan cardenales fácilmente.

-Si presenta síntomas como irregularidades en los latidos de su corazón o hinchazón en los tobillos o las piernas, o dificultad respiratoria.

-Si nota dolor en el vientre que irradia hacia la espalda, o si se marea o tiene fiebre.

Informe a su médico inmediatamente:

Si usted tiene alguno o todos estos síntomas: orina espumosa, fatiga, hinchazón, sobre todo en los tobillos y en los párpados, y aumento de peso, ya que pueden ser signos de un posible problema de riñón.

Al iniciar el tratamiento son habituales los efectos adversos, pero en general disminuyen al seguir con él.

Los efectos adversos más frecuentes son:

Un complejo de síntomas de tipo gripal, como fiebre, escalofríos, dolor en las articulaciones, malestar, sudores, dolor de cabeza o dolor muscular. Estos síntomas se

pueden reducir tomando paracetamol o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno.

Reacciones en el lugar de inyección. Los síntomas pueden ser enrojecimiento, hinchazón, pigmentación, inflamación, dolor, hipersensibilidad o daño tisular (necrosis). Ver “Advertencias y precauciones” en la sección 2 para más información y qué hacer si experimenta una reacción en el lugar de la inyección. Éstas se pueden reducir mediante el uso de un dispositivo autoinyector. Hable con su médico, farmacéutico o enfermero para obtener información adicional.

Para reducir los efectos adversos al inicio del tratamiento, su médico debe comenzar con una dosis baja de Betaferon y aumentarla gradualmente (ver sección 3. “Cómo usar Betaferon”).

La lista de efectos adversos que se encuentran a continuación está basada en las comunicaciones de los ensayos clínicos con Betaferon (Tabla 1) y en los efectos adversos comunicados del medicamento comercializado (Tabla 2).

Tabla 1: Efectos adversos muy frecuentes que han ocurrido en los ensayos clínicos con Betaferon (en al menos el 10% de los casos) y en un porcentaje mayor al que se observó con placebo. La tabla también incluye los efectos adversos que ocurrieron en menos del 10% pero se asociaron significativamente al tratamiento.

-infección, absceso

-número reducido de glóbulos blancos, hinchazón de los ganglios linfáticos (linfadenopatía)

-disminución de la glucosa en la sangre (hipoglucemia)

-depresión, ansiedad

-dolor de cabeza, mareos, insomnio, migraña, sensación de entumecimiento u hormigueo

(parestesia)

-inflamación de los ojos (conjuntivitis), visión anormal

-dolor de oído

-latidos del corazón más rápidos e irregulares, o palpitaciones (palpitación)

-enrojecimiento y/o eritema facial debido a la dilatación de los vasos sanguíneos

(vasodilatación), aumento de la presión arterial (hipertensión)

-goteo nasal, tos, ronquera debido a infección de las vías respiratorias altas, sinusitis, aumento de la tos, dificultad respiratoria (disnea)

-diarrea, estreñimiento, náuseas, vómitos, dolor abdominal

-aumentos en los niveles en sangre de las enzimas hepáticas que se revelan en análisis de sangre

-trastorno de la piel, erupción cutánea

-rigidez muscular (hipertonía), dolor muscular (mialgia), debilidad muscular (miastenia), dolor de espalda, dolor en las extremidades como en los dedos de las manos y los pies

-dificultad para orinar (retención urinaria), aparición de proteínas en la orina, (se revelará en el análisis de orina), frecuencia urinaria, incapacidad para retener la orina (incontinencia urinaria), urgencia urinaria

-reglas dolorosas (dismenorrea), trastorno menstrual, hemorragia uterina abundante (metrorragia), especialmente entre periodos menstruales, impotencia

-reacciones en el lugar de inyección (entre las que están enrojecimiento, hinchazón, pigmentación, inflamación, dolor, reacción alérgica (hipersensibilidad), lesiones en la piel y daño del tejido (necrosis) en el lugar de inyección (ver sección 2. “Advertencias y precauciones”)

-síntomas de tipo gripal, fiebre, dolor, dolor en el pecho, acumulación de líquidos en el brazo, la pierna o la cara (edema periférico), falta/pérdida de fuerza (astenia), escalofríos, sudoración, malestar

Además, se han identificado los siguientes efectos adversos durante la etapa posterior a la comercialización.

Tabla 2: Efectos adversos del producto comercializado (a partir de la comunicación espontánea, frecuencias – en los casos en los que se conocen - basadas en los ensayos clínicos)

Muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 pacientes):

-dolor en las articulaciones (artralgia)

Frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 pacientes):

-puede disminuir el número de los glóbulos rojos en la sangre (anemia)

-la glándula tiroides no funciona correctamente (produce poca hormona) (hipotiroidismo)

-aumento o pérdida de peso

-confusión

-latidos cardiacos anormalmente rápidos (taquicardia)

-puede aumentar un pigmento amarillo rojizo (bilirrubina) producido por el hígado (esto se revelará en los análisis de sangre)

-manchas cutáneas o membranas mucosas elevadas, edematosas y que suelen picar (urticaria)

-picor (prurito)

-caída del cabello (alopecia)

-trastornos menstruales (menorragia)

Poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 pacientes):

-puede disminuir el número de plaquetas (que contribuyen a que la sangre coagule)

(trombocitopenia)

-puede aumentar una fracción de las grasas en la sangre (triglicéridos) (esto se revelará en el análisis de sangre), ver sección 2. “Advertencias y precauciones”

-intento de suicidio

-inestabilidad emocional

-convulsiones

-puede aumentar una enzima específica del hígado (gamma GT) producida por el hígado (esto se revelará en el análisis de sangre)

-inflamación del hígado (hepatitis)

-pigmentación de la piel

Raros (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 pacientes):

-reacciones alérgicas graves (anafilácticas)

-la glándula tiroides no funciona correctamente (trastornos tiroideos), produce demasiada hormona (hipertiroidismo)

-inflamación del páncreas (pancreatitis), ver sección 2. “Advertencias y precauciones”.

-Coágulos de sangre en los vasos sanguíneos pequeños que pueden afectar a sus riñones (púrpura trombótica trombocitopénica o síndrome urémico hemolítico). Los síntomas pueden incluir un aumento de moratones, sangrado, fiebre, debilidad extrema, dolor de cabeza, mareos o aturdimiento. Su médico puede encontrar alteraciones en su sangre y en la función renal.

Efectos adversos identificados únicamente durante la post-comercialización:

-problemas de riñón, incluido cicatrización (glomeruloesclerosis) que puede reducir su función renal, poco frecuente.

-pérdida importante del apetito que produce pérdida de peso (anorexia), raro

-enfermedad del músculo del corazón (miocardiopatía), raro

-dificultad respiratoria repentina (broncoespasmo), raro

-el hígado no funciona correctamente (lesión hepática (incluida hepatitis), insuficiencia hepática), raro

-pueden producirse problemas con los vasos sanguíneos de pequeño calibre cuando se usan medicamentos como Betaferon (síndrome de fuga capilar sistémica), frecuencia desconocida

-erupción cutánea, enrojecimiento facial, dolor en las articulaciones, debilidad y otros síntomas causados por el medicamento (lupus eritematoso inducido por medicamentos), frecuencia no conocida

-estrechamiento importante de los vasos sanguíneos de los pulmones que provoca un aumento de la presión en los vasos sanguíneos que transportan la sangre del corazón a los pulmones (hipertensión arterial pulmonar) frecuencia desconocida. La hipertensión arterial pulmonar se comunicó en distintos momentos, incluso varios años después del inicio del tratamiento con Betaferon.

Comunicación de efectos adversos

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

5.Conservación de Betaferon

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

No conservar a temperatura superior a 25ºC. No congelar.

Debe usar inmediatamente la solución tras su preparación. No obstante, si no le es posible hacerlo, estará en buenas condiciones de uso durante 3 horas, si se conserva entre 2 y 8ºC (en una nevera).

No utilice Betaferon si observa que contiene partículas o presenta alguna coloración.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

6. Contenido del envase e información adicional

Composición de Betaferon

El principio activo es interferón beta-1b, 250 microgramos por mililitro reconstituido

Los demás componentes son

En el polvo: manitol y albúmina humana.

En el disolvente: (solución de cloruro sódico con 5,4 mg/ml (0,54% p/v)): cloruro sódico, agua para preparaciones inyectables.

El polvo de Betaferon se suministra en un vial de 3 mililitros que contiene 300 microgramos (9,6 millones de UI) de interferón beta-1b por vial. Después de la reconstitución, cada mililitro contiene 250 microgramos (8,0 millones de UI) de interferón beta-1b.

El disolvente para Betaferon se suministra en una jeringa precargada de 1,2 ml y contiene 1,2 mililitros de una solución de cloruro sódico con 5,4 mg/ml (0,54% p/v).

Aspecto del producto y contenido del envase

Betaferon es un polvo estéril blanco o casi blanco para solución para inyección.

Betaferon se suministra en envases de:

5 viales de interferón beta-1b y 5 jeringas precargadas que contienen el disolvente (solución de cloruro sódico), ó

15 viales de interferón beta-1b y 15 jeringas precargadas que contienen el disolvente (solución de cloruro sódico)

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación

Titular de la autorización de comercialización Bayer AG

51368 Leverkusen Alemania

Responsable de la fabricación Bayer AG

Müllerstraße 178 13353 Berlin Alemania

Pueden solicitar más información respecto a este medicamento dirigiéndose al representante local del titular de la autorización de comercialización:

België / Belgique / Belgien

Lietuva

Bayer SA-NV

UAB Bayer

Tél/Tel: +32-(0)2-535 63 11

Tel. +370 5 23 36 868

България

Luxembourg / Luxemburg

Байер България ЕООД

Bayer SA-NV

Тел. +359 02 81 401 01

Tél/Tel: +32-(0)2-535 63 11

Česká republika

Magyarország

Bayer s.r.o.

Bayer Hungária Kft.

Tel: +420 266 101 111

Tel.:+36-14 87-41 00

Danmark

Malta

Bayer A/S

Alfred Gera and Sons Ltd.

Tlf: +45-45 23 50 00

Tel: +356-21 44 62 05

Deutschland

Nederland

Bayer Vital GmbH

Bayer B.V.

Tel: +49-(0)214-30 513 48

Tel: +31-(0)297-28 06 66

Eesti

Norge

Bayer OÜ

Bayer AS

Tel: +372 655 85 65

Tlf. +47 23 13 05 00

Ελλάδα

Österreich

Bayer Ελλάς ΑΒΕΕ

Bayer Austria Ges. m. b. H.

Τηλ:+30 210 618 75 00

España

Polska

Bayer Hispania S.L.

Bayer Sp. z o.o.

Tel: +34-93-495 65 00

Tel.: +48-22-572 35 00

France

Portugal

Bayer HealthCare

Bayer Portugal, Lda.

Tél (N° vert): +33-(0)800 87 54 54

Tel: +351-21-416 42 00

Hrvatska

România

Bayer d.o.o.

SC Bayer SRL

Tel: + 385-(0)1-6599 900

Tel: +40 21 528 59 00

Ireland

Slovenija

Bayer Limited

Bayer d. o. o.

Tel: +353 1 299 93 13

Tel.: +386-(0)1-58 14 400

Ísland

Slovenská republika

Icepharma hf.

Bayer, spol. s r.o.

Sími: +354 540 80 00

Tel: +421 2 59 21 31 11

Italia

Suomi/Finland

Bayer S.p.A.

Bayer Oy

Tel: +39-02-397 81

Puh/Tel: +358-20 785 21

Κύπρος

Sverige

NOVAGEM Limited

Bayer AB

Τηλ: +357 22 48 38 58

Tel: +46-(0)8-580 223 00

Latvija

United Kingdom

SIA Bayer

Bayer plc

Tel: +371 67 84 55 63

Tel: +44 (0)1 635-56 30 00

Fecha de la última revisión de este prospecto:

Otras fuentes de información

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea de Medicamentos: http://www.ema.europa.eu.

Anexo: PROCEDIMIENTO PARA LA AUTOINYECCIÓN

Las siguientes instrucciones e ilustraciones explican cómo debe preparar la inyección de Betaferon y cómo debe proceder para inyectársela usted mismo. Lea cuidadosamente las instrucciones y sígalas paso a paso. Su médico o enfermero le instruirá y adiestrará en el procedimiento y la técnica de autoadministración. No intente la autoadministración hasta estar seguro de haber comprendido cómo ha de preparar la solución para inyección y cómo ha de inyectársela.

PARTE I: INSTRUCCIONES PASO A PASO

Las instrucciones incluyen los siguientes pasos principales:

A.Consejos generales

B.Preparándose para inyectar.

C.Reconstitución de la solución paso a paso.

D.Preparación de la inyección.

E.Realización de la inyección

F.Revisión rápida del proceso.

A)Consejos generales

¡Empiece bien!

Comprobará que, en unas pocas semanas, el tratamiento formará parte de su vida. Para empezar, lo siguiente le puede ayudar:

-Tenga preparada permanentemente una zona apropiada en su casa, fuera de la vista y del alcance de los niños, en donde le sea fácil encontrar Betaferon y los demás utensilios.

-Consulte las condiciones de conservación en la sección 5 del prospecto: “Conservación de Betaferon”.

-Intente inyectarse siempre a la misma hora, ya que así le será más fácil recordarlo y reservarse un tiempo en el que no le interrumpan.

-Consulte otros detalles sobre el uso de Betaferon en la sección 3 del prospecto: “Cómo usar Betaferon”.

-Prepare cada dosis sólo cuando esté listo para inyectarse, ya que debe inyectarse inmediatamente después de reconstituir Betaferon (si no usa inmediatamente Betaferon, consulte la sección 5 del prospecto: “Conservación de Betaferon”).

Consejos importantes que debe tener en cuenta

-Sea constante. Use Betaferon tal como se explica en la sección 3 del prospecto: “Cómo usar Betaferon”. Compruebe siempre dos veces la dosis preparada.

-Mantenga el contenedor en el que elimina las jeringas y las propias jeringas fuera de la vista y del alcance de los niños. Cierre el material bajo llave, si es posible.

-No reutilice nunca ni las jeringas ni las agujas.

-Use siempre una técnica estéril (aséptica), como se explica a continuación.

-Deseche siempre las jeringas usadas sólo en el contenedor apropiado.

B) Preparándose para inyectar

¿Cómo elegir el lugar para la inyección?

Antes de preparar la inyección de Betaferon, decida dónde se va a inyectar. Debe inyectarse Betaferon en la capa grasa, entre la piel y el músculo (es decir, en el tejido subcutáneo, entre 8 y 12 mm por debajo de la piel). Los mejores lugares para la inyección son aquellos en los que la piel es blanda y suave, y lejos de las articulaciones, los nervios o los huesos, por ejemplo, el abdomen, el brazo, el muslo o las nalgas.

Importante: No se inyecte en las zonas en las que usted perciba bultos, hematomas, nódulos firmes, dolor o una zona en la cual la piel esté decolorada, deprimida, con costra o con una rotura abierta. Hable con su médico o enfermero acerca de éstas u otras condiciones poco habituales que pueda hallar.

Debe alternar el lugar de inyección cada vez que se inyecte siguiendo ciclos de rotación. Si alguna zona es demasiado difícil de alcanzar, es posible que algún familiar o amigo tenga que ayudarle a administrarse esas inyecciones. Siga la secuencia que se describe en el esquema que se incluye al final del Anexo (ver Parte II “Rotación de los lugares de inyección”) y volverá al primer lugar en que se inyectó después de 8 inyecciones (16 días). En ese tiempo, cada lugar de la inyección se recuperará completamente antes de recibir la siguiente inyección.

Consulte el esquema de rotaciones que se encuentra al final de este Anexo para saber cómo elegir el lugar de inyección. También se incluye un ejemplo de “Calendario para la administración” (ver Anexo Parte III). Con esto, tendrá una idea de cómo controlar los lugares y las fechas de sus inyecciones.

Medicación

Necesitará:

1 vial de Betaferon (con polvo para solución inyectable)

1 jeringa precargada con disolvente para Betaferon (solución de cloruro sódico 5,4 mg/ml (0,54% p/v))

Aguja de calibre 21

Aguja de calibre 30

Toallitas con alcohol

También necesitará un contenedor de desechos para eliminar las jeringas y las agujas usadas. Utilice un desinfectante adecuado para desinfectar la piel.

C)Reconstitución de la solución paso a paso

1 - Lávese las manos cuidadosamente con agua y jabón antes de comenzar este proceso.

2 - Abra el vial de Betaferon y póngalo en la mesa. Es mejor usar el pulgar que las uñas, porque se las podría partir.

3 - Limpie la parte superior del vial con una toallita con alcohol, moviéndola sólo en una dirección,

Déjela apoyada encima del vial.

4 - Retire de su envase la jeringa precargada de disolvente. Retire la cápsula de la punta de la jeringa precargada con un movimiento de giro. Tenga cuidado de no tocar el extremo expuesto del émbolo de la jeringa. No empuje el émbolo.

5 - Retire de su envoltura la aguja de calibre 21 y colóquela firmemente encajándola en la boquilla de la jeringa. Quite la protección de la aguja. No toque la aguja.

6 - Mientras sostiene el vial de Betaferon sobre una superficie estable, introduzca lentamente la aguja de la jeringa (que contiene 1,2 ml de líquido) a través del tapón del vial.

7 - Empuje lentamente el émbolo hacia abajo, dirigiendo la aguja hacia un lado del vial, para permitir que el líquido penetre en el interior del vial mismo.

La inyección de disolvente directamente sobre el polvo producirá un exceso de espuma. Transfiera todo el disolvente hacia el vial. Suelte el émbolo.

8 - Después de que el disolvente en la jeringa se haya sido inyectado completamente dentro del vial de Betaferon, sostenga el vial entre sus dedos pulgar, índice y corazón, con la aguja y la jeringa hacia su mano, y gire suavemente el vial, para disolver completamente el polvo de Betaferon.

No agite el vial.

9 - Examine la solución cuidadosamente. Debe ser incolora (transparente) y no debe presentar partículas. Si la solución está coloreada o tiene partículas, deséchela y comience de nuevo, utilizando otra jeringa y otro vial del envase.

Si aparece espuma, lo que puede suceder cuando el vial se agita o se mueve en círculos demasiado vigorosamente, déjelo reposar hasta que desaparezca la espuma.

D)Preparación de la inyección

10 - Para volver a introducir la solución en la jeringa, gire el sistema jeringa-vial, de modo que la aguja apunte hacia arriba. Vuelva a introducir un poco la aguja en el vial, para que la punta de la aguja quede en el punto más bajo del vial.

Mantenga la punta de la aguja en el líquido, y tire lentamente del émbolo hacia atrás, para extraer la solución del vial a la jeringa.

11 - Cualquier exceso de aire se desplaza a la parte superior de la solución. Elimine las burbujas de aire, dando unos suaves golpecitos a la jeringa y empujando el émbolo hasta la marca de 1 ml, o hasta el volumen recetado por su médico.

Si entra demasiada solución en el vial junto con las burbujas de aire, tire del émbolo un poco, para hacer pasar nuevamente la solución desde el vial hacia la jeringa. Haga esto hasta que todo el aire desaparezca y haya 1 ml de solución reconstituida en la jeringa.

12 - Desconecte la jeringa y la aguja. Deje la aguja en el vial.

13 - Tome la aguja de calibre 30, sáquela de su envoltura y colóquela firmemente sobre la punta

(cánula) de la jeringa.

14 – Deseche el vial y cualquier cantidad no utilizada de la solución en el contenedor de desechos

15 - Ya está listo para la inyección.

Si, por algún motivo, no puede inyectar el Betaferon inmediatamente, puede mantener en la nevera la solución reconstituida en la jeringa durante tres horas, como máximo, antes de su uso. Asegúrese que el capuchón de la aguja está adecuadamente fijado mientras la jeringa se conserva en la nevera. Nunca debe congelarla ni esperar más de tres horas para inyectarla. Si pasan más de tres horas, deseche la solución reconstituida de Betaferon y prepare una inyección nueva. Cuando use la solución, caliente la jeringa con sus manos antes de la inyección, para evitar el dolor.

E)Realización de la inyección

1 - Elija un área para la inyección (ver los consejos al inicio y los diagramas al final de este Anexo) y anótela en su “Calendario para la administración”.

2 - Emplee una toallita con alcohol para limpiar la piel en el lugar de la inyección: Deje secar la piel al aire. Tire la toallita.

Utilice un desinfectante adecuado para desinfectar la piel.

3 - Quite el capuchón de la aguja, tirando del mismo sin girarlo.

4 - Pellizque suavemente la piel que rodea el punto de la inyección previamente desinfectado (para levantarla un poco).

5 - Sujete la jeringa como un lápiz o un dardo; empuje la aguja en la piel, manteniéndola recta en un ángulo de 90˚, con un movimiento rápido y sin titubeos.

6 - Inyecte el medicamento, empujando el émbolo con un movimiento lento y constante (presione el émbolo hasta el final hasta que la jeringa quede vacía).

7- Deseche la jeringa y la aguja, depositándolas en el contenedor de desechos.

F)Revisión rápida del proceso

1.Saque el contenido necesario (1 vial, 1 jeringa precargada, 2 toallitas con alcohol, aguja de calibre 21, aguja de calibre 30)

2.Retire la cápsula del vial y limpie el tapón de goma con una gasa con alcohol.

3.Quite el envoltorio de la aguja de calibre 21 y acóplela a la jeringa de la que retiró antes la cápsula de la punta.

4.Transfiera diluyente desde la jeringa hacia el vial, empujando el émbolo a fondo

5.Gire el sistema jeringa-vial; a continuación, tire del émbolo para cargar el medicamento disuelto.

6.Desconecte la jeringa y la aguja; deje la aguja en el vial y deseche ambas.

7.Quite el envoltorio de la aguja de calibre 30 y conéctela a la jeringa.

8.Retire la cápsula de la aguja justo antes de la inyección; ahora está preparado para inyectar.

NOTA: La inyección debe administrarse inmediatamente después de la mezcla (si la inyección se retrasa, refrigere la solución e inyéctela en un plazo de tres horas). No congelar.

PARTE II: ROTACIÓN DE LOS LUGARES DE INYECCIÓN

Debe elegir un nuevo lugar para cada inyección, para permitir a la zona tiempo de recuperación, ayudando a prevenir una infección. Se proporciona consejo sobre qué áreas elegir en la primera parte de este Anexo. Es una buena idea conocer dónde se va a aplicar la inyección antes de preparar la jeringa. El esquema mostrado en el diagrama más adelante le ayudará a variar los lugares de forma adecuada. Por ejemplo, administre la primera inyección en el lado derecho del abdomen, elija el lado izquierdo para la segunda inyección; después, desplácese hacia el muslo derecho para la tercera, y así, a través del diagrama, hasta que se hayan utilizado todas las zonas apropiadas posibles del cuerpo. Conserve una anotación de dónde y cuándo se inyectó la última vez. Una forma de hacerlo es anotar esta información en el ”Calendario para la administración”, que se acompaña.

Siguiendo este esquema, volverá usted al lugar inicial (es decir, al lado derecho del abdomen), después de ocho inyecciones (16 días). Esto es lo que se conoce como “ciclo de rotación”. En nuestro calendario de ejemplo, cada una de las ocho áreas corporales se ha dividido a su vez en seis lugares de inyección (sumándolos todos, hay 48 lugares en los que se administran las inyecciones), izquierdo y derecho: partes superior, media e inferior de cada área corporal. Cuando vuelva a un área de inyección después de terminar un Ciclo de Rotación, elija la zona más alejada dentro de esa área. Si aparece alguna úlcera, consulte con su médico o enfermera antes de elegir otros lugares de inyección.

Calendario de rotación:

Para ayudarle a rotar de forma adecuada los lugares de inyección, le recomendamos que rellene un registro con la fecha y el lugar de inyección. Puede usar el siguiente esquema de rotación.

Trabaje cada ciclo de rotación sucesivamente. Cada ciclo será de ocho inyecciones (16 días), administradas desde la primera área hasta la octava área, por turno. Siguiendo esta secuencia, dará a cada área la oportunidad de recuperarse antes de recibir otra inyección.

Primer ciclo de rotación: Sección superior izquierda de cada área

Segundo ciclo de rotación: Sección inferior derecha de cada área

Tercer ciclo de rotación: Sección central izquierda de cada área

Cuarto ciclo de rotación: Sección superior derecha de cada área

Quinto ciclo de rotación: Sección inferior izquierda de cada área

Sexto ciclo de rotación: Sección central derecha de cada área

PARTE III: CALENDARIO PARA LA ADMINISTRACIÓN DE BETAFERON

Instrucciones para controlar los lugares y las fechas de inyección

Comience con su primera inyección.

Seleccione un sitio de inyección. Si usted ya ha estado utilizando Betaferon, comience con un área que no haya sido utilizada durante el último ciclo de rotación, es decir, en los últimos 16 días.

Después de la inyección, rellene el lugar de inyección y la fecha en el “Calendario para la administración” (ver el ejemplo en: “Instrucciones para controlar los lugares y las fechas de inyección”).

CALENDARIO DE ROTACIÓN:

 

 

 

A 10-15 cm del

 

 

 

hombro

 

 

 

 

 

ÁREA 1

 

 

 

Brazo derecho

A 10-15 cm

 

(parte alta posterior)

del codo

 

 

 

5 cm

 

ÁREA 3

 

Parte derecha del

 

abdomen (unos 5 cm a

A 10-15 cm

la derecha del

ombligo)

de la ingle

 

 

 

 

 

ÁREA 5

 

 

Muslo derecho

 

A 10-15 cm de la rodilla

Línea media de la pierna

ÁREA 8

Nalga izquierda

ÁREA 2

Brazo izquierdo (parte alta posterior)

ÁREA 4

Parte izquierda del abdomen (unos 5 cm a la izquierda del ombligo)

ÁREA 6

Muslo izquierdo

ÁREA 7

Nalga derecha

EJEMPLO DE CALENDARIO PARA LA ADMINISTRACIÓN:

 

Mantenga un registro de los lugares y fechas de las inyecciones

Brazo derecho

A 10-15 cm del hombro

Brazo izquierdo

 

A 10-15 cm

 

 

del codo

 

Parte derecha del abdomen

Parte izquierda del abdomen

 

5 cm.

 

 

A 10-15 cm

Muslo izquierdo

Muslo derecho

de la ingle

 

A 10-15 cm de

 

 

la rodilla

 

 

media de la pierna

 

 

Línea

 

Nalga izquierda

 

Nalga derecha

 

 

Prospecto: información para el usuario

Betaferon 250 microgramos/ml, polvo y disolvente para solución inyectable interferón beta-1b

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a usar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

-Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.

-Si tiene alguna duda, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero.

-Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.

-Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto:

1.Qué es Betaferon y para qué se utiliza

2.Qué necesita saber antes de empezar a usar Betaferon

3.Cómo usar Betaferon

4.Posibles efectos adversos

5.Conservación de Betaferon

6. Contenido del envase e información adicional Anexo – procedimiento para la autoinyección

1. Qué es Betaferon y para qué se utiliza

Qué es Betaferon

Betaferon es un tipo de medicamento conocido como interferón, utilizado en el tratamiento de la esclerosis múltiple. Los interferones son proteínas producidas por el organismo que le ayudan a combatir contra los ataques al sistema inmunitario, tales como las infecciones víricas.

Cómo actúa Betaferon

La esclerosis múltiple (EM) es un trastorno crónico que afecta al sistema nervioso central (SNC), en particular al funcionamiento del cerebro y de la médula espinal. En la EM, la inflamación destruye la cubierta protectora (llamada mielina) que envuelve los nervios del SNC e impide que los nervios funcionen correctamente. A esto se le llama desmielinización.

La causa exacta de la EM se desconoce. Se piensa que en el proceso que daña el SNC juega un papel importante la aparición de una respuesta anormal por parte del sistema inmunitario.

El daño al SNC puede ocurrir durante un ataque de EM (recaída). Puede causar una incapacidad temporal, como dificultad para caminar. Los síntomas pueden desaparecer completa o parcialmente. Se ha demostrado que el interferón beta-1b cambia la respuesta del sistema inmunitario y contribuye a reducir la actividad de la enfermedad.

Cómo ayuda Betaferon a combatir su enfermedad

Episodio clínico único, sugestivo de un alto riesgo de desarrollo de esclerosis múltiple: Se ha demostrado que Betaferon retrasa la progresión hacia una esclerosis múltiple definida.

Esclerosis múltiple remitente-recidivante: Las personas con EM remitente-recidivante tienen ataques ocasionales o recaídas, durante las cuales los síntomas empeoran considerablemente.

Betaferon ha demostrado reducir el número de ataques y hacerlos menos graves, reduce el número de estancias hospitalarias debidas a la enfermedad y prolonga el tiempo sin recaídas.

Esclerosis múltiple secundaria y progresiva: En algunos casos, las personas con EM remitente y recidivante notan que sus síntomas aumentan y progresan hacia otra forma de EM, llamada EM secundaria progresiva. Con ésta, las personas se sienten cada vez más discapacitadas, tengan o no recaídas. Betaferon puede reducir el número y la gravedad de los ataques, y retrasar la progresión de la discapacidad.

Para qué se utiliza Betaferon

Betaferon es para uso en pacientes

Que han sufrido síntomas por primera vez, e indiquen un alto riesgo de desarrollar esclerosis múltiple. Su médico descartará otras causas que pudieran explicar estos síntomas antes de administrarle el tratamiento.

Que sufren esclerosis múltiple remitente y recidivante, con la aparición de al menos dos recaídas en los dos años anteriores.

Que sufren esclerosis múltiple secundaria progresiva, con enfermedad activa demostrada por la aparición de recaídas.

2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Betaferon

No use Betaferon:

Si está embarazada. No debe iniciar el tratamiento con Betaferon (ver “Embarazo”).

Si es alérgico (hipersensible) al interferón beta natural o recombinante, a la albúmina humana o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).

Si padece actualmente depresión grave y/o ideas suicidas (ver también “Advertencias y precauciones” y sección 4. “Posibles efectos adversos”).

Si tiene una enfermedad hepática grave (ver “Advertencias y precauciones”, “Uso de Betaferon con otros medicamentos” y sección 4. “Posibles efectos adversos”).

Informe a su médico si alguna de las situaciones anteriores es de aplicación en su caso.

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico antes de empezar a usar Betaferon:

Si padece gammapatía monoclonal. Ésta es una enfermedad del sistema inmunitario en la que se encuentra una proteína anómala en la sangre. Pueden aparecer problemas en los vasos sanguíneos de menor tamaño (capilares) al utilizar medicamentos como Betaferon

(síndrome de extravasación capilar sistémica). Esto puede llegar a originar un shock (colapso) e incluso ser mortal.

Si ha tenido o tiene depresión, o anteriormente ha tenido ideas de suicidio. Su médico le vigilará de cerca durante el tratamiento. Si su depresión y/o ideas suicidas son graves, no se le recetará Betaferon (ver también “No use Betaferon”).

Si ha sufrido convulsiones en alguna ocasión, o si está usando medicamentos para tratar la epilepsia (antiepilépticos), su médico vigilará atentamente su tratamiento (ver también “Uso de Betaferon con otros medicamentos” y sección 4. “Posibles efectos adversos”).

Si tiene problemas graves de riñón, su médico puede vigilar su función renal durante el tratamiento.

Su médico también debe conocer las siguientes circunstancias mientras está usando Betaferon:

-Si presenta síntomas tales como picor por todo el cuerpo, hinchazón de la cara y/o la lengua o dificultad respiratoria repentina. Pueden ser síntomas de una reacción alérgica grave (hipersensibilidad), que podría convertirse en mortal.

-Si se siente considerablemente más triste o desesperanzado que antes de iniciar el tratamiento con Betaferon, o si tiene ideas de suicidio. Si se deprime mientras está en tratamiento con Betaferon, puede que necesite tratamiento especial, y su médico le vigilará de cerca y puede considerar también interrumpir su tratamiento. Si padece depresión grave y/o ideas suicidas, no será tratado con Betaferon (ver también “No use Betaferon”).

-Si nota que le salen cardenales con facilidad, que sangra demasiado cuando tiene heridas, o que contrae muchas infecciones. Pueden ser síntomas de un descenso del recuento de células sanguíneas o del número de plaquetas de la sangre (células que contribuyen a la coagulación de la sangre). Puede necesitar un seguimiento más estrecho por parte de su médico.

-Si tiene pérdida de apetito, fatiga, mareos (náuseas), vómitos repetidos, especialmente si nota picor difuso, la aparición de un color amarillento en la piel o en la parte blanca de los ojos, o que le salen cardenales fácilmente. Estos síntomas pueden indicar problemas con su hígado. En algunos estudios clínicos se han observado cambios en los valores de la función del hígado en pacientes tratados con Betaferon. Al igual que con otros interferones beta, en raras ocasiones se ha comunicado daño hepático grave, incluso casos de insuficiencia hepática, en los pacientes que se tratan con Betaferon. Los más graves se comunicaron en pacientes que tomaban otros medicamentos o que padecían enfermedades que pueden afectar al hígado (p. ej., abuso del alcohol, infección grave).

-Si presenta síntomas como irregularidades en los latidos de su corazón o hinchazón en los tobillos o en las piernas, o dificultad respiratoria. Esto puede indicar una enfermedad del músculo del corazón (miocardiopatía), que se ha comunicado en raras ocasiones en pacientes que usaban Betaferon.

-Si nota dolor en el vientre que irradia hacia la espalda, o si se marea o tiene fiebre. Esto puede indicar una inflamación del páncreas (pancreatitis), que se ha comunicado con el uso de Betaferon. Esto se asocia con frecuencia a un aumento de ciertas grasas en la sangre

(triglicéridos).

Interrumpa el uso de Betaferon e informe a su médico inmediatamente si le ocurre cualquiera de ellos.

Otras cosas a tener en cuenta al usar Betaferon

Será necesario un análisis de sangre para medir el número de sus células sanguíneas, la bioquímica de la sangre y las enzimas hepáticas. Esto se hará antes de que comience a usar

Betaferon, regularmente después de haber iniciado el tratamiento con Betaferon y periódicamente mientras sigue con él, incluso si no tiene síntomas específicos. Estos análisis de sangre se harán además de los análisis que se realizan normalmente para vigilar su EM.

Si tiene una enfermedad cardiaca, los síntomas de tipo gripal, que con frecuencia ocurren al inicio del tratamiento, pueden suponer una sobrecarga para usted. Betaferon debe usarse con precaución, y su médico vigilará un posible empeoramiento de su patología cardiaca, sobre todo al inicio del tratamiento. Betaferon por sí mismo no afecta al corazón directamente.

Se le realizará una comprobación de la función de la glándula tiroides, regularmente o siempre que su médico lo considere necesario por otros motivos.

Betaferon contiene albúmina humana y, por lo tanto, conlleva un riesgo potencial de transmisión de enfermedades víricas. No se puede descartar un riesgo de transmisión de la enfermedad de Creutzfeld-Jacob (ECJ).

Durante el tratamiento con Betaferon, su organismo puede producir sustancias llamadas anticuerpos neutralizantes, los cuales pueden reaccionar con Betaferon (actividad neutralizante). No está claro si estos anticuerpos neutralizantes reducen la eficacia del tratamiento. Los anticuerpos neutralizantes no se producen en todos los pacientes. Actualmente no es posible predecir qué pacientes pertenecen a este grupo.

Durante el tratamiento con Betaferon pueden aparecer problemas de riñón que pueden afectar a su función renal, incluido cicatrización (glomeruloesclerosis). Su médico podrá realizar pruebas para comprobar su función renal.

Durante el tratamiento, se pueden formar coágulos de sangre en los vasos sanguíneos pequeños. Estos coágulos podrían afectar a sus riñones. Esto puede ocurrir tras varias semanas o varios años después de comenzar el tratamiento con Betaferon. Su médico posiblemente quiera realizar controles de su tensión arterial, sangre (recuento de plaquetas) y función renal.

Reacciones en el lugar de la inyección

Durante el tratamiento con Betaferon, es probable que presente reacciones en el lugar de la inyección. Los síntomas consisten en enrojecimiento, hinchazón, cambio en el color de la piel, inflamación, dolor e hipersensibilidad. Con menos frecuencia, se observan lesiones en la piel y daño del tejido (necrosis) alrededor del lugar de la inyección. Las reacciones en el lugar de la inyección suelen volverse menos frecuentes con el tiempo.

Las lesiones en la piel y el daño tisular pueden dar como resultado la formación de cicatrices. Si éstas son graves, un médico puede tener que realizar una eliminación de materia extraña y tejido muerto (desbridamiento) y, con menor frecuencia, un injerto de piel, pudiendo tardar la curación hasta seis meses.

Para reducir el riesgo de tener una reacción en el lugar de la inyección debe:

Usar una técnica de inyección estéril (aséptica).

Hacer una rotación de los lugares de la inyección con cada inyección (ver Anexo “Procedimiento para la autoinyección”, Parte II, en la segunda parte de este prospecto).

Las reacciones en el lugar de la inyección pueden ocurrir con menos frecuencia, si utiliza un dispositivo autoinyector. Su médico o enfermero puede informarle acerca de esto.

Si sufre una rotura de la piel, la cual puede estar asociada a hinchazón o pérdida de líquido por el lugar de inyección:

Interrumpa las inyecciones con Betaferon e informe a su médico.

Si presenta un único lugar de inyección ulcerado (lesión) y la destrucción del tejido (necrosis) no es demasiado extensa, puede continuar usando Betaferon.

Si presenta más de un lugar de inyección ulcerado (lesiones múltiples), debe dejar de usar Betaferon hasta que su piel se haya recuperado.

Su médico comprobará regularmente la manera en que usted se autoinyecta, sobre todo si ha experimentado reacciones en el lugar de inyección.

Niños y adolescentes:

No se han realizado ensayos clínicos formales en niños o adolescentes.

Sin embargo, se dispone de algunos datos en niños y adolescentes de 12 a 16 años. Estos datos sugieren que el perfil de seguridad de dicha edad es el mismo que el de los adultos en cuanto a la administración de 8,0 millones de UI de Betaferon bajo la piel en días alternos. No hay información sobre el uso de Betaferon en niños menores de 12 años. Por lo tanto, Betaferon no debe utilizarse en esta población.

Uso de Betaferon con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o podría tener que utilizar cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta.

No se han llevado a cabo estudios de interacción formales para averiguar si Betaferon afecta a otros medicamentos o es afectado por ellos.

No se recomienda el uso de Betaferon con otros medicamentos que modifican la respuesta del sistema inmunitario, excepto los medicamentos antiinflamatorios llamados corticosteroides o la hormona adrenocorticotrópica (ACTH).

Betaferon debe utilizarse con precaución con:

-Medicamentos que necesitan un determinado sistema enzimático hepático para su eliminación del organismo (conocido como sistema citocromo P450), por ejemplo, los medicamentos usados para tratar la epilepsia (como la fenitoína).

-Medicamentos que afectan a la producción de las células sanguíneas.

Uso de Betaferon con alimentos y bebidas

Betaferon se inyecta bajo de la piel, por lo que no se considera que ninguna comida o bebida que consuma tenga algún efecto sobre Betaferon.

Embarazo y lactancia

Embarazo

Si se puede quedar embarazada, use medidas anticonceptivas adecuadas mientras sigue el tratamiento con Betaferon.

Si está embarazada o cree que podría estarlo, informe a su médico. El tratamiento con Betaferon no se debe iniciar si está embarazada (ver también “No use Betaferon”).

Si desea quedarse embarazada, debe discutir esto primero con el médico.

Si se queda embarazada mientras utiliza Betaferon, debe suspender el tratamiento y contactar con su médico inmediatamente. Su médico, junto con usted, decidirá si su tratamiento con Betaferon continuará o no.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Lactancia

Se desconoce si el interferón beta-1b pasa a la leche materna humana. Sin embargo, teóricamente sería posible que Betaferon cause efectos adversos graves en un lactante,

Coméntelo primero con su médico para decidir si interrumpe la lactancia natural o deja de utilizar Betaferon.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Conducción y uso de máquinas

Betaferon puede causar efectos adversos en el sistema nervioso central (ver sección 4. “Posibles efectos adversos”). Si es especialmente sensible, esto puede influir sobre su capacidad para conducir o utilizar máquinas.

Betaferon contiene manitol y albúmina humana

Entre los componentes inactivos de Betaferon hay pequeñas cantidades de manitol, un azúcar natural, y de albúmina humana, una proteína. Si usted es alérgico (hipersensible) a cualquiera de los componentes o si se vuelve hipersensible, no debe usar Betaferon.

3. Cómo usar Betaferon

El tratamiento con Betaferon debe iniciarse bajo la supervisión de un médico con experiencia en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico, farmacéutico o enfermero.

La dosis recomendada es:

En días alternos (una vez cada dos días) 1,0 ml de la solución preparada se inyecta bajo la piel (por vía subcutánea) (ver el Anexo “Procedimiento para la autoinyección” en la segunda parte de este prospecto). Esto equivale a 250 microgramos (8,0 millones de UI) de interferón beta-1b.

Cuando se comienza el tratamiento con Betaferon, se tolerará mejor si se inicia con una dosis y se va aumentando gradualmente, i.e. comenzando con sólo 0,25 ml de la medicación y a continuación aumentar, después de tres inyecciones, primero hasta 0,5 ml, después hasta 0,75 ml y finalmente hasta la dosis completa (1 ml) de Betaferon.

Su médico puede decidir, con usted, cambiar el intervalo de tiempo entre aumentos de la dosis, dependiendo de los efectos adversos que pueda sufrir al inicio del tratamiento. Para aumentar fácilmente la dosificación durante las primeras 12 inyecciones, puede que le proporcionen un envase especial para escalado que contiene cuatro envases en diferentes colores que incluyen unas jeringas con marcas especiales y un ‘prospecto introductorio para el envase para escalado de dosis’ con instrucciones detalladas.

Preparación de la inyección

Antes de la inyección, se prepara la solución para inyección de Betaferon a partir de un vial de Betaferon polvo y 1,2 ml de líquido de una de las jeringas precargadas de disolvente. Esto lo hará su médico o enfermero, incluso usted mismo, una vez que se le haya instruido de manera cuidadosa en la técnica. Para más información sobre cómo se prepara la solución inyectable de Betaferon ver Anexo “Procedimiento para la autoinyección”, Parte I.

Se incluyen instrucciones detalladas para la autoinyección de Betaferon debajo de la piel en la Parte IE del Anexo “Procedimiento para la autoinyección”.

Hay que cambiar el lugar de inyección regularmente. Ver sección 2. “Advertencias y precauciones” y seguir las instrucciones que se indican en la Parte II “Rotación de los lugares de inyección” y Parte III (Calendario para la administración de Betaferon) del Anexo “Procedimiento para la autoinyección”.

Duración del tratamiento

A día de hoy, no se conoce durante cuánto tiempo debe ser tratado el paciente. La duración del tratamiento debe decidirla el médico junto con usted.

Si usa más Betaferon del que debe

La administración de dosis de Betaferon muy superiores a las recomendadas para la esclerosis múltiple no ha dado lugar a situaciones que ponen en peligro la vida.

Informe a su médico si se ha inyectado demasiado Betaferon o si lo ha inyectado con demasiada frecuencia.

Si olvidó usar Betaferon

Si ha olvidado administrarse una inyección en el horario previsto, hágalo tan pronto como sea posible y continúe con la siguiente, 48 horas más tarde.

No inyecte una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

Si interrumpe el tratamiento con Betaferon

Hable con su médico si interrumpe o desea interrumpir el tratamiento. Se desconoce si la interrupción de Betaferon causa síntomas agudos de abstinencia.

► Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico, farmacéutico o enfermero.

4. Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Betaferon puede causar efectos adversos graves. Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico, farmacéutico o enfermero.

Informe a su médico inmediatamente e interrumpa el uso de Betaferon:

-Si experimenta síntomas tales como picor por todo el cuerpo, hinchazón de la cara y/o la lengua, o dificultad respiratoria repentina.

-Si se siente considerablemente más triste o desesperanzado que antes de iniciar el tratamiento con Betaferon, o si tiene ideas de suicidio.

-Si nota que le salen cardenales con facilidad, que sangra demasiado cuando tiene heridas, o contrae muchas infecciones.

-Si tiene pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos repetidos, especialmente si nota picor difuso, la aparición de un color amarillento en la piel o en la parte blanca de los ojos, o que salgan cardenales fácilmente.

-Si presenta síntomas como irregularidades en los latidos de su corazón o hinchazón en los tobillos o las piernas, o dificultad respiratoria.

-Si nota dolor en el vientre que irradia hacia la espalda, o si se marea o tiene fiebre.

Informe a su médico inmediatamente:

-Si usted tiene alguno o todos estos síntomas: orina espumosa, fatiga, hinchazón, sobre todo en los tobillos y en los párpados, y aumento de peso, ya que pueden ser signos de un posible problema de riñón.

Al iniciar el tratamiento son habituales los efectos adversos, pero en general disminuyen al seguir con él.

Los efectos adversos más frecuentes son:

Un complejo de síntomas de tipo gripal, como fiebre, escalofríos, dolor en las articulaciones, malestar, sudores, dolor de cabeza o dolor muscular. Estos síntomas se pueden reducir tomando paracetamol o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno

Reacciones en el lugar de inyección. Los síntomas pueden ser enrojecimiento, hinchazón, pigmentación, inflamación, dolor, hipersensibilidad, o daño tisular (necrosis). Ver “Advertencias y precauciones” en la sección 2 para más información y qué hacer si sufre una reacción en el lugar de la inyección. Éstas se pueden reducir mediante el uso de un dispositivo autoinyector. Hable con su médico, farmacéutico o enfermero para información adicional.

Para reducir los efectos adversos al inicio del tratamiento, su médico debe comenzar con una dosis baja de Betaferon y aumentarla gradualmente (ver sección 3. “Cómo usar Betaferon”).

La lista de efectos adversos que se encuentran a continuación se basa en las comunicaciones de los ensayos clínicos con Betaferon (Tabla 1) y en los efectos adversos comunicados del medicamento comercializado (Tabla 2).

Tabla 1: Efectos adversos muy frecuentes que han ocurrido en los ensayos clínicos con Betaferon (en al menos el 10% de los casos) y en un porcentaje mayor al que se observó con placebo. La tabla también incluye los efectos adversos que ocurrieron en menos del 10% pero se asociaron significativamente al tratamiento.

-infección, absceso

-número reducido de glóbulos blancos, hinchazón de los ganglios linfáticos (linfadenopatía)

-disminución de la glucosa en la sangre (hipoglucemia)

-depresión, ansiedad

-dolor de cabeza, mareos, insomnio, migraña, sensación de entumecimiento u hormigueo

(parestesia)

-inflamación de los ojos (conjuntivitis), visión anormal

-dolor de oído

-latidos del corazón más rápidos e irregulares o palpitaciones (palpitación)

-enrojecimiento y/o eritema facial debido a la dilatación de los vasos sanguíneos (vasodilatación), aumento de la presión arterial (hipertensión)

-goteo nasal, tos, ronquera debido a infección de las vías respiratorias altas, sinusitis, aumento de la tos, dificultad respiratoria (disnea)

-diarrea, estreñimiento, náuseas, vómitos, dolor abdominal

-aumentos en los niveles en sangre de las enzimas hepáticas que se revelan en análisis de sangre

-trastorno de la piel, erupción cutánea

-rigidez muscular (hipertonía), dolor muscular (mialgia), debilidad muscular (miastenia), dolor de espalda, dolor en las extremidades como en los dedos de las manos y los pies

-dificultad para orinar (retención urinaria), aparición de proteínas en la orina, (se revelará en el análisis de orina), frecuencia urinaria, incapacidad para retener la orina (incontinencia urinaria), urgencia urinaria

-reglas dolorosas (dismenorrea), trastorno menstrual, hemorragia uterina abundante (metrorragia), especialmente entre periodos menstruales, impotencia

-reacciones en el lugar de inyección (entre las que están enrojecimiento, hinchazón, pigmentación, inflamación, dolor, reacción alérgica (hipersensibilidad), lesiones en la piel y daño del tejido (necrosis) en el lugar de inyección (ver sección 2. “Advertencias y precauciones”)

-síntomas de tipo gripal, fiebre, dolor, dolor en el pecho, acumulación de líquidos en el brazo, la pierna o la cara (edema periférico), falta/pérdida de fuerza (astenia), escalofríos, sudoración, malestar

Además, se han identificado los siguientes efectos adversos durante la etapa posterior a la comercialización.

Tabla 2: Efectos adversos del producto comercializado (a partir de la comunicación espontánea, frecuencias – en los casos en los que se conocen - basadas en los ensayos clínicos)

Muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 pacientes):

-dolor en las articulaciones (artralgia)

Frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 pacientes):

-puede disminuir el número de los glóbulos rojos en la sangre (anemia)

-la glándula tiroides no funciona correctamente (produce poca hormona) (hipotiroidismo)

-aumento o pérdida de peso

-confusión

-latidos cardiacos anormalmente rápidos (taquicardia)

-puede aumentar un pigmento amarillo rojizo (bilirrubina) producido por el hígado (esto se revelará en los análisis de sangre)

-manchas cutáneas o membranas mucosas elevadas, edematosas y que suelen picar (urticaria)

-picor (prurito)

-caída del cabello (alopecia)

-trastornos menstruales (menorragia)

Poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 pacientes):

-puede disminuir el número de plaquetas (que contribuyen a que la sangre coagule)

(trombocitopenia)

-puede aumentar una fracción de las grasas en la sangre (triglicéridos) (esto se revelará en el análisis de sangre), ver sección 2. “Advertencias y precauciones”

-intento de suicidio

-inestabilidad emocional

-convulsiones

-puede aumentar una enzima específica del hígado (gamma GT) producida por el hígado (esto se revelará en el análisis de sangre)

-inflamación del hígado (hepatitis)

-pigmentación de la piel

Raros (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 pacientes):

-reacciones alérgicas graves (anafilácticas)

-la glándula tiroides no funciona correctamente (trastornos tiroideos), produce demasiada hormona (hipertiroidismo)

-inflamación del páncreas (pancreatitis), ver sección 2. “Advertencias y precauciones”

-Coágulos de sangre en los vasos sanguíneos pequeños que pueden afectar a sus riñones (púrpura trombótica trombocitopénica o síndrome urémico hemolítico). Los síntomas pueden incluir un aumento de moratones, sangrado, fiebre, debilidad extrema, dolor de cabeza, mareos o aturdimiento. Su médico puede encontrar alteraciones en su sangre y en la función renal.

Efectos adversos identificados únicamente durante la post-comercialización:

-problemas de riñón, incluido cicatrización (glomeruloesclerosis) que puede reducir su función renal, poco frecuente.

-pérdida importante del apetito que produce pérdida de peso (anorexia), raro

-enfermedad del músculo del corazón (miocardiopatía), raro

-dificultad respiratoria repentina (broncoespasmo), raro

-el hígado no funciona correctamente (lesión hepática (incluida hepatitis), insuficiencia hepática), raro

-pueden producirse problemas con los vasos sanguíneos de pequeño calibre cuando se usan medicamentos como Betaferon (síndrome de fuga capilar sistémica), frecuencia desconocida

-erupción cutánea, enrojecimiento facial, dolor en las articulaciones, debilidad y otros síntomas causados por el medicamento (lupus eritematoso inducido por medicamentos), frecuencia no conocida

-estrechamiento importante de los vasos sanguíneos de los pulmones que provoca un aumento de la presión en los vasos sanguíneos que transportan la sangre del corazón a los pulmones (hipertensión arterial pulmonar) frecuencia desconocida. La hipertensión arterial pulmonar se comunicó en distintos momentos, incluso varios años después del inicio del tratamiento con Betaferon.

Comunicación de efectos adversos

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

5. Conservación de Betaferon

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

No conservar a temperatura superior a 25ºC. No congelar.

    Medicamentos con receta enumerados en la lista. Código ATC: "L03AB08"

  • Extavia - L03AB08

Debe usar inmediatamente la solución tras su preparación. No obstante, si no le es posible hacerlo, estará en buenas condiciones de uso durante 3 horas, si se conserva entre 2 y 8ºC (en una nevera).

No utilice Betaferon si observa que contiene partículas o presenta alguna coloración.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

6. Contenido del envase e información adicional

Composición de Betaferon

El principio activo es interferón beta-1b, 250 microgramos por mililitro reconstituido

Los demás componentes son

En el polvo: manitol y albúmina humana.

En el disolvente: (solución de cloruro sódico con 5,4 mg/ml (0,54% p/v)): cloruro sódico, agua para preparaciones inyectables.

El polvo de Betaferon se suministra en un vial de 3 mililitros que contiene 300 microgramos (9,6 millones de UI) de interferón beta-1b por vial. Después de la reconstitución, cada mililitro contiene 250 microgramos (8,0 millones de UI) de interferón beta-1b.

El disolvente para Betaferon se suministra en una jeringa precargada de 2,25 mililitros y contiene 1,2 mililitros de una solución de cloruro sódico con 5,4 mg/ml (0,54% p/v).

Aspecto del producto y contenido del envase

Betaferon es un polvo estéril blanco o casi blanco para solución para inyección.

Betaferon se suministra en:

envase multidosis con 5 envases individuales, cada uno de los cuales contiene 1 vial con polvo, 1 jeringa precargada con el disolvente, 1 adaptador para el vial con aguja y 2 toallitas con alcohol, o

envase multidosis con 12 envases individuales, cada uno de los cuales contiene 1 vial con polvo, 1 jeringa precargada con el disolvente, 1 adaptador para el vial con aguja y 2 toallitas con alcohol, o

envase multidosis con 14 envases individuales, cada uno de los cuales contiene 1 vial con polvo, 1 jeringa precargada con el disolvente, 1 adaptador para el vial con aguja y 2 toallitas con alcohol, o

envase multidosis con 15 envases individuales, cada uno de los cuales contiene 1 vial con polvo, 1 jeringa precargada con el disolvente, 1 adaptador para el vial con aguja y 2 toallitas con alcohol, o

envases para 2 meses con 2 x 14 envases individuales, cada uno de los cuales contiene 1 vial con polvo, 1 jeringa precargada con disolvente, 1 adaptador para el vial con aguja y 2 toallitas con alcohol, o

envases para 3 meses con 3 x 15 envases individuales, cada uno de los cuales contiene 1 vial con polvo, 1 jeringa precargada con disolvente, 1 adaptador para el vial con aguja y 2 toallitas con alcohol, o

envases para 3 meses con 3 x 14 envases individuales, cada uno de los cuales contiene 1 vial con polvo, 1 jeringa precargada con disolvente, 1 adaptador para el vial con aguja y 2 toallitas con alcohol, o

envase para escalado de dosis para las primeras 12 inyecciones que contiene 4 envases triples, cada uno de los cuales contiene 3 viales con polvo, 3 jeringas precargadas con disolvente, 3 adaptadores para el vial con aguja y 6 toallitas con alcohol

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación

Titular de la autorización de comercialización Bayer AG

51368 Leverkusen Alemania

Responsable de la fabricación Bayer AG

Müllerstraße 178 13353 Berlin Alemania

Pueden solicitar más información respecto a este medicamento dirigiéndose al representante local del titular de la autorización de comercialización:

België / Belgique / Belgien

Lietuva

Bayer SA-NV

UAB Bayer

Tél/Tel: +32-(0)2-535 63 11

Tel. +370 5 23 36 868

България

Luxembourg / Luxemburg

Байер България ЕООД

Bayer SA-NV

Тел. +359 02 81 401 01

Tél/Tel: +32-(0)2-535 63 11

Česká republika

Magyarország

Bayer s.r.o.

Bayer Hungária Kft.

Tel: +420 266 101 111

Tel.:+36-14 87-41 00

Danmark

Malta

Bayer A/S

Alfred Gera and Sons Ltd.

Tlf: +45-45 23 50 00

Tel: +356-21 44 62 05

Deutschland

Nederland

Bayer Vital GmbH

Bayer B.V.

Tel: +49-(0)214-30 513 48

Tel: +31-(0)297-28 06 66

Eesti

Norge

Bayer OÜ

Bayer AS

Tel: +372 655 85 65

Tlf. +47 23 13 05 00

Ελλάδα

Österreich

Bayer Ελλάς ΑΒΕΕ

Bayer Austria Ges. m. b. H.

Τηλ:+30 210 618 75 00

España

Polska

Bayer Hispania S.L.

Bayer Sp. z o.o.

Tel: +34-93-495 65 00

Tel.: +48-22-572 35 00

France

Portugal

Bayer HealthCare

Bayer Portugal, Lda.

Tél (N° vert): +33-(0)800 87 54 54

Tel: +351-21-416 42 00

Hrvatska

România

Bayer d.o.o.

SC Bayer SRL

Tel: + 385-(0)1-6599 900

Tel: +40 21 528 59 00

Ireland

Slovenija

Bayer Limited

Bayer d. o. o.

Tel: +353 1 299 93 13

Tel.: +386-(0)1-58 14 400

Ísland

Slovenská republika

Icepharma hf.

Bayer, spol. s r.o.

Sími: +354 540 80 00

Tel: +421 2 59 21 31 11

Italia

Suomi/Finland

Bayer S.p.A.

Bayer Oy

Tel: +39-02-397 81

Puh/Tel: +358-20 785 21

Κύπρος

Sverige

NOVAGEM Limited

Bayer AB

Τηλ: +357 22 48 38 58

Tel: +46-(0)8-580 223 00

Latvija

United Kingdom

SIA Bayer

Bayer plc

Tel: +371 67 84 55 63

Tel: +44 (0)1 635-56 30 00

Fecha de la última revisión de este prospecto:

Otras fuentes de información

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea de Medicamentos: http://www.ema.europa.eu.

Anexo: PROCEDIMIENTO PARA LA AUTOINYECCIÓN

Su médico le ha recetado Betaferon para tratar su EM. Tolerará mejor Betaferon si comienza con una dosis baja y va aumentándola gradualmente hasta la dosis estándar completa (ver la primera parte de este prospecto, sección 3. “Cómo usar Betaferon”). Para aumentar fácilmente la dosificación durante las primeras 12 inyecciones, puede que le proporcionen un envase especial para escalado de dosis, que presenta cuatro envases triples en diferentes colores que incluyen unas jeringas con marcas especiales y un ‘Prospecto introductorio para el envase para escalado de dosis’ con instrucciones detalladas. Las jeringas en este envase para escalado de dosis están marcadas de acuerdo con las dosis correspondientes (0,25; 0,5; 0,75 o 1,0 ml).

Las siguientes instrucciones e ilustraciones tienen por objeto explicar cómo debe preparar la inyección de Betaferon y cómo debe proceder para inyectársela usted mismo. Lea cuidadosamente las instrucciones y sígalas paso a paso. Su médico o enfermero le instruirá y adiestrará en el procedimiento y técnica de autoadministración. No intente la autoadministración hasta estar seguro de haber comprendido cómo ha de preparar la solución para inyección y cómo ha de inyectársela.

PARTE I: INSTRUCCIONES PASO A PASO

Las instrucciones incluyen los siguientes pasos principales:

A. Consejos generales

B. Preparándose para inyectar.

C. Reconstitución de la solución paso a paso.

D. Preparación de la inyección.

E. Realización de la inyección

F. Revisión rápida del proceso.

A)Consejos generales

¡Empiece bien!

Comprobará que en unas pocas semanas el tratamiento formará parte de su vida. Para empezar, lo siguiente le puede ayudar:

-Tenga preparada permanentemente una zona apropiada en casa, fuera de la vista y del alcance de los niños, en donde le sea fácil encontrar Betaferon y los demás utensilios.

Consulte las condiciones de conservación en la sección 5 del prospecto: “Conservación de Betaferon” en la primera parte de este prospecto.

-Intente inyectarse siempre a la misma hora, ya que así le será más fácil recordarlo y reservarse un periodo de tiempo en que no le interrumpan.

-Prepare cada dosis sólo cuando esté listo para inyectarse, ya que debe inyectarse inmediatamente después de reconstituir Betaferon (si no usa inmediatamente Betaferon, consulte la sección 5 en la primera parte de este prospecto: “Conservación de Betaferon”).

Consejos importantes que debe tener en cuenta

-Sea constante. Use Betaferon tal como se describe en la sección 3, en la primera parte de este prospecto: “Cómo usar Betaferon”. Compruebe siempre dos veces la dosis preparada.

-Mantenga el contenedor en el que elimina las jeringas y las propias jeringas fuera de la vista y del alcance de los niños. Cierre el material bajo llave, si es posible

-No reutilice nunca ni las jeringas ni las agujas

-Use siempre una técnica estéril (aséptica), como se describe a continuación

-Deseche siempre las jeringas usadas sólo en el contenedor apropiado

B)Preparándose para inyectar

¿Cómo elegir el lugar para la inyección?

Antes de preparar la inyección de Betaferon, decida dónde se va a inyectar. Debe inyectar Betaferon en la capa grasa entre la piel y el músculo (es decir, en el tejido subcutáneo, entre 8 y 12 mm por debajo de la piel). Los mejores lugares para la inyección son aquellos en los que la piel es blanda y suave, y lejos de las articulaciones, los nervios o los huesos, por ejemplo, el abdomen, el brazo, el muslo o las nalgas.

Importante: No se inyecte en zonas en las que usted perciba bultos, hematomas, nódulos firmes, dolor, o una zona en la cual la piel esté decolorada, deprimida, con costra, o con una rotura abierta. Hable con su médico o enfermero acerca de éstas u otras condiciones poco usuales que pueda hallar.

Debe rotar el lugar de inyección cada vez que se inyecte. Si alguna zona es demasiado difícil de alcanzar, es posible que algún familiar o amigo tenga que ayudarle a administrarse las inyecciones. Siga la secuencia que se describe en el esquema que se incluye al final del Anexo (ver Parte II “Rotación de los lugares de inyección”) y volverá al primer lugar en que se inyectó después de 8 inyecciones (16 días). En ese tiempo, cada lugar de la inyección se recuperará completamente antes de recibir la siguiente inyección.

Consulte el esquema de rotaciones que se encuentra al final de este Anexo para saber cómo elegir el lugar de inyección. También se incluye un ejemplo de “Calendario para la administración” (ver Anexo Parte III). Con esto tendrá una idea de cómo controlar los lugares y fechas de sus inyecciones.

Comprobación del contenido del envase

En cada envase individual de Betaferon encontrará:

-1 vial de Betaferon (con polvo para solución inyectable)

-1 jeringa precargada con disolvente para Betaferon (solución de cloruro sódico con 5,4 mg/ml (0,54% p/v))

-1 adaptador para el vial con aguja incorporada

-2 toallitas con alcohol para limpiar la piel y el vial

Además necesitará un contenedor de desechos para eliminar las jeringas y las agujas usadas. Utilice un desinfectante adecuado para desinfectar la piel.

Si tiene un envase para escalado de dosis de Betaferon encontrará 4 envases triples en diferentes colores y numerados, cada uno de los cuales contiene:

3 viales de Betaferon (con polvo para solución inyectable)

3 jeringas precargadas con disolvente para el polvo de Betaferon (solución de cloruro sódico 5,4 mg/ml (0,54% p/v)

3 adaptadores para el vial con aguja incorporada

6 toallitas con alcohol para la limpieza de la piel y del vial

Además necesitará un contenedor para las jeringas y agujas usadas.

Utilice un desinfectante adecuado para desinfectar la piel.

Comience con el envase triple amarillo 1 que contiene 3 jeringas con una marca de 0,25 ml, para los días de tratamiento 1, 3 y 5.

Use a continuación el envase triple rojo 2 que contiene 3 jeringas con una marca de 0,5 ml, para los días de tratamiento 7, 9 y 11.

Continúe con el envase triple verde 3 que contiene 3 jeringas con una marca de 0,75 ml, para los días de tratamiento 13, 15 y 17.

Use el envase triple azul 4 que contiene 3 jeringas con una marca de 0,25; 0,5; 0,75 y 1,0 ml, para los días de tratamiento 19, 21 y 23.

C)Reconstitución de la solución, paso a paso

1 - Lávese las manos cuidadosamente con agua y jabón antes de comenzar este proceso.

2 - Abra el vial de Betaferon y póngalo en la mesa. Es mejor usar el pulgar que las uñas, porque se las podría partir.

3 - Limpie la parte superior del vial con una toallita con alcohol, moviéndola sólo en una dirección. Déjela apoyada encima del vial.

4 – Abra el blister que contiene el adaptador para el vial, pero no lo extraiga.

No extraiga el adaptador para el vial del blister en este punto.

No toque el adaptador. Esto es para que se mantenga estéril.

5 – Antes de unir el adaptador retire y deseche la toallita con alcohol y deje reposar el vial sobre una superficie plana.

6 - Sostenga el blister por su superficie exterior y colóquelo sobre el vial. Empuje hacia abajo firmemente hasta que note que encaja en su lugar sobre el vial.

7 - Retire el blister del adaptador para el vial, sujetándolo por los bordes. Ahora está preparado para conectar la jeringa precargada con el disolvente al adaptador para el vial.

8. Sujete la jeringa. ¡Asegúrese de que el capuchón de color naranja está unido firmemente a la jeringa de disolvente! Retire el capuchón girándolo. Deseche el capuchón.

9 - Conecte la jeringa en la apertura lateral del adaptador para el vial, introduciendo el extremo de la jeringa y apretándolo cuidadosamente, girando a la vez en el sentido de las agujas del reloj (ver la flecha). Así conectará correctamente la jeringa.

10 - Sujete la jeringa conectada por la parte inferior del vial. Empuje despacio el émbolo de la jeringa hasta el fondo para hacer pasar todo el disolvente hacia el vial. Suelte el émbolo, que deberá volver a su posición original.

Esto también se aplica al envase para escalado de dosis.

11 – Sin soltar la jeringa conectada, mueva en círculos el vial despacio para disolver todo el polvo seco de Betaferon.

No agite el vial.

12 - Examine la solución, que debe ser incolora (transparente) y no debe tener partículas. Si la solución está coloreada o tiene partículas, deséchela y comience de nuevo utilizando otro envase. Si aparece espuma, lo que puede suceder cuando el vial se agita o se mueve demasiado en círculos, déjelo reposar hasta que desaparezca la espuma.

D)Preparación de la inyección

13 - Si el émbolo ha vuelto a su posición original, empújelo otra vez y sujételo en esa posición. Para preparar la inyección, gire el sistema de modo que el vial quede por encima de la jeringa, con el tapón hacia abajo. De ese modo, la solución puede fluir hacia la jeringa.

Mantenga la jeringa en posición horizontal.

Tire lentamente del émbolo hacia atrás para extraer toda la solución del vial a la jeringa.

Con el envase para escalado de dosis, extraiga la solución solamente hasta la marca en la jeringa:

0,25 ml para las tres primeras inyecciones (el día 1, 3, 5 de tratamiento), ó

0,5 ml para las inyecciones el día 7, 9, 11 del tratamiento, o 0,75 ml para las inyecciones el día 13, 15, 17 del tratamiento.

Deseche el vial con cualquier solución sobrante.

Desde el día 19 se estará inyectando la dosis completa de

1,0 ml.

14 – Tras extraer la solución, gire la jeringa conectada de modo que la aguja apunte hacia arriba. Esto permite que las burbujas de aire se desplacen a la parte superior de la solución.

15 - Elimine las burbujas de aire dando unos golpecitos suaves a la jeringa y empujando el émbolo hasta la marca de 1 ml, o hasta el volumen que le haya prescrito su médico.

Si se está inyectando menos de 1 ml con el envase para escalado de dosis podría no haber burbujas de aire, sin embargo para la inyección de la dosis completa podrían aparecer algunas burbujas de aire. Elimínelas dando golpecitos suaves a la jeringa con el dedo y empujando el émbolo hasta la marca respectiva en la jeringa.

Si, junto con las burbujas de aire, entra demasiada solución al vial, regrese a la posición horizontal (ver figura 13) y tire un poco del émbolo para volver a extraer la solución desde el vial a la jeringa.

16 - A continuación, sostenga el adaptador para el vial azul conectado al vial y sepárelo de la jeringa, girándolo hacia abajo, para retirarlo de la jeringa.

Cuando haga esto, sostenga sólo el adaptador azul de plástico. Mantenga la jeringa en posición horizontal, con el vial por debajo de la jeringa.

Separe el vial y el adaptador de la jeringa para que la solución pueda fluir adecuadamente cuando la inyecte.

17 – Deseche el vial y cualquier cantidad no utilizada de la solución en el contenedor de desechos

18 - Ya está listo para la inyección.

Si, por algún motivo, no puede inyectar el Betaferon inmediatamente, puede guardar la solución reconstituida en la jeringa en la nevera durante 3 horas como máximo antes de su uso. Nunca debe congelarla ni esperar más de 3 horas para inyectarla. Si pasan más de tres horas, deseche la solución reconstituida de Betaferon y prepare una inyección nueva. Cuando use la solución, caliente la jeringa con sus manos antes de la inyección, para evitar el dolor.

E)Realización de la inyección

1 - Elija un área para la inyección (ver consejos al inicio y los diagramas al final de este Anexo) y anótela en su “Calendario para la administración”.

2 - Emplee una toallita con alcohol para limpiar la piel en el lugar de inyección: Deje secar la piel al aire. Tire la toallita.

Utilice un desinfectante adecuado para desinfectar la piel.

3 - Quite el capuchón de la aguja tirando del mismo sin girarlo.

4 - Pellizque suavemente la piel que rodea al punto de inyección previamente desinfectado (para levantarla un poco).

5 - Sujete la jeringa como un lápiz o un dardo; empuje la aguja en la piel manteniéndola recta en un ángulo de 90˚ con un movimiento rápido y sin titubeos. Nota: Betaferon también puede administrarse con un autoinyector.

6 - Inyecte el medicamento, empujando el émbolo con un movimiento lento y constante (presione el émbolo hasta el final hasta que la jeringa quede vacía).

7- Deseche la jeringa y la aguja, depositándolas en el contenedor de desechos.

F)Revisión rápida del proceso

-Saque el contenido necesario para una inyección.

-Conecte el adaptador para el vial al vial.

-Conecte la jeringa al adaptador para el vial.

-Empuje el émbolo de la jeringa, para transferir todo el disolvente hacia el vial.

-Gire el sistema (vial encima de la jeringa) y extraiga la cantidad prescrita de la solución.

-Retire el vial de la jeringa; ahora está preparado para inyectarse.

NOTA: La inyección debe administrarse inmediatamente después de la mezcla (si la inyección se retrasa, refrigere la solución e inyéctela en las siguientes tres horas). No congelar.

PARTE II: ROTACIÓN DE LOS LUGARES DE INYECCIÓN

Debe elegir un nuevo lugar para cada inyección, para permitir a la zona tiempo de recuperación ayudando a prevenir una infección. Se proporciona consejo sobre qué áreas elegir en la primera parte de este Anexo. Es una buena idea conocer dónde se va a aplicar la inyección antes de preparar la jeringa. El esquema mostrado en el diagrama más adelante le ayudará a variar los lugares de forma adecuada. Por ejemplo, adminístrese la primera inyección en el lado derecho del abdomen, elija el lado izquierdo para la segunda inyección, después desplácese hacia el muslo derecho para la tercera, y así a través del diagrama hasta que hayan sido utilizadas todas las zonas apropiadas posibles del cuerpo. Conserve una anotación de dónde y cuándo se inyectó la última vez. Una forma de hacerlo es anotar esta información en el “Calendario para la administración” que se acompaña.

Siguiendo este esquema, volverá usted al lugar inicial (es decir al lado derecho del abdomen) después de 8 inyecciones (16 días). Esto es lo que se conoce como “Ciclo de Rotación”. En nuestro calendario de ejemplo, cada una de las 8 áreas corporales se ha dividido a su vez en 6 lugares de inyección (sumándolos todos, hay 48 lugares en los que administrar las inyecciones), izquierdo y derecho: partes superior, media e inferior de cada área corporal. Cuando vuelva a un área de inyección después de terminar un ciclo de rotación, elija la zona más alejada dentro de esa área. Si aparece alguna úlcera, consulte con su médico o enfermera antes de elegir otros lugares de inyección.

Calendario de rotación:

Para ayudarle a rotar de forma adecuada los lugares de inyección, le recomendamos que rellene un registro con la fecha y el lugar de inyección. Puede usar el siguiente esquema de rotación.

Trabaje cada ciclo de rotación sucesivamente. Cada ciclo será de ocho inyecciones (16 días), administradas desde la primera área hasta la octava área, por turno. Siguiendo esta secuencia, dará a cada área la oportunidad de recuperarse antes de recibir otra inyección.

Primer ciclo de rotación: Sección superior izquierda de cada área

Segundo ciclo de rotación: Sección inferior derecha de cada área

Tercer ciclo de rotación: Sección central izquierda de cada área

Cuarto ciclo de rotación Sección superior derecha de cada área

Quinto ciclo de rotación: Sección inferior izquierda de cada área

Sexto ciclo de rotación: Sección central derecha de cada área

CALENDARIO DE ROTACIÓN:

 

 

 

A 10-15 cm del

 

 

 

hombro

 

 

 

 

 

ÁREA 1

 

 

 

Brazo derecho

A 10-15 cm

 

(parte alta posterior)

del codo

 

 

 

5 cm

 

ÁREA 3

 

Parte derecha del

 

abdomen (unos 5 cm a

A 10-15 cm

la derecha del

ombligo)

de la ingle

 

 

 

 

 

ÁREA 5

 

 

Muslo derecho

 

A 10-15 cm de la rodilla

Línea media de la pierna

ÁREA 8

Nalga izquierda

ÁREA 2

Brazo izquierdo (parte alta posterior)

ÁREA 4

Parte izquierda del abdomen (unos 5 cm a la izquierda del ombligo)

ÁREA 6

Muslo izquierdo

ÁREA 7

Nalga derecha

PARTE III: CALENDARIO PARA LA ADMINISTRACIÓN DE BETAFERON

Instrucciones para controlar los lugares y fechas de inyección

-Seleccione un sitio de inyección para su primera inyección.

-Limpie el sitio de inyección con una toallita con alcohol y déjelo secar al aire.

-Después de la inyección, rellene el lugar de inyección y la fecha en el “Calendario para la administración” (ver el ejemplo en: la figura siguiente con instrucciones para controlar los lugares y fechas de inyección).

EJEMPLO DE CALENDARIO PARA LA ADMINISTRACIÓN:

 

Mantenga un registro de los lugares y fechas de las inyecciones

Brazo derecho

A 10-15 cm del hombro

Brazo izquierdo

 

A 10-15 cm

 

 

del codo

 

Parte derecha del abdomen

Parte izquierda del abdomen

 

5 cm.

 

 

A 10-15 cm

Muslo izquierdo

Muslo derecho

de la ingle

 

A 10-15 cm de

 

 

la rodilla

 

 

media de la pierna

 

 

Línea

 

Nalga izquierda

 

Nalga derecha

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Anexo: PROSPECTO INTRODUCTORIO PARA EL ENVASE PARA ESCALADO DE DOSIS

Su médico le ha recetado Betaferon para tratar su EM. Tolerará mejor Betaferon si comienza con una dosis baja y va aumentándola gradualmente hasta la dosis estándar completa (ver la primera parte del prospecto, sección 3. “Cómo usar Betaferon”). Las jeringas en este envase para escalado de dosis están marcadas de acuerdo con las dosis correspondientes (0,25; 0,5; 0,75 o 1,0 ml).

Comprobación del contenido del envase

Encontrará en el envase para escalado de dosis de Betaferon 4 envases triples de distintos colores y numerados, cada uno de los cuales contiene:

3 viales de Betaferon (con polvo para solución inyectable)

3 jeringas precargadas con disolvente para el polvo de Betaferon (solución de cloruro sódico 5,4 mg/ml (0,54% p/v))

3 adaptadores para el vial con aguja incorporada

6 toallitas con alcohol para limpiar la piel y el vial

Cada envase triple contiene las jeringas que necesitará para preparar cada dosis. Las jeringas tienen marcas especiales para esa dosis. Siga con atención las instrucciones de empleo que aparecen a continuación. Para cada paso de ajuste de la dosis, utilice la cantidad completa de disolvente para la reconstitución del polvo de Betaferon, y a continuación, extraiga la dosis requerida con la jeringa.

Comience usando el envase triple amarillo que está claramente marcado con un “1” en la parte superior derecha de la caja.

Este primer envase triple se debe utilizar para los días de tratamiento 1, 3 y 5.

Contiene jeringas marcadas especialmente con marcas de 0,25 ml. Esto le ayudará a inyectarse solamente la dosis necesaria.

Después de terminar el envase amarillo, comience a usar el envase triple rojo que está claramente marcado con un "2" en la parte superior derecha de la caja.

Este segundo envase triple se debe utilizar para los días de tratamiento 7, 9 y 11.

Contiene jeringas marcadas especialmente con marcas de 0,50 ml. Esto le ayudará a inyectarse solamente la dosis necesaria.

Después de terminar el envase rojo, comience a usar el envase triple verde que está claramente marcado con un "3" en la parte superior derecha de la caja

Este tercer envase triple se debe utilizar para los días de tratamiento 13, 15 y 17.

Contiene jeringas marcadas especialmente con marcas de 0,75 ml. Esto le ayudará a inyectarse solamente la dosis necesaria.

Finalmente, después de terminar el envase verde, comience a usar el envase triple azul que está claramente marcado con un "4" en la parte superior derecha de la caja. Este último envase triple se debe utilizar para los días de tratamiento 19, 21 y 23.

Contiene jeringas con marcas de 0,25, 0,5, 0,75 y 1,0 ml. Con el envase triple “4” puede inyectar la dosis completa de 1,0 ml.

Para una descripción sobre cómo preparar y usar el polvo de Betaferon, consulte la sección 3. “Cómo usar Betaferon” en la primera parte del prospecto y el Anexo “Procedimiento para la autoinyección” en la segunda parte del prospecto.

Además necesitará un contenedor para las jeringas y agujas usadas.

Comentarios

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Ayuda
  • Get it on Google Play
  • Acerca de
  • Info on site by:

  • Presented by RXed.eu

  • 27558

    medicamentos con receta enumerados en la lista