Spanish
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Insuman (insulin human) – Ficha técnica o resumen de las características del producto - A10ABCD01

Updated on site: 08-Oct-2017

Nombre del medicamentoInsuman
Código ATCA10ABCD01
Sustanciainsulin human
FabricanteSanofi-aventis Deutschland GmbH

1.NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Insuman Rapid 40 UI/ml solución inyectable en un vial

Insuman Rapid 100 UI/ml solución inyectable en un vial

Insuman Rapid 100 UI/ml solución inyectable en un cartucho

Insuman Rapid SoloStar 100 UI/ml solución inyectable en pluma precargada.

2.COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Insuman Rapid 40 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 40 UI de insulina humana (equivalente a 1,4 mg).

Cada vial contiene 10 ml de solución inyectable, equivalentes a 400 UI de insulina

Insuman Rapid 100 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada vial contiene 5 ml de solución inyectable, equivalentes a 500 UI de insulina, ó 10 ml de solución inyectable, equivalentes a 1000 UI de insulina. .

Insuman Rapid 100 UI/ml en un cartucho, Insuman Rapid SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada cartucho o pluma contiene 3 ml de solución inyectable, equivalentes a 300 UI de insulina.

Una UI (Unidad Internacional) corresponde a 0,035 mg de insulina humana anhidra*.

Insuman Rapid es una solución de insulina neutra (insulina regular).

*La insulina humana se obtiene por tecnología de ADN recombinante en Escherichia coli.

Para consultar la lista completa de excipientes ver sección 6.1.

3.FORMA FARMACÉUTICA

Solución inyectable.

Solución transparente, incolora.

4.DATOS CLÍNICOS

4.1Indicaciones terapéuticas

Diabetes mellitus, cuando se precise tratamiento con insulina. Insuman Rapid también es adecuado para el tratamiento del coma hiperglucémico y la cetoacidosis, así como para obtener la estabilización pre-, intra- y post-operatoria de pacientes con diabetes mellitus.

4.2Posología y forma de administración

Posología

Los niveles de glucemia deseados, las preparaciones de insulina que se van a usar y la pauta posológica (dosis e intervalos) deben determinarse de manera individual y ajustarse de acuerdo con la dieta, actividad física y estilo de vida del paciente.

Dosis diarias y momentos de administración

No existen reglas fijas sobre la pauta posológica de insulina. Sin embargo, la dosis promedio que se necesita suele ser de 0,5 a 1,0 UI por kg de peso corporal al día. Las necesidades metabólicas basales representan el 40 al 60% de las necesidades diarias totales. Insuman Rapid se inyecta por vía subcutánea 15 - 20 minutos antes de la comida.

Insuman Rapid 40 UI/ml en un vial, Insuman Rapid 100 UI/ml en un vial, Insuman Rapid 100 UI/ml en un cartucho

Sobre todo, en el tratamiento de la hiperglucemia grave o la cetoacidosis, la administración de insulina es parte de un régimen terapéutico complejo, que incluye medidas para proteger al paciente de posibles complicaciones debidas a la reducción relativamente rápida de la glucemia. Este régimen requiere un estricto control (estado metabólico, equilibrio ácido-base y electrolítico, constantes vitales, etc.) en unidades de cuidados intensivos o similares.

Insuman Rapid SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada.

SoloStar libera dosis de insulina desde 1 hasta 80 unidades en pasos de 1 unidad. Cada pluma contiene varias dosis.

Ajuste secundario de la dosis

La mejora del control metabólico puede dar lugar a una mayor sensibilidad a la insulina, con la reducción consiguiente de las necesidades de ésta. Puede requerirse asimismo un ajuste de la dosis, por ejemplo:

-si se produce un cambio en el peso del paciente,

-si cambia el estilo de vida del paciente,

-si aparecen otras circunstancias que puedan inducir una mayor sensibilidad a la hipo- o hiperglucemia (ver sección 4.4).

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada (≥ 65 años)

En pacientes de edad avanzada, el deterioro progresivo de la función renal puede producir una disminución constante de las necesidades de insulina.

Insuficiencia renal

En pacientes con insuficiencia renal, las necesidades de insulina podrían reducirse debido al reducido metabolismo de insulina.

Insuficiencia hepática

En pacientes con insuficiencia hepática, las necesidades de insulina podrían disminuir debido a la reducida capacidad para la gluconeogénesis y el reducido metabolismo de insulina.

Forma de administración

Insuman Rapid no se debe usar en bombas de insulina externas o implantadas ni en bombas peristálticas con tubos de silicona.

Insuman Rapid se administra por vía subcutánea.

La absorción de insulina y, por tanto, el efecto hipoglucemiante de una dosis puede variar según se practique la inyección en un área u otra (p.ej., la pared abdominal en comparación con el muslo). Los puntos de inyección, dentro de un área de inyección determinada, deben cambiarse de una inyección a otra.

Insuman Rapid 40 UI/ml en un vial

Sólo se deben usar jeringas para inyección diseñadas para esta concentración de insulina (40 UI por ml). Las jeringas para inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej., trazas de heparina).

Insuman Rapid 100 UI/ml en un vial

Sólo se deben usar jeringas para inyección diseñadas para esta concentración de insulina (100 UI por ml). Las jeringas para inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej., trazas de heparina).

Insuman Rapid también se puede administrar por vía intravenosa. Generalmente el tratamiento intravenoso con insulina debe realizarse en unidades de cuidados intensivos o bajo condiciones de tratamiento y control comparables a las efectuadas en esas unidades (ver "Dosis diaria y momentos de administración").

Insuman Rapid 100 UI/ml en un cartucho

Insuman Rapid también se puede administrar por vía intravenosa. Generalmente el tratamiento intravenoso con insulina debe realizarse en unidades de cuidados intensivos o bajo condiciones de tratamiento y control comparables a las efectuadas en esas unidades (ver "Dosis diaria y momentos de administración").

Insuman Rapid SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

Para mayor información sobre la manipulación, ver sección 6.6.

4.3Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

4.4Advertencias y precauciones especiales de empleo

Los pacientes con hipersensibilidad a Insuman Rapid para los que no hay un preparado mejor disponible, sólo deben continuar el tratamiento bajo un estricto control médico y si es necesario, en combinación con un tratamiento antialérgico.

Se recomienda a los pacientes con alergia a la insulina animal, que se sometan al test cutáneo intradérmico previo a su cambio a Insuman Rapid, ya que podrían experimentar reacciones inmunológicas cruzadas.

Si el control de la glucemia no es óptimo o si el paciente muestra tendencia a episodios hiper- o hipoglucémicos, antes de considerar el ajuste de la dosis de insulina es esencial revisar el grado de cumplimiento del tratamiento por parte del paciente, los puntos y las técnicas oportunas de inyección y todos los demás factores relevantes.

Cambio a Insuman Rapid

Cambiar a un paciente a otro tipo o marca de insulina debe realizarse baja estricta supervisión médica. Cambios de dosis, marca (fabricante), tipo (regular, NPH, lenta, de acción prolongada, etc.), origen (animal, humana, análogo de insulina humana) y/o método de fabricación puede necesitar un cambio de dosis.La necesidad de ajustar la dosis (p.ej., reducirla) puede ponerse de manifiesto inmediatamente después del cambio de tratamiento. También puede aparecer de forma gradual en un período de varias semanas.

Tras el cambio de una insulina animal a insulina humana, puede ser necesario reducir la pauta posológica, en especial en pacientes que

-hayan estado controlados previamente con niveles de glucemia bastante bajos,

-tengan tendencia a la hipoglucemia,

-hayan necesitado previamente dosis altas de insulina debido a la presencia de anticuerpos anti-insulina.

Durante el cambio de la insulina y en las semanas siguientes se recomienda establecer un estrecho control metabólico. En los pacientes que precisen dosis altas de insulina por la presencia de anticuerpos anti- insulina, se tiene que considerar la posibilidad de llevar a cabo el cambio bajo supervisión médica en un hospital o un contexto semejante.

Hipoglucemia

Puede producirse hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en relación con las necesidades de insulina.

Hay que tener especial cuidado, y es recomendable intensificar el control de la glucemia, en pacientes en los cuales los acontecimientos hipoglucémicos puedan tener especial relevancia clínica, como los pacientes con estenosis significativa de las arterias coronarias o de los vasos que irrigan el cerebro (riesgo de complicaciones cardíacas o cerebrales de la hipoglucemia), así como en pacientes con retinopatía proliferativa, especialmente si no se han tratado con láser (riesgo de amaurosis subsiguiente a la hipoglucemia).

Los pacientes deben conocer las circunstancias en que los síntomas de alarma de hipoglucemia se ven reducidos. Los síntomas de alarma de la hipoglucemia pueden verse modificados, y ser menos pronunciados o estar ausentes en ciertos grupos de riesgo. Éstos incluyen a los pacientes:

-cuyo control glucémico ha mejorado notablemente,

-en los que la hipoglucemia se desarrolla gradualmente,

-de edad avanzada,

-después de cambiar de una insulina de origen animal a una insulina de origen humano,

-que presentan una neuropatía autónoma,

-con un largo historial de diabetes,

-que padecen una enfermedad psiquiátrica,

-que reciben tratamiento simultáneo con determinados medicamentos (ver sección 4.5). Estas situaciones pueden ocasionar una hipoglucemia grave (y posiblemente la pérdida del conocimiento) antes de que el paciente sea consciente de su hipoglucemia.

Si se observan valores normales o incluso disminuidos de hemoglobina glucosilada, hay que considerar la posibilidad de que existan episodios recurrentes e inadvertidos (especialmente nocturnos) de hipoglucemia.

El cumplimiento por parte del paciente de la pauta posológica, el régimen dietético, la correcta administración de insulina y el reconocimiento de los síntomas de hipoglucemia, son esenciales para reducir el riesgo de hipoglucemia. Los factores que incrementan la sensibilidad a la hipoglucemia requieren una especial vigilancia y pueden obligar al ajuste de la dosis. Entre ellos se cuentan:

-el cambio del área de inyección,

-el incremento de la sensibilidad a la insulina (p.ej. al eliminar factores de estrés),

-el ejercicio físico desacostumbrado, aumentado o prolongado,

-una enfermedad intercurrente (p.ej. vómitos, diarrea),

-ingesta inadecuada de alimentos,

-omisión de comidas,

-consumo de alcohol,

-ciertos trastornos de descompensación del sistema endocrino (p.ej. hipotiroidismo e insuficiencia adrenocortical o de la pituitaria anterior),

-el tratamiento en concomitancia con ciertos medicamentos (ver sección 4.5).

Enfermedades intercurrentes

Las enfermedades intercurrentes exigen una intensificación del control metabólico. En muchos casos, está indicada la realización de análisis de orina para detectar la presencia de cuerpos cetónicos y a menudo hay que ajustar la dosis de insulina, siendo frecuente que aumente la necesidad de la misma. Los pacientes con diabetes del tipo 1 deben continuar consumiendo al menos una pequeña cantidad de carbohidratos de forma periódica, aun cuando sean incapaces de comer o coman sólo un poco, o padezcan vómitos, etc., y nunca deben interrumpir completamente la administración de insulina.

Insuman Rapid 100 UI/ml en un cartucho

Plumas a utilizar con los cartuchos de Insuman Rapid

Los cartuchos de Insuman Rapid sólo deben utilizarse con las siguientes plumas:

-JuniorSTAR que libera Insuman Rapid en incrementos de 0,5 unidades de dosis

-OptiPen, ClikSTAR, Tactipen, Autopen 24, AllStar y AllStar PRO que liberan Insuman Rapid en

incrementos de 1 unidad de dosis.

Estos cartuchos no deben utilizarse con ninguna otra pluma reutilizable, ya que la exactitud de la dosis está únicamente comprobada con las plumas citadas.

En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

Insuman Rapid SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Manejo de la pluma

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente. SoloStar tiene que utilizarse tal y como recomiendan estas Instrucciones de Uso (ver sección 6.6).

Errores de medicación

Se han notificado errores de medicación, en los cuales se han administrado de forma accidental otras formulaciones de Insuman u otras insulinas. Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas

Combinación de Insuman con pioglitazona

Se han notificado casos de insuficiencia cardíaca cuando se utiliza pioglitazona en combinación con insulina, sobre todo en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de insuficiencia cardíaca. Esto deberá tenerse en cuenta si se considera el tratamiento con la combinación de pioglitazona e Insuman. Si se usa esta combinación, se deben observar a los pacientes por si aparecen signos y síntomas de insuficiencia cardíaca, aumento de peso y edema. Se debe interrumpir el tratamiento con pioglitazona si se produce cualquier deterioro de los síntomas cardíacos.

4.5Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Diversas sustancias afectan al metabolismo de la glucosa y pueden requerir el ajuste de la dosis de insulina humana.

Entre las sustancias que pueden intensificar el efecto hipoglucemiante e incrementar la sensibilidad a la hipoglucemia se cuentan los medicamentos antidiabéticos orales, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), la disopiramida, los fibratos, la fluoxetina, los inhibidores de la

enzima monoamino-oxidasa (MAO), la pentoxifilina, el propoxifeno, los salicilatos y los antibióticos del tipo de las sulfamidas.

Entre las sustancias que pueden reducir el efecto hipoglucemiante se incluyen los corticosteroides, el danazol, el diazóxido, los diuréticos, el glucagón, la isoniazida, los estrógenos y los progestágenos (p.ej. en los anticonceptivos orales), los derivados de fenotiacina, la somatotropina, los medicamentos simpaticomiméticos (p.ej. epinefrina [adrenalina], salbutamol, terbutalina), las hormonas tiroideas, los inhibidores de la proteasa y los antipsicóticos atípicos (por ejemplo: olanzapina y clozapina).

Los betabloqueantes, la clonidina, las sales de litio o el alcohol pueden potenciar o debilitar el efecto hipoglucemiante de la insulina. La pentamidina puede provocar hipoglucemia que algunas veces puede ir seguida de una hiperglucemia.

Además, bajo la influencia de medicamentos simpaticolíticos como los betabloqueantes, la clonidina, la guanetidina o la reserpina, los signos de contrarregulación adrenérgica pueden atenuarse o desaparecer.

4.6Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

No se dispone de datos clínicos sobre embarazos de riesgo para insulina humana. La insulina no atraviesa la barrera placentaria. Debería prestarse atención en la prescripción a mujeres embarazadas.

Es esencial que las pacientes con diabetes preexistente o gravídica mantengan un buen control metabólico durante la gestación. Las necesidades de insulina pueden disminuir durante el primer trimestre y generalmente aumentan durante el segundo y tercer trimestre. Inmediatamente después del parto, las necesidades de insulina disminuyen de forma rápida (aumento del riesgo de hipoglucemia), siendo esencial un control cuidadoso de la glucosa.

Lactancia

No se espera que se produzcan efectos sobre el lactante. Insuman Rapid se puede utilizar durante el período de lactancia. Las mujeres en periodo de lactancia pueden necesitar ajustes en la dosis de insulina y en la dieta.

Fertilidad

No se dispone de datos clínicos o datos en animales sobre fertilidad de hombres o mujeres con insulina humana.

4.7Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La capacidad de concentración y de reacción del paciente puede verse afectada a consecuencia de una hipoglucemia o una hiperglucemia o, por ejemplo, como consecuencia de un trastorno visual. Esto puede ser causa de riesgo en situaciones en que estas capacidades sean de especial importancia (p.ej. conducir o utilizar máquinas).

Debe advertirse a los pacientes que adopten precauciones para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con ausencia o reducción de la capacidad para percibir los síntomas de aviso de hipoglucemia, o que padecen episodios frecuentes de hipoglucemia. Deberá considerarse la conveniencia de conducir o utilizar máquinas en estas circunstancias.

4.8Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

La hipoglucemia, que es, por lo general, la reacción adversa más frecuente de la terapia con insulina,puede producirse si la dosis de insulina es muy elevada en relación con las necesidades de la misma. En los estudios clínicos y durante la comercialización, la frecuencia varía en función de la población de pacientes y las pautas de dosis. Por tanto, no puede detallarse ninguna frecuencia específica.

Tabla de reacciones adversas

Las siguientes reacciones adversas relacionadas procedentes de investigación clínica se describen a continuación utilizando el sistema de clasificación de órganos y en orden decreciente: muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 a <1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100); raras (≥1/10.000 a <1/1.000); muy raras (<1/10.000), no conocidas (no se pueden estimar de los datos disponibles).

Las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada frecuencia.

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos del sistema

 

Shock

Reacciones inmediatas de

inmunológico

 

 

tipo alérgico

 

 

 

(hipotensión, edema

 

 

 

angioneurótico,

 

 

 

broncospasmo,

 

 

 

reacciones cutáneas

 

 

 

generalizadas);

 

 

 

Anticuerpos anti-

 

 

 

insulina.

Trastornos del

Edema

 

Hipoglucemia;

metabolismo y de la

 

 

Retención de sodio

nutrición

 

 

 

Trastornos oculares

 

 

Retinopatía proliferativa;

 

 

 

Retinopatía diabética;

 

 

 

Trastorno visual

 

 

 

 

Trastornos de la piel y

 

 

Lipodistrofia

del tejido subcutáneo

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos generales y

Reacciones en el lugar

Urticaria en el

Inflamación en el lugar

alteraciones en el lugar

de la inyección

lugar de

de inyección; dolor en el

de administración

 

inyección

lugar de inyección;

 

 

 

prurito en el lugar de

 

 

 

inyección; eritema en el

 

 

 

lugar de inyección;

 

 

 

tumefacción en el lugar

 

 

 

de inyección

Descripción de una selección de reacciones adversas

 

 

Trastornos del sistema inmunológico

Las reacciones inmediatas de tipo alérgico frente a la insulina o los excipientes pueden comportar riesgo vital.

La administración de insulina puede dar lugar a la formación de anticuerpos anti-insulina. En raras ocasiones, la presencia de estos anticuerpos puede precisar un ajuste de la dosis de insulina para corregir una tendencia a la hiperglucemia o a la hipoglucemia.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Las crisis hipoglucémicas graves, especialmente si muestran un patrón recurrente, pueden producir lesiones neurológicas. Los episodios hipoglucémicos prolongados o graves pueden tener un desenlace fatal.

En muchos pacientes, los signos y síntomas de neuroglucopenia están precedidos por signos de contrarregulación adrenérgica. En general, cuanto mayor y más rápido es el descenso de la glucemia, más marcado es el fenómeno de contrarregulación y sus síntomas.

La insulina puede ocasionar retención de sodio y edema, especialmente si el tratamiento insulínico intensivo corrige un control metabólico previo deficiente.

Trastornos oculares

Un cambio importante en el control de la glucemia puede provocar un trastorno visual temporal, debido a la alteración temporal de la turgencia y, por tanto, del índice de refracción del cristalino.

La mejora a largo plazo del control de la glucemia reduce el riesgo de progresión de la retinopatía diabética. Sin embargo, la intensificación de la terapia con insulina, con una mejora brusca del control de la glucemia, puede dar lugar a un deterioro temporal de la retinopatía diabética.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Se puede producir una lipodistrofia en el punto de

inyección que retrase la absorción local de la insulina. El cambio continuo del lugar de inyección dentro de un área de inyección determinado puede ser útil para disminuir o evitar estas reacciones.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

La mayor parte de las reacciones leves a las insulinas en el lugar de inyección, se resuelven habitualmente en unos días oen pocas semanas.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

4.9Sobredosis

Síntomas

La sobredosis de insulina puede dar lugar a hipoglucemia grave y, en ocasiones, de larga duración que puede comportar riesgo vital.

Medidas

Los episodios leves de hipoglucemia se pueden tratar normalmente con carbohidratos por vía oral, pudiéndose requerir ajustes de la pauta posológica del medicamento, de las pautas dietéticas o del ejercicio físico.

Los episodios más graves con coma, crisis o trastornos neurológicos se pueden tratar con glucagón intramuscular/subcutáneo o con solución glucosada concentrada por vía intravenosa. Puede ser necesaria una ingesta mantenida de carbohidratos y someter al paciente a observación porque la hipoglucemia puede recurrir tras una aparente recuperación clínica.

5.PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Fármacos usados para la diabetes, insulinas y análogos de acción rápida para inyección. Código ATC: A10AB01.

Mecanismo de acción

La insulina

-reduce los niveles de glucemia y favorece efectos anabólicos, además de reducir los efectos

catabólicos,

-aumenta el transporte de glucosa a las células, así como la formación de glucógeno en los músculos y el hígado, y mejora la utilización del piruvato. Inhibe la glucogenólisis y la gluconeogénesis,

-aumenta la lipogénesis en el hígado y el tejido adiposo e inhibe la lipólisis,

-favorece la captación de aminoácidos por las células y la síntesis de proteínas,

-aumenta la captación de potasio por las células.

Efectos farmacodinámicos

Insuman Rapid es una insulina caracterizada por una acción de instauración rápida y de corta duración. Tras la inyección subcutánea, la instauración de la acción tiene lugar dentro de los 30 minutos siguientes, alcanzándose la fase de máxima acción transcurridas entre 1 y 4 horas de la inyección. La duración de la acción es de 7 a 9 horas.

5.2Propiedades farmacocinéticas

En sujetos sanos, la semivida sérica de la insulina es aproximadamente de 4 a 6 minutos. Es más larga en pacientes con insuficiencia renal grave. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la farmacocinética de la insulina no refleja su acción metabólica.

5.3Datos preclínicos sobre seguridad

Se estudió la toxicidad aguda tras la administración subcutánea en ratas. No se encontraron pruebas de efectos tóxicos. Los estudios de tolerancia local tras la administración subcutánea e intramuscular en conejos no produjeron hallazgos notables. Los estudios de los efectos farmacodinámicos tras la administración subcutánea en conejos y perros revelaron las reacciones hipoglucémicas que se esperaban.

6.DATOS FARMACÉUTICOS

6.1Lista de excipientes

Metacresol,

dihidrógeno fosfato de sodio dihidrato, glicerol,

hidróxido de sodio,

ácido clorhídrico (para ajuste de pH), agua para preparaciones inyectables.

6.2Incompatibilidades

Este medicamento no debe mezclarse con otros excepto con los mencionados en la sección 6.6.

Insuman Rapid no debe mezclarse con soluciones que contengan sustancias reductoras, como tioles y sulfitos.

Mezcla de insulinas

Insuman Rapid 40 UI/ml en un vial, Insuman Rapid 100 UI/ml en un vial

Insuman Rapid no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humana diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulina.

Insuman Rapid no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina. No se deben mezclar insulinas de diferente concentración (p.ej., 100 UI por ml y 40 UI por ml).

Debe tenersecuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la solución de insulina.

Insuman Rapid 100 UI/ml en un cartucho

Insuman Rapid no debe mezclarse con formulaciones de insulinas humanas diseñadas específicamente para uso en bombas de insulina.

Insuman Rapid no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la solución de insulina.

Insuman Rapid SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Insuman Rapid no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la solución de insulina.

6.3Período de validez

2 años.

Periodo de validez después del primer uso del vial:

El producto se puede conservar durante un máximo de cuatro semanas por debajo de 25ºC y protegido de la luz o el calor directo.

Mantener el vial en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Se recomienda anotar en la etiqueta la fecha de la primera utilización del vial.

Periodo de validez después del primer uso del cartucho, pluma:

El cartucho en uso (en la pluma de insulina) o transportado como repuesto, la pluma en uso o trasportado como repuesto se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y del calor directo.

La pluma que contenga el cartucho o las plumas en uso no se deben guardar en la nevera.

La tapa de la pluma debe colocarse de nuevo en la pluma después de cada inyección para protegerla de la luz.

6.4Precauciones especiales de conservación

Viales sin abrir, cartuchos sin abrir, plumas sin usar: Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC).

No congelar.

No colocar Insuman Rapid cerca del compartimento del congelador o junto a un acumulador de frío. Conservar el vial, cartucho o pluma precargada en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Viales abiertos, cartuchos en uso, plumas en uso:

Para las condiciones de conservación tras la primera apertura del medicamento, ver sección 6.3.

6.5Naturaleza y contenido del envase

Insuman Rapid 40 UI/ml en un vial

10 ml de solución en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Rapid 100 UI/ml en un vial

5 ml de solución en un vial y 10 ml de solución en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Rapid 100 UI/ml en un cartucho, Insuman Rapid SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

3 ml de solución en un cartucho (vidrio incoloro de tipo 1) con un émbolo (caucho de bromobutilo (Tipo I)) y una cápsula con pestaña (aluminio) con un tapón (caucho de bromobutilo (Tipo I) o laminado de poliisopreno y bromobutilo).

Pluma precargada

Los cartuchos están sellados en un inyector de pluma desechable.

Las agujas no se incluyen en el estuche.

Tamaño de envase

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 cartuchos.

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 plumas.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envase.

6.6Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Insuman Rapid 40 UI/ml en un vial, Insuman Rapid 100 UI/ml en un vial

Antes de extraer insulina del vial por primera vez, quitar el capuchón protector de plástico.

No agitar enérgicamente el vial, ya que podría inducirse la formación de espuma. La espuma puede interferir en la correcta medición de la dosis.

Insuman Rapid sólo tiene que usarse si la solución es transparente, incolora, carece de partículas sólidas visibles y tiene un aspecto acuoso.

Insuman Rapid no se debe usar en bombas de insulina externas o implantadas ni en bombas peristálticas con tubos de silicona.

Debe recordarse que la solución de

insulina neutra precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Rapid puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Si hay que introducir dos insulinas diferentes en una sola jeringa para inyección, se recomienda extraer primero la de acción más corta para prevenir la contaminación del vial por la preparación de acción más larga. Se recomienda practicar la inyección inmediatamente después de mezclarlas.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Rapid 100 UI/ml en un cartucho

Pluma de insulina

Los cartuchos de Insuman Rapid deben utilizarse únicamente con las plumas: OptiPen, ClikSTAR, Autopen 24, Tactipen, AllStar, AllStar PRO o JuniorSTAR (ver sección 4.4). En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

La pluma debe utilizarse tal y como se recomienda en la información facilitada por el fabricante del dispositivo.

Las instrucciones del fabricante para el uso de la pluma deben seguirse cuidadosamente al cargar el cartucho, insertar la aguja para inyección y administrar la inyección de insulina.

Si la pluma de insulina está dañada, o no funciona correctamente (debido a fallos mecánicos), debe desecharse y utilizar una pluma de insulina nueva.

Si la pluma no funciona correctamente (ver instrucciones de uso de la pluma), la solución puede extraerse del cartucho con una jeringa para inyección (adecuada para una insulina de 100 UI/ml) e inyectarse.

Cartuchos

Antes de su inserción en la pluma, Insuman Rapid debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas.

Inspeccionar el cartucho antes de usar. Insuman Rapid sólo tiene que usarse si la solución es transparente, incolora, carece de partículas sólidas visibles y tiene un aspecto acuoso.

Antes de la inyección deben eliminarse del cartucho las burbujas de aire que se formen (ver las instrucciones de uso de la pluma). Los cartuchos vacíos no deben rellenarse.

Insuman Rapid no se debe usar en bombas de insulina externas o implantadas ni en bombas peristálticas con tubos de insulina.

Debe recordarse que la solución de insulina neutra precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Rapid puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Los cartuchos de Insuman Rapid no están diseñados para permitir la mezcla de ninguna otra insulina en ellos.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Rapid SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Insuman Rapid sólo tiene que usarse si la solución es transparente, incolora, carece de partículas sólidas visibles y tiene un aspecto acuoso.

Las plumas vacías nunca deben reutilizarse y deben desecharse de forma segura.

Para prevenir la posible transmisión de enfermedades, cada pluma debe utilizarse exclusivamente por un solo paciente.

Debe recordarse que la solución de insulina neutra precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Antes de utilizar la pluma precargada SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

7.TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Sanofi-Aventis Deutschland GmbH, D-65926 Frankfurt am Main, Alemania

8.NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

EU/1/97/030/028

EU/1/97/030/029

EU/1/97/030/030

EU/1/97/030/031

EU/1/97/030/032

EU/1/97/030/055

EU/1/97/030/056

EU/1/97/030/085

EU/1/97/030/090

EU/1/97/030/095

EU/1/97/030/140

EU/1/97/030/141

EU/1/97/030/142

EU/1/97/030/143

EU/1/97/030/144

EU/1/97/030/145

EU/1/97/030/196

EU/1/97/030/197

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de la primera autorización: 21 Febrero 1997

Fecha de la última revalidación: 21 Febrero 2007

10.FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea del Medicamento: http://www.ema.europa.eu/

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Insuman Basal 40 UI/ml suspensión inyectable en un vial

Insuman Basal 100 UI/ml suspensión inyectable en un vial

Insuman Basal 100 UI/ml suspensión inyectable en un cartucho

Insuman Basal SoloStar 100 UI/ml suspensión inyectable en pluma precargada

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Insuman Basal 40 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 40 UI de insulina humana (equivalente a 1,4)

Cada vial contiene 10 ml de suspensión para inyección, equivalente a 400 UI de insulina.

Insulina Basal 100 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada vial contiene 5 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 500 UI de insulina, ó 10 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 1000 UI de insulina.

Insulina Basal 100 UI/ml en un cartucho, Insulina Basal SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada cartucho o pluma contiene 3 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 300 UI de insulina.

Una UI (Unidad Internacional) corresponde a 0,035 mg de insulina humana anhidra*.

Insuman Basal es una suspensión de insulina isofánica.

*La insulina humana se obtiene por tecnología de ADN recombinante en Escherichia coli.

Para consultar la lista completa de excipientes ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Suspensión inyectable.

Después de la re-suspensión, suspensión blanca lechosa.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas

Diabetes mellitus, cuando se precise tratamiento con insulina.

4.2 Posología y forma de administración

Posología

Los niveles de glucemia deseados, las preparaciones de insulina que se van a usar y la pauta posológica (dosis e intervalos) deben determinarse de manera individual y ajustarse de acuerdo con la dieta, actividad física y estilo de vida del paciente.

Dosis diarias y momentos de administración

No existen reglas fijas sobre la pauta posológica de insulina. Sin embargo, la dosis promedio que se necesita suele ser de 0,5 a 1,0 UI por kg de peso corporal al día. Las necesidades metabólicas basales representan el 40 al 60% de las necesidades diarias totales. Insuman Basal se inyecta por vía subcutánea 45 – 60 minutos antes de la comida.

Insuman Basal SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada.

SoloStar libera dosis de insulina desde 1 hasta 80 unidades en pasos de 1 unidad. Cada pluma contiene varias dosis.

Ajuste secundario de la dosis

La mejora del control metabólico puede dar lugar a una mayor sensibilidad a la insulina, con la reducción consiguiente de las necesidades de ésta. Puede requerirse asimismo un ajuste de la dosis, por ejemplo:

-si se produce un cambio en el peso del paciente,

-si cambia el estilo de vida del paciente,

-si aparecen otras circunstancias que puedan inducir una mayor sensibilidad a la hipo- o hiperglucemia (ver sección 4.4).

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada (≥ 65 años)

En pacientes de edad avanzada, el deterioro progresivo de la función renal puede producir una disminución constante de las necesidades de insulina.

Insuficiencia renal

En pacientes con insuficiencia renal, las necesidades de insulina podrían reducirse debido al reducido metabolismo de insulina.

Insuficiencia hepática

En pacientes con insuficiencia hepática, las necesidades de insulina podrían disminuir debido a la reducida capacidad para la gluconeogénesis y el reducido metabolismo de insulina.

Forma de administración

Insuman Basal no se debe usar en bombas de insulina externas o implantadas ni en bombas peristálticas con tubos de silicona.

Insuman Basal se administra por vía subcutánea. Insuman Basal nunca se debe inyectar por vía intravenosa.

La absorción de insulina y, por tanto, el efecto hipoglucemiante de una dosis puede variar según se practique la inyección en un área u otra (p.ej., la pared abdominal en comparación con el muslo). Los puntos de inyección, dentro de un área de inyección determinada, deben cambiarse de una inyección a

Insuman Basal 40 UI en un vial

Sólo se deben usar jeringas de inyección diseñadas para esta concentración de insulina (40 UI por ml). Las jeringas de inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej., trazas de heparina).

Insuman Basal 100 UI en un vial

Sólo se deben usar jeringas de inyección diseñadas para esta concentración de insulina (100 UI por ml). Las jeringas de inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej., trazas de heparina).

Insuman Basal SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deber leerse cuidadosamente.

Para mayor información sobre la manipulación, ver sección 6.6.

4.3 Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo

Los pacientes con hipersensibilidad a Insuman Basal para los que no hay un preparado mejor disponible, sólo deben continuar el tratamiento bajo un estricto control médico y si es necesario, en combinación con un tratamiento antialérgico.

Se recomienda a los pacientes con alergia a la insulina animal, que se sometan al test cutáneo intradérmico previo a su cambio a Insuman Basal, ya que podrían experimentar reacciones inmunológicas cruzadas.

Si el control de la glucemia no es óptimo o si el paciente muestra tendencia a episodios hiper- o hipoglucémicos, antes de considerar el ajuste de la dosis de insulina es esencial revisar el grado de cumplimiento del tratamiento por parte del paciente, los puntos y las técnicas oportunas de inyección y todos los demás factores relevantes.

Cambio a Insuman Basal

Cambiar a un paciente a otro tipo o marca de insulina debe realizarse baja estricta supervisión médica. Cambios de dosis, marca (fabricante), tipo (regular, NPH, lenta, de acción prolongada, etc.), origen (animal, humana, análogo de insulina humana) y/o método de fabricación puede necesitar un cambio de dosis.

La necesidad de ajustar la dosis (p.ej., reducirla) puede ponerse de manifiesto inmediatamente después del cambio de tratamiento. También puede aparecer de forma gradual en un período de varias semanas.

Tras el cambio de una insulina animal a insulina humana, puede ser necesario reducir la pauta posológica, en especial en pacientes que

-hayan estado controlados previamente con niveles de glucemia bastante bajos,

-tengan tendencia a la hipoglucemia,

-hayan necesitado previamente dosis altas de insulina debido a la presencia de anticuerpos anti-insulina.

Durante el cambio de la insulina y en las semanas siguientes se recomienda establecer un estrecho control metabólico. En los pacientes que precisen dosis altas de insulina por la presencia de anticuerpos anti-insulina, se tiene que considerar la posibilidad de llevar a cabo el cambio bajo supervisión médica en un hospital o un contexto semejante.

Hipoglucemia

Puede producirse hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en relación con las necesidades de insulina.

Hay que tener especial cuidado, y es recomendable intensificar el control de la glucemia, en pacientes en los cuales los acontecimientos hipoglucémicos puedan tener especial relevancia clínica, como los pacientes con estenosis significativa de las arterias coronarias o de los vasos que irrigan el cerebro (riesgo de complicaciones cardíacas o cerebrales de la hipoglucemia), así como en pacientes con retinopatía proliferativa, especialmente si no se han tratado con láser (riesgo de amaurosis subsiguiente a la hipoglucemia).

Los pacientes deben conocer las circunstancias en que los síntomas de alarma de hipoglucemia se ven reducidos. Los síntomas de alarma de la hipoglucemia pueden verse modificados, y ser menos pronunciados o estar ausentes en ciertos grupos de riesgo. Éstos incluyen a los pacientes:

-cuyo control glucémico ha mejorado notablemente,

-en los que la hipoglucemia se desarrolla gradualmente,

-de edad avanzada,

-después de cambiar de una insulina de origen animal a una insulina de origen humano,

-que presentan una neuropatía autónoma,

-con un largo historial de diabetes,

-que padecen una enfermedad psiquiátrica,

-que reciben tratamiento simultáneo con determinados medicamentos (ver sección 4.5). Estas situaciones pueden ocasionar una hipoglucemia grave (y posiblemente la pérdida del conocimiento) antes de que el paciente sea consciente de su hipoglucemia.

Si se observan valores normales o incluso disminuidos de hemoglobina glucosilada, hay que considerar la posibilidad de que existan episodios recurrentes e inadvertidos (especialmente nocturnos) de hipoglucemia.

El cumplimiento por parte del paciente de la pauta posológica, el régimen dietético, la correcta administración de insulina y el reconocimiento de los síntomas de hipoglucemia, son esenciales para reducir el riesgo de hipoglucemia. Los factores que incrementan la sensibilidad a la hipoglucemia requieren una especial vigilancia y pueden obligar al ajuste de la dosis. Entre ellos se cuentan:

-el cambio del área de inyección,

-el incremento de la sensibilidad a la insulina (p.ej. al eliminar factores de estrés),

-el ejercicio físico desacostumbrado, aumentado o prolongado,

-una enfermedad intercurrente (p.ej. vómitos, diarrea),

-ingesta inadecuada de alimentos,

-omisión de comidas,

-consumo de alcohol,

-ciertos trastornos de descompensación del sistema endocrino (p.ej. hipotiroidismo e insuficiencia adrenocortical o de la pituitaria anterior),

-el tratamiento en concomitancia con ciertos medicamentos (ver sección 4.5).

Enfermedades intercurrentes

Las enfermedades intercurrentes exigen una intensificación del control metabólico. En muchos casos, está indicada la realización de análisis de orina para detectar la presencia de cuerpos cetónicos y a menudo hay que ajustar la dosis de insulina, siendo frecuente que aumente la necesidad de la misma. Los pacientes con diabetes del tipo 1 deben continuar consumiendo al menos una pequeña cantidad de carbohidratos de forma periódica, aun cuando sean incapaces de comer o coman sólo un poco, o padezcan vómitos, etc., y nunca deben interrumpir completamente la administración de insulina.

Insuman Basal 100 UI/ml en un cartucho

Plumas a utilizar con los cartuchos de Insuman Basal

Los cartuchos de Insuman Basal sólo deben utilizarse con las siguientes plumas:

-JuniorSTAR que libera Insuman Rapid en incrementos de 0,5 unidades de dosis

-OptiPen, ClikSTAR, Tactipen, Autopen 24, AllStar y AllStar PRO que liberan Insuman Basal en incrementos de 1 unidad de dosis.

Estos cartuchos no deben utilizarse con ninguna otra pluma reutilizable, ya que la exactitud de la dosis está únicamente comprobada con las plumas citadas.

En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

Insuman Basal SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Manejo de la pluma

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente. SoloStar tiene que utilizarse tal y como recomiendan estas Instrucciones de Uso (ver sección 6.6).

Errores de medicación

Se han notificado errores de medicación, en los cuales se han administrado de forma accidental otras formulaciones de Insuman u otras insulinas. Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas.

Combinación de Insuman con pioglitazona

Se han notificado casos de insuficiencia cardíaca cuando se utiliza pioglitazona en combinación con insulina, sobre todo en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de insuficiencia cardíaca. Esto deberá tenerse en cuenta si se considera el tratamiento con la combinación de pioglitazona e Insuman. Si se usa esta combinación, se deben observar a los pacientes por si aparecen signos y síntomas de insuficiencia cardíaca, aumento de peso y edema. Se debe interrumpir el tratamiento con pioglitazona si se produce cualquier deterioro de los síntomas cardíacos.

4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Diversas sustancias afectan al metabolismo de la glucosa y pueden requerir el ajuste de la dosis de insulina humana.

Entre las sustancias que pueden intensificar el efecto hipoglucemiante e incrementar la sensibilidad a la hipoglucemia se cuentan los medicamentos antidiabéticos orales, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), la disopiramida, los fibratos, la fluoxetina, los inhibidores de la

enzima monoamino-oxidasa (MAO), la pentoxifilina, el propoxifeno, los salicilatos y los antibióticos del tipo de las sulfamidas.

Entre las sustancias que pueden reducir el efecto hipoglucemiante se incluyen los corticosteroides, el danazol, el diazóxido, los diuréticos, el glucagón, la isoniazida, los estrógenos y los progestágenos (p.ej. en los anticonceptivos orales), los derivados de fenotiacina, la somatotropina, los medicamentos simpaticomiméticos (p.ej. epinefrina [adrenalina], salbutamol, terbutalina), las hormonas tiroideas, los inhibidores de la proteasa y los antipsicóticos atípicos (por ejemplo: olanzapina y clozapina).

Los betabloqueantes, la clonidina, las sales de litio o el alcohol pueden potenciar o debilitar el efecto hipoglucemiante de la insulina. La pentamidina puede provocar hipoglucemia que algunas veces puede ir seguida de una hiperglucemia.

Además, bajo la influencia de medicamentos simpaticolíticos como los betabloqueantes, la clonidina, la guanetidina o la reserpina, los signos de contrarregulación adrenérgica pueden atenuarse o desaparecer.

4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

No se dispone de datos clínicos sobre embarazos de riesgo para insulina humana. . La insulina no atraviesa la barrera placentaria. Debería prestarse atención en la prescripción a mujeres embarazadas.

Es esencial que las pacientes con diabetes preexistente o gravídica mantengan un buen control metabólico durante la gestación. Las necesidades de insulina pueden disminuir durante el primer trimestre y generalmente aumentan durante el segundo y tercer trimestre. Inmediatamente después del parto, las necesidades de insulina disminuyen de forma rápida (aumento del riesgo de hipoglucemia), siendo esencial un control cuidadoso de la glucosa.

Lactancia

No se espera que se produzcan efectos sobre el lactante. Insuman Basal se puede utilizar durante el período de lactancia. Las mujeres en periodo de lactancia pueden necesitar ajustes en la dosis de insulina y en la dieta.

Fertilidad

No se dispone de datos clínicos o datos en animales sobre fertilidad de hombres o mujeres con insulina humana.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La capacidad de concentración y de reacción del paciente puede verse afectada a consecuencia de una hipoglucemia o una hiperglucemia o, por ejemplo, como consecuencia de un trastorno visual. Esto puede ser causa de riesgo en situaciones en que estas capacidades sean de especial importancia (p.ej. conducir o utilizar máquinas).

Debe advertirse a los pacientes que adopten precauciones para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con ausencia o reducción de la capacidad para percibir los síntomas de aviso de hipoglucemia, o que padecen episodios frecuentes de hipoglucemia. Deberá considerarse la conveniencia de conducir o utilizar máquinas en estas circunstancias.

4.8 Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

La hipoglucemia, que es, por lo general, la reacción adversa más frecuente de la terapia con insulina,puede producirse si la dosis de insulina es muy elevada en relación con las necesidades de la misma. En los estudios clínicos y durante la comercialización, la frecuencia varía en función de la población de pacientes y las pautas de dosis. Por tanto, no puede detallarse ninguna frecuencia específica.

Tabla de reacciones adversas

Las siguientes reacciones adversas relacionadas procedentes de investigación clínica se describen a continuación utilizando el sistema de clasificación de órganos y en orden decreciente: muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 to <1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 to <1/100); raras (≥1/10.000 to <1/1.000); muy raras (<1/10.000), no conocidas (no se pueden estimar de los datos disponibles).

Las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada frecuencia.

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos del sistema

 

Shock

Reacciones inmediatas de

inmunológico

 

 

tipo alérgico

 

 

 

(hipotensión, edema

 

 

 

angioneurótico,

 

 

 

broncospasmo,

 

 

 

reacciones cutáneas

 

 

 

generalizadas);

 

 

 

Anticuerpos anti-

 

 

 

insulina.

Trastornos del

Edema

 

Hipoglucemia;

metabolismo y de la

 

 

Retención de sodio

nutrición

 

 

 

Trastornos oculares

 

 

Retinopatía proliferativa;

 

 

 

Retinopatía diabética;

 

 

 

Trastorno visual

 

 

 

 

Trastornos de la piel y

 

 

Lipodistrofia

del tejido subcutáneo

 

 

 

 

 

 

 

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos generales y

Reacciones en el lugar

Urticaria en el

Inflamación en el lugar

alteraciones en el lugar

de la inyección

lugar de

de inyección; dolor en el

de administración

 

inyección

lugar de inyección;

 

 

 

prurito en el lugar de

 

 

 

inyección; eritema en el

 

 

 

lugar de inyección;

 

 

 

tumefacción en el lugar

 

 

 

de inyección

Descripción de una selección de reacciones adversas

 

 

Trastornos del sistema inmunológico

Las reacciones inmediatas de tipo alérgico frente a la insulina o los excipientes pueden comportar riesgo vital.

La administración de insulina puede dar lugar a la formación de anticuerpos anti-insulina. En raras ocasiones, la presencia de estos anticuerpos puede precisar un ajuste de la dosis de insulina para corregir una tendencia a la hiperglucemia o a la hipoglucemia.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Las crisis hipoglucémicas graves, especialmente si muestran un patrón recurrente, pueden producir lesiones neurológicas. Los episodios hipoglucémicos prolongados o graves pueden tener un desenlace fatal.

En muchos pacientes, los signos y síntomas de neuroglucopenia están precedidos por signos de contrarregulación adrenérgica. En general, cuanto mayor y más rápido es el descenso de la glucemia, más marcado es el fenómeno de contrarregulación y sus síntomas.

La insulina puede ocasionar retención de sodio y edema, especialmente si el tratamiento insulínico intensivo corrige un control metabólico previo deficiente.

Trastornos oculares

Un cambio importante en el control de la glucemia puede provocar un trastorno visual temporal, debido a la alteración temporal de la turgencia y, por tanto, del índice de refracción del cristalino.

La mejora a largo plazo del control de la glucemia reduce el riesgo de progresión de la retinopatía diabética. Sin embargo, la intensificación de la terapia con insulina, con una mejora brusca del control de la glucemia, puede dar lugar a un deterioro temporal de la retinopatía diabética.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Se puede producir una lipodistrofia en el punto de

inyección que retrase la absorción local de la insulina. El cambio continuo del lugar de inyección dentro de un área de inyección determinado puede ser útil para disminuir o evitar estas reacciones.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

La mayor parte de las reacciones leves a las insulinas, en el lugar de inyección, se resuelven habitualmente en unos días o en pocas semanas.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

4.9 Sobredosis

Síntomas

La sobredosis de insulina puede dar lugar a hipoglucemia grave y, en ocasiones, de larga duración que puede comportar riesgo vital.

Medidas

Los episodios leves de hipoglucemia se pueden tratar normalmente con carbohidratos por vía oral, pudiéndose requerir ajustes de la pauta posológica del medicamento, de las pautas dietéticas o del ejercicio físico.

Los episodios más graves con coma, crisis o trastornos neurológicos se pueden tratar con glucagón intramuscular/subcutáneo o con solución glucosada concentrada por vía intravenosa. Puede ser necesaria una ingesta mantenida de carbohidratos y someter al paciente a observación porque la hipoglucemia puede recurrir tras una aparente recuperación clínica.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Fármacos usados para la diabetes,insulinas y análogos de acción intermedia para inyección. Código ATC: A10AC01.

Mecanismo de acción

La insulina

-reduce los niveles de glucemia y favorece efectos anabólicos, además de reducir los efectos catabólicos,

-aumenta el transporte de glucosa a las células, así como la formación de glucógeno en los músculos y el hígado, y mejora la utilización del piruvato. Inhibe la glucogenólisis y la gluconeogénesis,

-aumenta la lipogénesis en el hígado y el tejido adiposo e inhibe la lipólisis,

-favorece la captación de aminoácidos por las células y la síntesis de proteínas,

-aumenta la captación de potasio por las células.

Efectos farmacodinámicos

Insuman Basal (una suspensión de insulina isofánica) es una insulina caracterizada por una acción de instauración gradual y de larga duración. Tras la inyección subcutánea, la instauración de la acción tiene lugar dentro de los 60 minutos siguientes, alcanzándose la fase de máxima acción transcurridas entre 3 y 4 horas de la inyección. La duración de la acción es de 11 a 20 horas.

5.2 Propiedades farmacocinéticas

En sujetos sanos, la semivida sérica de la insulina es aproximadamente de 4 a 6 minutos. Es más larga en pacientes con insuficiencia renal grave. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la farmacocinética de la insulina no refleja su acción metabólica.

5.3 Datos preclínicos sobre seguridad

Se estudió la toxicidad aguda tras la administración subcutánea en ratas. No se encontraron pruebas de efectos tóxicos. Los estudios de los efectos farmacodinámicos tras la administración subcutánea en conejos y perros revelaron las reacciones hipoglucémicas que se esperaban.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes

Sulfato de protamina, metacresol,

fenol,

cloruro de cinc,

dihidrógeno fosfato de sodio dihidrato, glicerol,

hidróxido de sodio,

ácido clorhídrico (para ajuste de pH), agua para preparaciones inyectables.

6.2 Incompatibilidades

Este medicamento no debe mezclarse con otros excepto con los mencionados en la sección 6.6.

Insuman Basal no debe mezclarse con soluciones que contengan sustancias reductoras, como tioles y sulfitos.

Mezcla de insulinas

Insuman Basal 40 UI/ml en un vial, Insuman Basal 100 UI/ml en un vial

Insuman Basal no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humana diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulina.

Insuman Basal no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina. No se deben mezclar insulinas de diferente concentración (p.ej., 100 UI por ml y 40 UI por ml).

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Basal 100 UI/ml en un cartucho

Insuman Basal no debe mezclarse con formulaciones de insulinas humanas diseñadas específicamente para uso en bombas de insulina.

Insuman Basal no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Basal SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Insuman Basal no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

6.3 Período de validez

2 años.

Periodo de validez después del primer uso del vial:

El producto se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y el calor directo.

Mantener el vial en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Se recomienda anotar en la etiqueta la fecha de la primera utilización del vial.

Periodo de validez después del primer uso del cartucho, pluma:

El cartucho en uso (en la pluma de insulina) o transportado como repuesto, la pluma en uso o trasportado como repuesto se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y del calor directo.

La pluma que contenga el cartucho o las plumas en uso no se deben guardar en la nevera.

La tapa de la pluma debe colocarse de nuevo en la pluma después de cada inyección para protegerla de la luz.

6.4 Precauciones especiales de conservación

Viales sin abrir, cartuchos sin abrir, plumas sin usar: Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC).

No congelar.

No colocar el Insuman Basal cerca del compartimento del congelador o junto a un acumulador de frío. Conservar el vial, cartucho o pluma precargada en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Viales abiertos, cartuchos en uso, plumas en uso:

Para las condiciones de conservación tras la primera apertura del medicamento, ver sección 6.3.

6.5 Naturaleza y contenido del envase

Insuman Basal 40 UI/ml en un vial

10 ml de suspensión en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Basal 100 UI/ml en un vial

5 ml de suspensión en un vial y 10 ml de suspensión en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Basal 100 UI en un cartucho, Insuman Basal SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

3 ml de suspensión en un cartucho (vidrio incoloro del tipo 1), con un émbolo (caucho bromobutílico (tipo 1)) y una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho bromobutílico (tipo 1) o lámina de poliisopreno y bromobutilo).

Cada cartucho contiene 3 esferas (acero inoxidable).

Pluma precargada

Los cartuchos están sellados en un inyector de pluma desechable.

Las agujas no se incluyen en el estuche.

Tamaños de envase

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 cartuchos.

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 plumas.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

6.6 Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Insuman Basal 40 UI/ml en un vial, Insuman Basal 100 UI/ml en un vial

Antes de extraer insulina del vial por primera vez, quitar el capuchón protector de plástico.

Inmediatamente antes de extraer insulina del vial para pasarla a la jeringa para inyección, debe resuspenderse la insulina. Lo mejor para ello es hacer girar el vial en ángulo oblicuo entre las palmas de

las manos. No agitar enérgicamente el vial, ya que podrían inducirse cambios en la suspensión (manifestados en el

aspecto espumoso del vial; ver más adelante) y producirse espuma. La espuma puede interferir en la correcta medición de la dosis.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Basal no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al fondo del vial. Estos cambios a veces dan al vial un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo vial en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo vial si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Insuman Basal no debe ser administrada por vía intravenosa y no se debe usar en bombas de infusión, o bombas de insulina externas o implantadas.

Debe recordarse que los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Basal puede mezclarse con todas las formulaciones insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. . En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Si hay que introducir dos insulinas diferentes en una sola jeringa para inyección, se recomienda extraer primero la de acción más corta para prevenir la contaminación del vial por la preparación de acción más larga. Se recomienda practicar la inyección inmediatamente después de mezclarlas.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Basal 100 UI/ml en un cartucho

Pluma de insulina

Los cartuchos de Insuman Basal deben utilizarse únicamente con OptiPen, ClikSTAR, Autopen 24, Tactipen, AllStar, AllStar PRO o JuniorSTAR (ver sección 4.4). En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

La pluma debe utilizarse tal y como se recomienda en la información facilitada por el fabricante del dispositivo.

Las instrucciones del fabricante para el uso de la pluma deben seguirse cuidadosamente al cargar el cartucho, insertar la aguja para inyección y administrar la inyección de insulina.

Si la pluma de insulina está dañada, o no funciona correctamente (debido a fallos mecánicos), debe desecharse y utilizar una pluma de insulina nueva.

Si la pluma no funciona correctamente (ver instrucciones de uso de la pluma), la suspensión puede extraerse del cartucho con una jeringa para inyección (adecuada para una insulina de 100 UI/ml) e inyectarse.

Cartuchos

Antes de su inserción en la pluma, Insuman Basal debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente el cartucho de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido.

Con posterioridad, una vez insertado el cartucho en la pluma, debe resuspenderse la insulina antes de

cada inyección. Lo mejor para ello es balancear suavemente la pluma de un lado a otro (al menos 10 veces).

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Basal no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Antes de la inyección deben eliminarse del cartucho las burbujas de aire que se formen (ver las instrucciones de uso de la pluma). Los cartuchos vacíos no deben rellenarse.

Insuman Basal no se debe administrar por vía intravenosa y no debe usarse en bombas de infusión ni en bombas de insulina externas o implantadas.

Debe recordarse que los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Basal puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Los cartuchos de Insuman Basal no están diseñados para permitir la mezcla de ninguna otra insulina en ellos.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Basal SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes de su inserción en la pluma, Insuman Basal debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente el cartucho de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido. Después, la insulina debe resuspenderse antes de cada inyección.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Basal no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Las plumas vacías nunca deben reutilizarse y deben desecharse de forma segura.

Para prevenir la posible transmisión de enfermedades, cada pluma debe utilizarse exclusivamente por un solo paciente.

Debe recordarse que los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Antes de utilizar la pluma precargada SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Sanofi-Aventis Deutschland GmbH, D-65926 Frankfurt am Main, Alemania

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

EU/1/97/030/033

EU/1/97/030/034

EU/1/97/030/035

EU/1/97/030/036

EU/1/97/030/037

EU/1/97/030/057

EU/1/97/030/058

EU/1/97/030/086

EU/1/97/030/091

EU/1/97/030/096

EU/1/97/030/146

EU/1/97/030/147

EU/1/97/030/148

EU/1/97/030/149

EU/1/97/030/150

EU/1/97/030/151

EU/1/97/030/198

EU/1/97/030/199

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de la primera autorización: 21 Febrero 1997

Fecha de la última revalidación: 21 Febrero 2007

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea del Medicamento: http://www.ema.europa.eu/

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Insuman Comb 15 100 UI/ml suspensión inyectable en un vial Insuman Comb 15 100 UI/ml suspensión inyectable en un cartucho

Insuman Comb 15 SoloStar 100 UI/ml suspensión inyectable en pluma precargada

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Insuman Comb 15 100 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada vial contiene 5 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 500 UI de insulina.

Insuman Comb 15 100 UI/ml en un cartucho, Insuman Comb 15 SoloStar 100 UI/ml en un pluma precargada

Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada cartucho o pluma contiene 3 ml de suspensión inyectable, equivalente a 300 UI de insulina.

Una UI (Unidad Internacional) corresponde a 0,035 mg de insulina humana anhidra*.

Insuman Comb 15 es una suspensión de insulina isofánica bifásica con un 15% de insulina disuelta y un 85% de suspensión de insulina protamina cristalina.

*La insulina humana se obtiene por tecnología de ADN recombinante en Escherichia coli.

Para consultar la lista completa de excipientes ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Suspensión inyectable.

Después de la re-suspensión, suspensión blanca lechosa.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas

Diabetes mellitus, cuando se precise tratamiento con insulina.

4.2 Posología y forma de administración

Posología

Los niveles de glucemia deseados, las preparaciones de insulina que se van a usar y la pauta posológica (dosis e intervalos) deben determinarse de manera individual y ajustarse de acuerdo con la dieta, actividad física y estilo de vida del paciente.

Dosis diarias y momentos de administración

No existen reglas fijas sobre la pauta posológica de insulina. Sin embargo, la dosis promedio que se necesita suele ser de 0,5 a 1,0 UI por kg de peso corporal al día. Las necesidades metabólicas basales representan el 40 al 60% de las necesidades diarias totales. Insuman Comb 15 se inyecta por vía subcutánea 30 – 45 minutos antes de la comida.

Insuman Comb 15 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

SoloStar libera dosis de insulina desde 1 hasta 80 unidades en pasos de 1 unidad. Cada pluma contiene varias dosis.

Ajuste secundario de la dosis

La mejora del control metabólico puede dar lugar a una mayor sensibilidad a la insulina, con la reducción consiguiente de las necesidades de ésta. Puede requerirse asimismo un ajuste de la dosis, por ejemplo:

-si se produce un cambio en el peso del paciente,

-si cambia el estilo de vida del paciente,

-si aparecen otras circunstancias que puedan inducir una mayor sensibilidad a la hipo- o hiperglucemia (ver sección 4.4).

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada (≥ 65 años)

En pacientes de edad avanzada, el deterioro progresivo de la función renal puede producir una disminución constante de las necesidades de insulina.

Insuficiencia renal

En pacientes con insuficiencia renal, las necesidades de insulina podrían reducirse debido al reducido metabolismo de insulina.

Insuficiencia hepática

En pacientes con insuficiencia hepática, las necesidades de insulina podrían disminuir debido a la reducida capacidad para la gluconeogénesis y el reducido metabolismo de insulina.

Forma de administración

Insuman Comb 15 no se debe administrar por vía intravenosa y no debe usarse en bombas de infusión ni en bombas de insulina externas o implantadas.

Insuman Comb 15 se administra por vía subcutánea. Insuman Comb 15 nunca se debe inyectar por vía intravenosa.

La absorción de insulina y, por tanto, el efecto hipoglucemiante de una dosis puede variar según se practique la inyección en un área u otra (p.ej., la pared abdominal en comparación con el muslo). Los puntos de inyección, dentro de un área de inyección determinada, deben cambiarse de una inyección a otra.

Insuman Comb 15 100UI en un vial

Sólo se deben usar jeringas para inyección diseñadas para esta concentración de insulina (100 UI por ml). Las jeringas para inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej., trazas de heparina).

Insuman Comb 15 SoloStar 100UI en pluma precargada

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

Para mayor información sobre la manipulación, ver sección 6.6.

4.3 Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo

Los pacientes con hipersensibilidad a Insuman Comb 15 para los que no hay un preparado mejor disponible, sólo deben continuar el tratamiento bajo un estricto control médico y si es necesario, en combinación con un tratamiento antialérgico.

Se recomienda a los pacientes con alergia a la insulina animal, que se sometan al test cutáneo intradérmico previo a su cambio a Insuman Comb 15, ya que podrían experimentar reacciones inmunológicas cruzadas.

Si el control de la glucemia no es óptimo o si el paciente muestra tendencia a episodios hiper- o hipoglucémicos, antes de considerar el ajuste de la dosis de insulina es esencial revisar el grado de cumplimiento del tratamiento por parte del paciente, los puntos y las técnicas oportunas de inyección y todos los demás factores relevantes.

Cambio a Insuman Comb 15

Cambiar a un paciente a otro tipo o marca de insulina debe realizarse baja estricta supervisión médica. Cambios de dosis, marca (fabricante), tipo (regular, NPH, lenta, de acción prolongada, etc.), origen (animal, humana, análogo de insulina humana) y/o método de fabricación puede necesitar un cambio de dosis.

La necesidad de ajustar la dosis (p.ej., reducirla) puede ponerse de manifiesto inmediatamente después del cambio de tratamiento. También puede aparecer de forma gradual en un período de varias semanas.

Tras el cambio de una insulina animal a insulina humana, puede ser necesario reducir la pauta posológica, en especial en pacientes que

-hayan estado controlados previamente con niveles de glucemia bastante bajos,

-tengan tendencia a la hipoglucemia,

-hayan necesitado previamente dosis altas de insulina debido a la presencia de anticuerpos anti-insulina.

Durante el cambio de la insulina y en las semanas siguientes se recomienda establecer un estrecho control metabólico. En los pacientes que precisen dosis altas de insulina por la presencia de anticuerpos anti-insulina, se tiene que considerar la posibilidad de llevar a cabo el cambio bajo supervisión médica en un hospital o un contexto semejante.

Hipoglucemia

Puede producirse hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en relación con las necesidades de insulina.

Hay que tener especial cuidado, y es recomendable intensificar el control de la glucemia, en pacientes en los cuales los acontecimientos hipoglucémicos puedan tener especial relevancia clínica, como los pacientes con estenosis significativa de las arterias coronarias o de los vasos que irrigan el cerebro (riesgo de complicaciones cardíacas o cerebrales de la hipoglucemia), así como en pacientes con retinopatía proliferativa, especialmente si no se han tratado con láser (riesgo de amaurosis subsiguiente a la hipoglucemia).

Los pacientes deben conocer las circunstancias en que los síntomas de alarma de hipoglucemia se ven reducidos. Los síntomas de alarma de la hipoglucemia pueden verse modificados, y ser menos pronunciados o estar ausentes en ciertos grupos de riesgo. Éstos incluyen a los pacientes:

-cuyo control glucémico ha mejorado notablemente,

-en los que la hipoglucemia se desarrolla gradualmente,

-de edad avanzada,

-después de cambiar de una insulina de origen animal a una insulina de origen humano,

-que presentan una neuropatía autónoma,

-con un largo historial de diabetes,

-que padecen una enfermedad psiquiátrica,

-que reciben tratamiento simultáneo con determinados medicamentos (ver sección 4.5).

Estas situaciones pueden ocasionar una hipoglucemia grave (y posiblemente la pérdida del conocimiento) antes de que el paciente sea consciente de su hipoglucemia.

Si se observan valores normales o incluso disminuidos de hemoglobina glucosilada, hay que considerar la posibilidad de que existan episodios recurrentes e inadvertidos (especialmente nocturnos) de hipoglucemia.

El cumplimiento por parte del paciente de la pauta posológica, el régimen dietético, la correcta administración de insulina y el reconocimiento de los síntomas de hipoglucemia, son esenciales para reducir el riesgo de hipoglucemia. Los factores que incrementan la sensibilidad a la hipoglucemia requieren una especial vigilancia y pueden obligar al ajuste de la dosis. Entre ellos se cuentan:

-el cambio del área de inyección,

-el incremento de la sensibilidad a la insulina (p.ej. al eliminar factores de estrés),

-el ejercicio físico desacostumbrado, aumentado o prolongado,

-una enfermedad intercurrente (p.ej. vómitos, diarrea),

-ingesta inadecuada de alimentos,

-omisión de comidas,

-consumo de alcohol,

-ciertos trastornos de descompensación del sistema endocrino (p.ej. hipotiroidismo e insuficiencia adrenocortical o de la pituitaria anterior),

-el tratamiento en concomitancia con ciertos medicamentos (ver sección 4.5).

Enfermedades intercurrentes

Las enfermedades intercurrentes exigen una intensificación del control metabólico. En muchos casos, está indicada la realización de análisis de orina para detectar la presencia de cuerpos cetónicos y a menudo hay que ajustar la dosis de insulina, siendo frecuente que aumente la necesidad de la misma. Los pacientes con diabetes del tipo 1 deben continuar consumiendo al menos una pequeña cantidad de carbohidratos de forma periódica, aun cuando sean incapaces de comer o coman sólo un poco, o padezcan vómitos, etc., y nunca deben interrumpir completamente la administración de insulina.

Insuman Comb 15 100 UI/ml en un cartucho

Plumas a utilizar con los cartuchos de Insuman Comb 15 cartuchos

Los cartuchos de Insuman Comb 15 sólo deben utilizarse con las siguientes plumas:

-JuniorSTAR que libera Insuman Comb 15 en incrementos de 0,5 unidades de dosis

-OptiPen, ClikSTAR, Tactipen, Autopen 24, AllStar y AllStar PRO que liberan Insuman Comb 15 en incrementos de 1 unidad de dosis.

Estos cartuchos no deben utilizarse con ninguna otra pluma reutilizable, ya que la exactitud de la dosis está únicamente comprobada con las plumas citadas.

En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

Insuman Comb 15 SoloStar 100 UI/ml en pluma precarga

Manejo de la pluma

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente. SoloStar tiene que utilizarse tal y como recomiendan estas Instrucciones de Uso (ver sección 6.6).

Errores de medicación

Se han notificado errores de medicación, en los cuales se han administrado de forma accidental otras formulaciones de Insuman u otras insulinas. Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas.

Combinación de Insuman con pioglitazona

Se han notificado casos de insuficiencia cardíaca cuando se utiliza pioglitazona en combinación con insulina, sobre todo en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de insuficiencia cardíaca. Esto deberá tenerse en cuenta si se considera el tratamiento con la combinación de pioglitazona e Insuman. Si se usa esta combinación, se deben observar a los pacientes por si aparecen signos y síntomas de insuficiencia cardíaca, aumento de peso y edema. Se debe interrumpir el tratamiento con pioglitazona si se produce cualquier deterioro de los síntomas cardíacos.

4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Diversas sustancias afectan al metabolismo de la glucosa y pueden requerir el ajuste de la dosis de insulina humana.

Entre las sustancias que pueden intensificar el efecto hipoglucemiante e incrementar la sensibilidad a la hipoglucemia se cuentan los medicamentos antidiabéticos orales, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), la disopiramida, los fibratos, la fluoxetina, los inhibidores de la

enzima monoamino-oxidasa (MAO), la pentoxifilina, el propoxifeno, los salicilatos y los antibióticos del tipo de las sulfamidas.

Entre las sustancias que pueden reducir el efecto hipoglucemiante se incluyen los corticosteroides, el danazol, el diazóxido, los diuréticos, el glucagón, la isoniazida, los estrógenos y los progestágenos (p.ej. en los anticonceptivos orales), los derivados de fenotiacina, la somatotropina, los medicamentos simpaticomiméticos (p.ej. epinefrina [adrenalina], salbutamol, terbutalina), las hormonas tiroideas, los inhibidores de la proteasa y los antipsicóticos atípicos (por ejemplo: olanzapina y clozapina).

Los betabloqueantes, la clonidina, las sales de litio o el alcohol pueden potenciar o debilitar el efecto hipoglucemiante de la insulina. La pentamidina puede provocar hipoglucemia que algunas veces puede ir seguida de una hiperglucemia.

Además, bajo la influencia de medicamentos simpaticolíticos como los betabloqueantes, la clonidina, la guanetidina o la reserpina, los signos de contrarregulación adrenérgica pueden atenuarse o desaparecer.

4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

No se dispone de datos clínicos sobre embarazos de riesgo para insulina humana. La insulina no atraviesa la barrera placentaria. Debería prestarse atención en la prescripción a mujeres embarazadas.

Es esencial que las pacientes con diabetes preexistente o gravídica mantengan un buen control metabólico durante la gestación. Las necesidades de insulina pueden disminuir durante el primer trimestre y generalmente aumentan durante el segundo y tercer trimestre. Inmediatamente después del parto, las necesidades de insulina disminuyen de forma rápida (aumento del riesgo de hipoglucemia), siendo esencial un control cuidadoso de la glucosa.

Lactancia

No se espera que se produzcan efectos sobre el lactante. Insuman Comb 15 se puede utilizar durante el período de lactancia. Las mujeres en periodo de lactancia pueden necesitar ajustes en la dosis de insulina y en la dieta.

Fertilidad

No se dispone de datos clínicos o datos en animales sobre fertilidad de hombres o mujeres con insulina humana.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La capacidad de concentración y de reacción del paciente puede verse afectada a consecuencia de una hipoglucemia o una hiperglucemia o, por ejemplo, como consecuencia de un trastorno visual. Esto puede ser causa de riesgo en situaciones en que estas capacidades sean de especial importancia (p.ej. conducir o utilizar máquinas).

Debe advertirse a los pacientes que adopten precauciones para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con ausencia o reducción de la capacidad para percibir los síntomas de aviso de hipoglucemia, o que padecen episodios frecuentes de hipoglucemia. Deberá considerarse la conveniencia de conducir o utilizar máqinas en estas circunstancias.

4.8 Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

La hipoglucemia, que es, por lo general, la reacción adversa más frecuente de la terapia con insulina, puede producirse si la dosis de insulina es muy elevada en relación con las necesidades de la misma. En los estudios clínicos y durante la comercialización, la frecuencia varía en función de la población de pacientes y las pautas de dosis. Por tanto, no puede detallarse ninguna frecuencia específica.

Tabla de reacciones adversas

Las siguientes reacciones adversas relacionadas procedentes de investigación clínica se describen a continuación utilizando el sistema de clasificación de órganos y en orden decreciente: muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 a <1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100); raras (≥1/10.000 a <1/1.000); muy raras (<1/10.000), no conocidas (no se pueden estimar de los datos disponibles).

Las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada frecuencia.

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos del sistema

 

Shock

Reacciones inmediatas de

inmunológico

 

 

tipo alérgico

 

 

 

(hipotensión, edema

 

 

 

angioneurótico,

 

 

 

broncospasmo,

 

 

 

reacciones cutáneas

 

 

 

generalizadas);

 

 

 

Anticuerpos anti-

 

 

 

insulina.

Trastornos del

Edema

 

Hipoglucemia;

metabolismo y de la

 

 

Retención de sodio

nutrición

 

 

 

Trastornos oculares

 

 

Retinopatía proliferativa;

 

 

 

Retinopatía diabética;

 

 

 

Trastorno visual

 

 

 

 

Trastornos de la piel y

 

 

Lipodistrofia

del tejido subcutáneo

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos generales y

Reacciones en el lugar

Urticaria en el

Inflamación en el lugar

alteraciones en el lugar

de la inyección

lugar de

de inyección; dolor en el

de administración

 

inyección

lugar de inyección;

 

 

 

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

prurito en el lugar de

 

 

 

inyección; eritema en el

 

 

 

lugar de inyección;

 

 

 

tumefacción en el lugar

 

 

 

de inyección

Descripción de una selección de reacciones adversas

 

 

Trastornos del sistema inmunológico

Las reacciones inmediatas de tipo alérgico frente a la insulina o los excipientes pueden comportar riesgo vital.

La administración de insulina puede dar lugar a la formación de anticuerpos anti-insulina. En raras ocasiones, la presencia de estos anticuerpos puede precisar un ajuste de la dosis de insulina para corregir una tendencia a la hiperglucemia o a la hipoglucemia.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Las crisis hipoglucémicas graves, especialmente si muestran un patrón recurrente, pueden producir lesiones neurológicas. Los episodios hipoglucémicos prolongados o graves pueden tener un desenlace fatal.

En muchos pacientes, los signos y síntomas de neuroglucopenia están precedidos por signos de contrarregulación adrenérgica. En general, cuanto mayor y más rápido es el descenso de la glucemia, más marcado es el fenómeno de contrarregulación y sus síntomas.

La insulina puede ocasionar retención de sodio y edema, especialmente si el tratamiento insulínico intensivo corrige un control metabólico previo deficiente.

Trastornos oculares

Un cambio importante en el control de la glucemia puede provocar un trastorno visual temporal, debido a la alteración temporal de la turgencia y, por tanto, del índice de refracción del cristalino.

La mejora a largo plazo del control de la glucemia reduce el riesgo de progresión de la retinopatía diabética. Sin embargo, la intensificación de la terapia con insulina, con una mejora brusca del control de la glucemia, puede dar lugar a un deterioro temporal de la retinopatía diabética.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Se puede producir una lipodistrofia en el punto de

inyección que retrase la absorción local de la insulina. El cambio continuo del lugar de inyección dentro de un área de inyección determinado puede ser útil para disminuir o evitar estas reacciones.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

La mayor parte de las reacciones leves a las insulinas en el lugar de inyección, se resuelven habitualmente en unos días o en pocas semanas.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los

profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

4.9 Sobredosis

Síntomas

La sobredosis de insulina puede dar lugar a hipoglucemia grave y, en ocasiones, de larga duración que puede comportar riesgo vital.

Medidas

Los episodios leves de hipoglucemia se pueden tratar normalmente con carbohidratos por vía oral, pudiéndose requerir ajustes de la pauta posológica del medicamento, de las pautas dietéticas o del ejercicio físico.

Los episodios más graves con coma, crisis o trastornos neurológicos se pueden tratar con glucagón intramuscular/subcutáneo o con solución glucosada concentrada por vía intravenosa. Puede ser necesaria una ingesta mantenida de carbohidratos y someter al paciente a observación porque la hipoglucemia puede recurrir tras una aparente recuperación clínica.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Fármacos usados para la diabetes,insulinas y análogosde acción intermedia y rápida combinadas, para inyección. Código ATC: A10AD01.

Mecanismo de acción

La insulina

-reduce los niveles de glucemia y favorece efectos anabólicos, además de reducir los efectos catabólicos,

-aumenta el transporte de glucosa a las células, así como la formación de glucógeno en los músculos y el hígado, y mejora la utilización del piruvato. Inhibe la glucogenólisis y la gluconeogénesis,

-aumenta la lipogénesis en el hígado y el tejido adiposo e inhibe la lipólisis,

-favorece la captación de aminoácidos por las células y la síntesis de proteínas,

-aumenta la captación de potasio por las células.

Efectos farmacodinámicos

Insuman Comb 15 (una suspensión de insulina isofánica bifásica con un 15% de insulina disuelta) es una insulina caracterizada por una acción de instauración gradual y de larga duración. Tras la inyección subcutánea, la instauración de la acción tiene lugar dentro de los 30 a 60 minutos siguientes, alcanzándose la fase de máxima acción transcurridas entre 2 y 4 horas de la inyección. La duración de la acción es de 11 a 20 horas.

5.2 Propiedades farmacocinéticas

En sujetos sanos, la semivida sérica de la insulina es aproximadamente de 4 a 6 minutos. Es más larga en pacientes con insuficiencia renal grave. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la farmacocinética de la insulina no refleja su acción metabólica.

5.3 Datos preclínicos sobre seguridad

Se estudió la toxicidad aguda tras la administración subcutánea en ratas. No se encontraron pruebas de efectos tóxicos. Los estudios de los efectos farmacodinámicos tras la administración subcutánea en conejos y perros revelaron las reacciones hipoglucémicas que se esperaban.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes

Sulfato de protamina, metacresol,

fenol,

cloruro de cinc,

dihidrógeno fosfato de sodio dihidrato, glicerol,

hidróxido de sodio,

ácido clorhídrico (para ajuste de pH), agua para preparaciones inyectables.

6.2 Incompatibilidades

Este medicamento no debe mezclarse con otros excepto con los mencionados en la sección 6.6.

Insuman Comb 15 no debe mezclarse con soluciones que contengan sustancias reductoras, como tioles y sulfitos.

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 15 100 UI/ml en un vial

Insuman Comb 15 no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humanas diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulinas.

Insuman Comb 15 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina. No se deben mezclar insulinas de diferente concentración (p.ej., 100 UI por ml y 40 UI por ml).

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Comb 15 100 UI/ml en un cartucho

Insuman Comb 15 no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humana diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulinas.

Insuman Comb 15 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Comb 15 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Insuman Comb 15 no se debe mezclar con insulina de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

6.3 Período de validez

2 años.

Periodo de validez después del primer uso del vial:

El producto se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y el calor directo.

Mantener el vial en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Se recomienda anotar en la etiqueta la fecha de la primera utilización del vial.

Periodo de validez después del primer uso del cartucho, pluma:

El cartucho en uso (en la pluma de insulina) o transportado como repuesto, la pluma en uso o trasportado cmo repuesto se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y del calor directo.

La pluma que contenga el cartucho o las plumas en uso no se deben guardar en la nevera.

La tapa de la pluma debe colocarse de nuevo en la pluma después de cada inyección para protegerla de la luz.

6.4 Precauciones especiales de conservación

Viales sin abrir, cartuchos sin abrir, plumas en uso: Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC).

No congelar.

No colocar Insuman Comb 15 cerca del compartimento del congelador o junto a un acumulador de frío. Conservar el vial, cartuchos o pluma precargada en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Viales abiertos:

Para las condiciones de conservación tras la primera apertura del medicamento, ver sección 6.3.

6.5 Naturaleza y contenido del envase

Insuman Comb 15 100 UI/ml en un vial

5 ml de suspensión en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Comb 15 100 UI/ml en un cartucho, Insuman Comb 15 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada 3 ml de suspensión en un cartucho (vidrio incoloro del tipo 1), con un émbolo (caucho bromobutílico (tipo 1)) y una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho bromobutílico (tipo 1) o lámina de poliisopreno y bromobutilo).

Cada cartucho contiene 3 esferas (acero inoxidable).

Pluma precargada

Los cartuchos están sellados en un inyector de pluma desechable.

Las agujas no se incluyen en el estuche.

Tamaños de envase

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 cartuchos.

Se presentan en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 plumas.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

6.6 Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Insuman Comb 15 100 UI/ml en un vial

Antes de extraer insulina del vial por primera vez, quitar el capuchón protector de plástico.

Inmediatamente antes de extraer insulina del vial para pasarla a la jeringa para inyección, debe resuspenderse la insulina. Lo mejor para ello es hacer girar el vial en ángulo oblicuo entre las palmas de las manos. No agitar enérgicamente el vial, ya que podrían inducirse cambios en la suspensión (manifestados en el aspecto espumoso del vial; ver más adelante) y producirse espuma. La espuma puede interferir en la correcta medición de la dosis.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 15 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al

fondo del vial. Estos cambios a veces dan al vial un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo vial en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo vial si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Insuman Comb 15 no se debe administrar por vía intravenosa y no debe usarse en bombas de infusión ni en bombas de insulina externas o implantadas.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 15 puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas , pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Si hay que introducir dos insulinas diferentes en una sola jeringa para inyección, se recomienda extraer primero la de acción más corta para prevenir la contaminación del vial por la preparación de acción más larga. Serecomienda practicar la inyección inmediatamente después de mezclarlas.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Comb 15 100 UI en un cartucho

Pluma de insulina

Los cartuchos de Insuman Comb 15 deben utilizarse únicamente con Las plumas: OptiPen, ClikSTAR, Autopen 24, Tactipen, AllStar, AllSTAR PRO o JuniorSTAR (ver sección 4.4). En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

La pluma debe utilizarse tal y como se recomienda en la información facilitada por el fabricante del dispositivo.

Las instrucciones del fabricante para el uso de la pluma deben seguirse cuidadosamente al cargar el cartucho, insertar la aguja para inyección y administrar la inyección de insulina.

Si la pluma de insulina está dañada, o no funciona correctamente (debido a fallos mecánicos), debe desecharse y utilizar una pluma de insulina nueva.

Si la pluma no funciona correctamente (ver instrucciones de uso de la pluma), la suspensión puede extraerse del cartucho con una jeringa para inyección (adecuada para una insulina de 100 UI/ml) e inyectarse.

Cartuchos

Antes de su inserción en la pluma, Insuman Comb 15 debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente el cartucho de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido.

Con posterioridad, una vez insertado el cartucho en la pluma, debe resuspenderse la insulina antes de cada inyección. Lo mejor para ello es balancear suavemente la pluma de un lado a otro (al menos

10 veces).

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 15 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo

transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Antes de la inyección deben eliminarse del cartucho las burbujas de aire que se formen (ver las instrucciones de uso de la pluma). Los cartuchos vacíos no deben rellenarse.

Insuman Comb 15 no debe ser administrada por vía intravenosa y no se debe usar en bombas de infusión, o bombas de insulina externas o implantadas.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Com 15 puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Los cartuchos de Insuman Comb 15 no están diseñados para permitir la mezcla de ninguna otra insulina en ellos.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Comb 15 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes de su inserción en la pluma, Insuman Comb 15 debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente el cartucho de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido. Después, la insulina debe resuspenderse antes de cada inyección.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 15 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Las plumas vacías nunca deben reutilizarse y deben desecharse de forma segura.

Para prevenir la posible transmisión de enfermedades, cada pluma debe utilizarse exclusivamente por un solo paciente.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Antes de utilizar la pluma precargada SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Sanofi-Aventis Deutschland GmbH, D-65926 Frankfurt am Main, Alemania

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

EU/1/97/030/038

EU/1/97/030/039

EU/1/97/030/040

EU/1/97/030/059

EU/1/97/030/060

EU/1/97/030/087

EU/1/97/030/092

EU/1/97/030/097

EU/1/97/030/152

EU/1/97/030/153

EU/1/97/030/154

EU/1/97/030/155

EU/1/97/030/156

EU/1/97/030/157

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de la primera autorización: 21 Febrero 1997

Fecha de la última revalidación: 21 Febrero 2007

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea del Medicamento: http://www.ema.europa.eu/

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Insuman Comb 25 40 UI/ml suspensión inyectable en un vial Insuman Comb 25 100 UI/ml suspensión inyectable en un vial Insuman Comb 25 100 UI/ml suspensión inyectable en un cartucho

Insuman Comb 25 SoloStar 100 UI/ml suspensión inyectable en pluma precargada

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Insuman Comb 25 40 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 40 UI de insulina humana (equivalente a 1,4 mg).

Cada vial contiene 10 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 400 UI de insulina.

Insuman Comb 25 100 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada vial contiene 5 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 500 UI de insulina.

Insuman Comb 25 100 UI/ml en un cartucho, Insuman Comb 25 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada cartucho contiene 3 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 300 UI de insulina.

Una UI (Unidad Internacional) corresponde a 0,035 mg de insulina humana anhidra*.

Insuman Comb 25 es una suspensión de insulina isofánica bifásica con un 25% de insulina disuelta y un 75% de suspensión de insulina protamina cristalina.

*La insulina humana se obtiene por tecnología de ADN recombinante en Escherichia coli.

Para consultar la lista completa de excipientes ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Suspensión inyectable.

Después de la re-suspensión, suspensión blanca lechosa.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas

Diabetes mellitus, cuando se precise tratamiento con insulina.

4.2 Posología y forma de administración

Posología

Los niveles de glucemia deseados, las preparaciones de insulina que se van a usar y la pauta posológica (dosis e intervalos) deben determinarse de manera individual y ajustarse de acuerdo con la dieta, actividad física y estilo de vida del paciente.

Dosis diarias y momentos de administración

No existen reglas fijas sobre la pauta posológica de insulina. Sin embargo, la dosis promedio que se necesita suele ser de 0,5 a 1,0 UI por kg de peso corporal al día. Las necesidades metabólicas basales

representan el 40 al 60% de las necesidades diarias totales. Insuman Comb 25 se inyecta por vía subcutánea 30 – 45 minutos antes de la comida.

Insuman Comb 25 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

SoloStar libera dosis de insulina desde 1 hasta 80 unidades en pasos de 1 unidad. Cada pluma contiene varias dosis.

Ajuste secundario de la dosis

La mejora del control metabólico puede dar lugar a una mayor sensibilidad a la insulina, con la reducción consiguiente de las necesidades de ésta. Puede requerirse asimismo un ajuste de la dosis, por ejemplo:

-si se produce un cambio en el peso del paciente,

-si cambia el estilo de vida del paciente,

-si aparecen otras circunstancias que puedan inducir una mayor sensibilidad a la hipo- o hiperglucemia (ver sección 4.4).

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada (≥ 65 años)

En pacientes de edad avanzada, el deterioro progresivo de la función renal puede producir una disminución constante de las necesidades de insulina.

Insuficiencia renal

En pacientes con insuficiencia renal, las necesidades de insulina podrían reducirse debido al reducido metabolismo de insulina.

Insuficiencia hepática

En pacientes con insuficiencia hepática, las necesidades de insulina podrían disminuir debido a la reducida capacidad para la gluconeogénesis y el reducido metabolismo de insulina.

Forma de administración

Insuman Comb 25 no se debe administrar por vía intravenosa y no debe usarse en bombas de infusión ni en bombas de insulina externas o implantadas.

Insuman Comb 25 se administra por vía subcutánea. Insuman Comb 25 nunca se debe inyectar por vía intravenosa.

Insuman Comb 25 40 UI/ml en un vial

Sólo se deben usar jeringas para inyección diseñadas para esta concentración de insulina (40 UI por ml). Las jeringas para inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej. trazas de heparina).

Insuman Comb 25 100 UI/ml en un vial

Sólo se deben usar jeringas para inyección diseñadas para esta concentración de insulina (100 UI por ml). Las jeringas para inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej. trazas de heparina).

Insuman Comb 25 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

La absorción de insulina y, por tanto, el efecto hipoglucemiante de una dosis puede variar según se practique la inyección en un área u otra (p.ej., la pared abdominal en comparación con el muslo). Los puntos de inyección, dentro de un área de inyección determinada, deben cambiarse de una inyección a otra.

Para mayor información sobre la manipulación, ver sección 6.6.

4.3 Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo

Los pacientes con hipersensibilidad a Insuman Comb 25 para los que no hay un preparado mejor disponible, sólo deben continuar el tratamiento bajo un estricto control médico y si es necesario, en combinación con un tratamiento antialérgico.

Se recomienda a los pacientes con alergia a la insulina animal, que se sometan al test cutáneo intradérmico previo a su cambio a Insuman Comb 25, ya que podrían experimentar reacciones inmunológicas cruzadas.

Si el control de la glucemia no es óptimo o si el paciente muestra tendencia a episodios hiper- o hipoglucémicos, antes de considerar el ajuste de la dosis de insulina es esencial revisar el grado de cumplimiento del tratamiento por parte del paciente, los puntos y las técnicas oportunas de inyección y todos los demás factores relevantes.

Cambio a Insuman Comb 25

Cambiar a un paciente a otro tipo o marca de insulina debe realizarse baja estricta supervisión médica. Cambios de dosis, marca (fabricante), tipo (regular, NPH, lenta, de acción prolongada, etc.), origen (animal, humana, análogo de insulina humana) y/o método de fabricación puede necesitar un cambio de dosis.

La necesidad de ajustar la dosis (p.ej., reducirla) puede ponerse de manifiesto inmediatamente después del cambio de tratamiento. También puede aparecer de forma gradual en un período de varias semanas.

Tras el cambio de una insulina animal a insulina humana, puede ser necesario reducir la pauta posológica, en especial en pacientes que

-hayan estado controlados previamente con niveles de glucemia bastante bajos,

-tengan tendencia a la hipoglucemia,

-hayan necesitado previamente dosis altas de insulina debido a la presencia de anticuerpos anti-insulina.

Durante el cambio de la insulina y en las semanas siguientes se recomienda establecer un estrecho control metabólico. En los pacientes que precisen dosis altas de insulina por la presencia de anticuerpos anti-insulina, se tiene que considerar la posibilidad de llevar a cabo el cambio bajo supervisión médica en un hospital o un contexto semejante.

Hipoglucemia

Puede producirse hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en relación con las necesidades de insulina.

Hay que tener especial cuidado, y es recomendable intensificar el control de la glucemia, en pacientes en los cuales los acontecimientos hipoglucémicos puedan tener especial relevancia clínica, como los pacientes con estenosis significativa de las arterias coronarias o de los vasos que irrigan el cerebro (riesgo de complicaciones cardíacas o cerebrales de la hipoglucemia), así como en pacientes con retinopatía proliferativa, especialmente si no se han tratado con láser (riesgo de amaurosis subsiguiente a la hipoglucemia).

Los pacientes deben conocer las circunstancias en que los síntomas de alarma de hipoglucemia se ven reducidos. Los síntomas de alarma de la hipoglucemia pueden verse modificados, y ser menos pronunciados o estar ausentes en ciertos grupos de riesgo. Éstos incluyen a los pacientes:

-cuyo control glucémico ha mejorado notablemente,

-en los que la hipoglucemia se desarrolla gradualmente,

-de edad avanzada,

-después de cambiar de una insulina de origen animal a una insulina de origen humano,

-que presentan una neuropatía autónoma,

-con un largo historial de diabetes,

-que padecen una enfermedad psiquiátrica,

-que reciben tratamiento simultáneo con determinados medicamentos (ver sección 4.5).

Estas situaciones pueden ocasionar una hipoglucemia grave (y posiblemente la pérdida del conocimiento) antes de que el paciente sea consciente de su hipoglucemia.

Si se observan valores normales o incluso disminuidos de hemoglobina glucosilada, hay que considerar la posibilidad de que existan episodios recurrentes e inadvertidos (especialmente nocturnos) de hipoglucemia.

El cumplimiento por parte del paciente de la pauta posológica, el régimen dietético, la correcta administración de insulina y el reconocimiento de los síntomas de hipoglucemia, son esenciales para reducir el riesgo de hipoglucemia. Los factores que incrementan la sensibilidad a la hipoglucemia requieren una especial vigilancia y pueden obligar al ajuste de la dosis. Entre ellos se cuentan:

-el cambio del área de inyección,

-el incremento de la sensibilidad a la insulina (p.ej. al eliminar factores de estrés),

-el ejercicio físico desacostumbrado, aumentado o prolongado,

-una enfermedad intercurrente (p.ej. vómitos, diarrea),

-ingesta inadecuada de alimentos,

-omisión de comidas,

-consumo de alcohol,

-ciertos trastornos de descompensación del sistema endocrino (p.ej. hipotiroidismo e insuficiencia adrenocortical o de la pituitaria anterior),

-el tratamiento en concomitancia con ciertos medicamentos (ver sección 4.5).

Enfermedades intercurrentes

Las enfermedades intercurrentes exigen una intensificación del control metabólico. En muchos casos, está indicada la realización de análisis de orina para detectar la presencia de cuerpos cetónicos y a menudo hay que ajustar la dosis de insulina, siendo frecuente que aumente la necesidad de la misma. Los pacientes con diabetes del tipo 1 deben continuar consumiendo al menos una pequeña cantidad de carbohidratos de forma periódica, aun cuando sean incapaces de comer o coman sólo un poco, o padezcan vómitos, etc., y nunca deben interrumpir completamente la administración de insulina.

Insuman Comb 25 100 UI/ml en un cartucho

Plumas a utilizar con los cartuchos de Insuman Comb 25

Los cartuchos de Insuman Comb 25 sólo deben utilizarse con las siguientes plumas:

-JuniorSTAR que libera Insuman Comb 25 en incrementos de 0,5 unidades de dosis

-OptiPen, ClikSTAR, Tactipen, Autopen 24, AllStar y AllStar PRO que liberan Insuman Comb 25 en incrementos de 1 unidad de dosis.

Estos cartuchos no deben utilizarse con ninguna otra pluma reutilizable, ya que la exactitud de la dosis está únicamente comprobada con las plumas citadas.

En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

Insuman Comb 25 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Manejo de la pluma

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente. SoloStar tiene que utilizarse tal y como recomiendan estas Instrucciones de Uso (ver sección 6.6).

Errores de medicación

Se han notificado errores de medicación, en los cuales se han administrado de forma accidental otras formulaciones de Insuman u otras insulinas. Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas.

Combinación de Insuman con pioglitazona

Se han notificado casos de insuficiencia cardíaca cuando se utiliza pioglitazona en combinación con insulina, sobre todo en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de insuficiencia cardíaca. Esto deberá tenerse en cuenta si se considera el tratamiento con la combinación de pioglitazona e Insuman. Si se usa esta combinación, se deben observar a los pacientes por si aparecen signos y síntomas de insuficiencia cardíaca, aumento de peso y edema. Se debe interrumpir el tratamiento con pioglitazona si se produce cualquier deterioro de los síntomas cardíacos.

4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Diversas sustancias afectan al metabolismo de la glucosa y pueden requerir el ajuste de la dosis de insulina humana.

Entre las sustancias que pueden intensificar el efecto hipoglucemiante e incrementar la sensibilidad a la hipoglucemia se cuentan los medicamentos antidiabéticos orales, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), la disopiramida, los fibratos, la fluoxetina, los inhibidores de la

enzima monoamino-oxidasa (MAO), la pentoxifilina, el propoxifeno, los salicilatos y los antibióticos del tipo de las sulfamidas.

Entre las sustancias que pueden reducir el efecto hipoglucemiante se incluyen los corticosteroides, el danazol, el diazóxido, los diuréticos, el glucagón, la isoniazida, los estrógenos y los progestágenos (p.ej. en los anticonceptivos orales), los derivados de fenotiacina, la somatotropina, los medicamentos simpaticomiméticos (p.ej. epinefrina [adrenalina], salbutamol, terbutalina), las hormonas tiroideas, los inhibidores de la proteasa y los antipsicóticos atípicos (por ejemplo: olanzapina y clozapina).

Los betabloqueantes, la clonidina, las sales de litio o el alcohol pueden potenciar o debilitar el efecto hipoglucemiante de la insulina. La pentamidina puede provocar hipoglucemia que algunas veces puede ir seguida de una hiperglucemia.

Además, bajo la influencia de medicamentos simpaticolíticos como los betabloqueantes, la clonidina, la guanetidina o la reserpina, los signos de contrarregulación adrenérgica pueden atenuarse o desaparecer.

4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

No se dispone de datos clínicos sobre embarazos de riesgo para insulina humana. La insulina no atraviesa la barrera placentaria. Debería prestarse atención en la prescripción a mujeres embarazadas.

Es esencial que las pacientes con diabetes preexistente o gravídica mantengan un buen control metabólico durante la gestación. Las necesidades de insulina pueden disminuir durante el primer trimestre y generalmente aumentan durante el segundo y tercer trimestre. Inmediatamente después del parto, las necesidades de insulina disminuyen de forma rápida (aumento del riesgo de hipoglucemia), siendo esencial un control cuidadoso de la glucosa.

Lactancia

No se espera que se produzcan efectos sobre el lactante. Insuman Comb 25 se puede utilizar durante el período de lactancia. Las mujeres en periodo de lactancia pueden necesitar ajustes en la dosis de insulina y en la dieta.

Fertilidad

No se dispone de datos clínicos o datos en animales sobre fertilidad de hombres o mujeres con insulina humana.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La capacidad de concentración y de reacción del paciente puede verse afectada a consecuencia de una hipoglucemia o una hiperglucemia o, por ejemplo, como consecuencia de un trastorno visual. Esto puede ser causa de riesgo en situaciones en que estas capacidades sean de especial importancia (p.ej. conducir o utilizar r máquinas).

Debe advertirse a los pacientes que adopten precauciones para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con ausencia o reducción de la capacidad para percibir los síntomas de aviso de hipoglucemia, o que padecen episodios frecuentes de hipoglucemia. Deberá considerarse la conveniencia de conducir o utilizar máquinas en estas circunstancias.

4.8 Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

La hipoglucemia, que es, por lo general, la reacción adversa más frecuente de la terapia con insulina,puede producirse si la dosis de insulina es muy elevada en relación con las necesidades de la misma. En los estudios clínicos y durante la comercialización, la frecuencia varía en función de la población de pacientes y las pautas de dosis. Por tanto, no puede detallarse ninguna frecuencia específica.

Tabla de reacciones adversas

Las siguientes reacciones adversas relacionadas procedentes de investigación clínica se describen a continuación utilizando el sistema de clasificación de órganos y en orden decreciente: muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 a <1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100); raras (≥1/10.000 a <1/1.000); muy raras (<1/10.000), no conocidas (no se pueden estimar de los datos disponibles).

Las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada frecuencia.

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos del sistema

 

Shock

Reacciones inmediatas de

inmunológico

 

 

tipo alérgico

 

 

 

(hipotensión, edema

 

 

 

angioneurótico,

 

 

 

broncospasmo,

 

 

 

reacciones cutáneas

 

 

 

generalizadas);

 

 

 

Anticuerpos anti-

 

 

 

insulina.

Trastornos del

eEdema

 

Hipoglucemia;

metabolismo y de la

 

 

Retención de sodio

nutrición

 

 

 

Trastornos oculares

 

 

Retinopatía proliferativa;

 

 

 

Retinopatía diabética;

 

 

 

Trastorno visual

 

 

 

 

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos de la piel y

 

 

Lipodistrofia

del tejido subcutáneo

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos generales y

Reacciones en el lugar

Urticaria en el

Inflamación en el lugar

alteraciones en el lugar

de la inyección

lugar de

de inyección; dolor en el

de administración

 

inyección

lugar de inyección;

 

 

 

prurito en el lugar de

 

 

 

inyección; eritema en el

 

 

 

lugar de inyección;

 

 

 

tumefacción en el lugar

 

 

 

de inyección

Descripción de una selección de reacciones adversas

 

 

Trastornos del sistema inmunológico

Las reacciones inmediatas de tipo alérgico frente a la insulina o los excipientes pueden comportar riesgo vital.

La administración de insulina puede dar lugar a la formación de anticuerpos anti-insulina. En raras ocasiones, la presencia de estos anticuerpos puede precisar un ajuste de la dosis de insulina para corregir una tendencia a la hiperglucemia o a la hipoglucemia.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Las crisis hipoglucémicas graves, especialmente si muestran un patrón recurrente, pueden producir lesiones neurológicas. Los episodios hipoglucémicos prolongados o graves pueden tener un desenlace fatal.

En muchos pacientes, los signos y síntomas de neuroglucopenia están precedidos por signos de contrarregulación adrenérgica. En general, cuanto mayor y más rápido es el descenso de la glucemia, más marcado es el fenómeno de contrarregulación y sus síntomas.

La insulina puede ocasionar retención de sodio y edema, especialmente si el tratamiento insulínico intensivo corrige un control metabólico previo deficiente.

Trastornos oculares

Un cambio importante en el control de la glucemia puede provocar un trastorno visual temporal, debido a la alteración temporal de la turgencia y, por tanto, del índice de refracción del cristalino.

La mejora a largo plazo del control de la glucemia reduce el riesgo de progresión de la retinopatía diabética. Sin embargo, la intensificación de la terapia con insulina, con una mejora brusca del control de la glucemia, puede dar lugar a un deterioro temporal de la retinopatía diabética.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Se puede producir una lipodistrofia en el punto de inyección que retrase la absorción local de la insulina. El cambio continuo del lugar de inyección dentro de un área de inyección determinado puede ser útil para disminuir o evitar estas reacciones.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

La mayor parte de las reacciones leves a la insulina, en el lugar de inyección, se resuelven habitualmente en unos días o en pocas semanas.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

4.9 Sobredosis

Síntomas

La sobredosis de insulina puede dar lugar a hipoglucemia grave y, en ocasiones, de larga duración que puede comportar riesgo vital.

Medidas

Los episodios leves de hipoglucemia se pueden tratar normalmente con carbohidratos por vía oral, pudiéndose requerir ajustes de la pauta posológica del medicamento, de las pautas dietéticas o del ejercicio físico.

Los episodios más graves con coma, crisis o trastornos neurológicos se pueden tratar con glucagón intramuscular/subcutáneo o con solución glucosada concentrada por vía intravenosa. Puede ser necesaria una ingesta mantenida de carbohidratos y someter al paciente a observación porque la hipoglucemia puede recurrir tras una aparente recuperación clínica.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Fármacos usados para la diabetes,insulinas y análogos de acción intermedia y rápida combinadas para inyección. Código ATC: A10AD01.

Mecanismo de acción

La insulina

-reduce los niveles de glucemia y favorece efectos anabólicos, además de reducir los efectos catabólicos,

-aumenta el transporte de glucosa a las células, así como la formación de glucógeno en los músculos y el hígado, y mejora la utilización del piruvato. Inhibe la glucogenólisis y la gluconeogénesis,

-aumenta la lipogénesis en el hígado y el tejido adiposo e inhibe la lipólisis,

-favorece la captación de aminoácidos por las células y la síntesis de proteínas,

-aumenta la captación de potasio por las células.

Efectos farmacodinámicos

Insuman Comb 25 (una suspensión de insulina isofánica bifásica con un 25% de insulina disuelta) es una insulina caracterizada por una acción de instauración gradual y de larga duración. Tras la inyección subcutánea, la instauración de la acción tiene lugar dentro de los 30 a 60 minutos siguientes, alcanzándose la fase de máxima acción transcurridas entre 2 y 4 horas de la inyección. La duración de la acción es de 12 a 19 horas.

5.2 Propiedades farmacocinéticas

En sujetos sanos, la semivida sérica de la insulina es aproximadamente de 4 a 6 minutos. Es más larga en pacientes con insuficiencia renal grave. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la farmacocinética de la insulina no refleja su acción metabólica.

5.3 Datos preclínicos sobre seguridad

Se estudió la toxicidad aguda tras la administración subcutánea en ratas. No se encontraron pruebas de efectos tóxicos. Los estudios de los efectos farmacodinámicos tras la administración subcutánea en conejos y perros revelaron las reacciones hipoglucémicas que se esperaban.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes

Sulfato de protamina, metacresol,

fenol,

cloruro de cinc,

dihidrógeno fosfato de sodio dihidrato, glicerol,

hidróxido de sodio,

ácido clorhídrico (para ajuste de pH), agua para preparaciones inyectables.

6.2 Incompatibilidades

Este medicamento no debe mezclarse con otros excepto con los mencionados en la sección 6.6.

Insuman Comb 25 no debe mezclarse con soluciones que contengan sustancias reductoras, como tioles y sulfitos.

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 25 40 UI/Ml en un vial, Insuman Comb 25 100 UI/ml en un vial

Insuman Comb 25 no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humana diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulinas.

Insuman Comb 25 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina. No se deben mezclar insulinas de diferente concentración (p.ej., 100 UI por ml y 40 UI por ml).

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Comb 25 100 UI/ml en un cartucho

Insuman Comb 25 no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humana diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulinas.

Insuman Comb 25 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Comb 25 SoloStar 100 UI/nl en pluma precargada

Insuman Comb 25 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

6.3 Período de validez

2 años.

Periodo de validez después del primer uso del vial:

El producto se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y el calor directo.

Mantener el vial en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Se recomienda anotar en la etiqueta la fecha de la primera utilización del vial.

Periodo de validez después del primer uso del cartucho, pluma:

El cartucho en uso (en la pluma de insulina) o transportado como repuesto, la pluma en uso o trasportada como respuesto, se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y el calor directo.

La pluma que contenga el cartucho no debe guardarse en la nevera.

La tapa de la pluma debe colocarse de nuevo en la pluma tras cada inyección para protegerlo de la luz.

6.4 Precauciones especiales de conservación

Viales sin abrir, cartuchos sin abrir, plumas sin usar: Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC).

No congelar.

No colocar Insuman Comb 25 cerca del compartimento del congelador o junto a un acumulador de frío. Conservar el vial, cartucho o pluma precargada en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Viales abiertos, cartuchos en uso, plumas en uso:

Para las condiciones de conservación tras la primera apertura del medicamento, ver sección 6.3.

6.5 Naturaleza y contenido del envase

Insuman Comb 25 40 UI/ml en un vial

10 ml de suspensión en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Comb 25 100 UI/ml en un vial

5 ml de suspensión en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Comb 25 100 UI/ml en un cartucho, Insuman Comb 25 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada 3 ml de suspensión en un cartucho (vidrio incoloro del tipo 1), con un émbolo (caucho bromobutílico (tipo 1)) y una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho bromobutílico (tipo 1) o lámina de poliisopreno y bromobutilo).

Cada cartucho contiene 3 esferas (acero inoxidable).

Plumas precargadas

Los cartuchos están sellados en un inyector de pluma desechable.

Las agujas no se incluyen en el estuche.

Tamaños de envase

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 cartuchos.

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 plumas precargadas

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

6.6 Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Insuman Comb 25 40 UI/ml en un vial, Insuman Comb 25 100 UI/ml en un vial

Antes de extraer insulina del vial por primera vez, quitar el capuchón protector de plástico.

Inmediatamente antes de extraer insulina del vial para pasarla a la jeringa para inyección, debe resuspenderse la insulina. Lo mejor para ello es hacer girar el vial en ángulo oblicuo entre las palmas de las manos. No agitar enérgicamente el vial, ya que podrían inducirse cambios en la suspensión (manifestados en el aspecto espumoso del vial; ver más adelante) y producirse espuma. La espuma puede interferir en la correcta medición de la dosis.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 25 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al

fondo del vial. Estos cambios a veces dan al vial un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo vial en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo vial si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Insuman Comb 25 no se debe usar en bombas de insulina externas o implantadas ni en bombas peristálticas con tubos de silicona.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 25 puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Si hay que introducir dos insulinas diferentes en una sola jeringa para inyección, se recomienda extraer primero la de acción más corta para prevenir la contaminación del vial por la preparación de acción más larga. Se recomienda practicar la inyección inmediatamente después de mezclarlas.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Comb 25 100 UI/ml en un cartucho

Pluma de insulina

Los cartuchos de Insuman Comb 25 deben utilizarse únicamente con las plumas: OptiPen, ClikSTAR, Autopen 24, Tactipen, AllStar , AllStar PRO o JuniorSTAR (ver sección 4.4). En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

La pluma debe utilizarse tal y como se recomienda en la información facilitada por el fabricante del dispositivo.

Las instrucciones del fabricante para el uso de la pluma deben seguirse cuidadosamente al cargar el cartucho, insertar la aguja para inyección y administrar la inyección de insulina.

Si la pluma de insulina está dañada, o no funciona correctamente (debido a fallos mecánicos), debe desecharse y utilizar una pluma de insulina nueva.

Si la pluma no funciona correctamente (ver instrucciones de uso de la pluma), la suspensión puede extraerse del cartucho con una jeringa para inyección (adecuada para una insulina de 100 UI/ml) e inyectarse.

Cartuchos

Antes de su inserción en la pluma, Insuman Comb 25 debe mantenerse a temperatura ambiente durante

1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente el cartucho de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido.

Con posterioridad, una vez insertado el cartucho en la pluma, debe resuspenderse la insulina antes de cada inyección. Lo mejor para ello es balancear suavemente la pluma de un lado a otro (al menos

10 veces).

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 25 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al

fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Antes de la inyección deben eliminarse del cartucho las burbujas de aire que se formen (ver las instrucciones de uso de la pluma). Los cartuchos vacíos no deben rellenarse.

Insuman Comb 25 no debe ser administrada por vía intravenosa y no se debe usar en bombas de infusión, o bombas de insulina externas o implantadas.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 25 puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Los cartuchos de Insuman Comb 25 no están diseñados para permitir la mezcla de ninguna otra insulina en ellos.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Comb 25 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes del primer uso, Insuman Comb 25 debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente la pluma de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido. Después, la insulina debe resuspenderse antes de cada inyección.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 25 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Las plumas vacías nunca deben reutilizarse y deben desecharse de forma segura.

Para prevenir la posible transmisión de enfermedades, cada pluma debe utilizarse exclusivamente por un solo paciente.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Antes de utilizar la pluma precargada SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Sanofi-Aventis Deutschland GmbH, D-65926 Frankfurt am Main, Alemania

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

EU/1/97/030/043

EU/1/97/030/044

EU/1/97/030/045

EU/1/97/030/046

EU/1/97/030/047

EU/1/97/030/061

EU/1/97/030/062

EU/1/97/030/088

EU/1/97/030/093

EU/1/97/030/098

EU/1/97/030/158

EU/1/97/030/159

EU/1/97/030/160

EU/1/97/030/161

EU/1/97/030/162

EU/1/97/030/163

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de la primera autorización: 21 Febrero 1997

Fecha de la última revalidación: 21 Febrero 2007

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea del Medicamento: http://www.ema.europa.eu/

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Insuman Comb 30 100 UI/ml suspensión inyectable en un vial

Insuman Comb 30 100 UI/ml suspensión inyectable en un cartucho

Insuman Comb 30 100 UI/ml suspensión inyectable en pluma precargada

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada vial contiene 5 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 500 UI de insulina, ó 10 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 1000 UI de insulina.

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un cartucho, Insuman Comb 30 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada cartucho o pluma contiene 3 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 300 UI de insulina

Una UI (Unidad Internacional) corresponde a 0,035 mg de insulina humana anhidra*.

Insuman Comb 30 es una suspensión de insulina isofánica bifásica con un 30% de insulina disuelta y un 70% de suspensión de insulina protamina cristalina.

*La insulina humana se obtiene por tecnología de ADN recombinante en Escherichia coli.

Para consultar la lista completa de excipientes ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Suspensión inyectable.

Después de la re-suspensión, suspensión blanca lechosa.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas

Diabetes mellitus, cuando se precise tratamiento con insulina.

4.2 Posología y forma de administración

Posología

Los niveles de glucemia deseados, las preparaciones de insulina que se van a usar y la pauta posológica (dosis e intervalos) deben determinarse de manera individual y ajustarse de acuerdo con la dieta, actividad física y estilo de vida del paciente.

Dosis diarias y momentos de administración

No existen reglas fijas sobre la pauta posológica de insulina. Sin embargo, la dosis promedio que se necesita suele ser de 0,5 a 1,0 UI por kg de peso corporal al día. Las necesidades metabólicas basales representan el 40 al 60% de las necesidades diarias totales. Insuman Comb 30 se inyecta por vía subcutánea 30 – 45 minutos antes de la comida.

Insuman Comb 30 Solostar 100 UI/ml en pluma precargada

SoloStar libera dosis de insulina desde 1 hasta 80 unidades en pasos de 1 unidad. Cada pluma contiene varias dosis.

Ajuste secundario de la dosis

La mejora del control metabólico puede dar lugar a una mayor sensibilidad a la insulina, con la reducción consiguiente de las necesidades de ésta. Puede requerirse asimismo un ajuste de la dosis, por ejemplo:

-si se produce un cambio en el peso del paciente,

-si cambia el estilo de vida del paciente,

-si aparecen otras circunstancias que puedan inducir una mayor sensibilidad a la hipo- o hiperglucemia (ver sección 4.4).

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada (≥ 65 años)

En pacientes de edad avanzada, el deterioro progresivo de la función renal puede producir una disminución constante de las necesidades de insulina.

Insuficiencia renal

En pacientes con insuficiencia renal, las necesidades de insulina podrían reducirse debido al reducido metabolismo de insulina.

Insuficiencia hepática

En pacientes con insuficiencia hepática, las necesidades de insulina podrían disminuir debido a la reducida capacidad para la gluconeogénesis y el reducido metabolismo de insulina.

Forma de administración

Insuman Comb 30 no se debe administrar por vía intravenosa y no debe usarse en bombas de infusión ni en bombas de insulina externas o implantadas.

Insuman Comb 30 se administra por vía subcutánea. Insuman Comb 30 nunca se debe inyectar por vía intravenosa.

La absorción de insulina y, por tanto, el efecto hipoglucemiante de una dosis puede variar según se practique la inyección en un área u otra (p.ej., la pared abdominal en comparación con el muslo). Los puntos de inyección, dentro de un área de inyección determinada, deben cambiarse de una inyección a otra.

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un vial

Sólo se deben usar jeringas para inyección diseñadas para esta concentración de insulina (100 UI por ml). Las jeringas para inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej., trazas de heparina).

Insuman Comb 30 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

Para mayor información sobre la manipulación, ver sección 6.6.

4.3 Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo

Los pacientes con hipersensibilidad a Insuman Comb 30 para los que no hay un preparado mejor disponible, sólo deben continuar el tratamiento bajo un estricto control médico y si es necesario, en

combinación con un tratamiento antialérgico.

Se recomienda a los pacientes con alergia a la insulina animal, que se sometan al test cutáneo intradérmico previo a su cambio a Insuman Comb 30, ya que podrían experimentar reacciones inmunológicas cruzadas.

Si el control de la glucemia no es óptimo o si el paciente muestra tendencia a episodios hiper- o hipoglucémicos, antes de considerar el ajuste de la dosis de insulina es esencial revisar el grado de cumplimiento del tratamiento por parte del paciente, los puntos y las técnicas oportunas de inyección y todos los demás factores relevantes.

Cambio a Insuman Comb 30

Cambiar a un paciente a otro tipo o marca de insulina debe realizarse baja estricta supervisión médica. Cambios de dosis, marca (fabricante), tipo (regular, NPH, lenta, de acción prolongada, etc.), origen (animal, humana, análogo de insulina humana) y/o método de fabricación puede necesitar un cambio de dosis.

La necesidad de ajustar la dosis (p.ej., reducirla) puede ponerse de manifiesto inmediatamente después del cambio de tratamiento. También puede aparecer de forma gradual en un período de varias semanas.

Tras el cambio de una insulina animal a insulina humana, puede ser necesario reducir la pauta posológica, en especial en pacientes que

-hayan estado controlados previamente con niveles de glucemia bastante bajos,

-tengan tendencia a la hipoglucemia,

-hayan necesitado previamente dosis altas de insulina debido a la presencia de anticuerpos anti-insulina.

Durante el cambio de la insulina y en las semanas siguientes se recomienda establecer un estrecho control metabólico. En los pacientes que precisen dosis altas de insulina por la presencia de anticuerpos anti-insulina, se tiene que considerar la posibilidad de llevar a cabo el cambio bajo supervisión médica en un hospital o un contexto semejante.

Hipoglucemia

Puede producirse hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en relación con las necesidades de insulina.

Hay que tener especial cuidado, y es recomendable intensificar el control de la glucemia, en pacientes en los cuales los acontecimientos hipoglucémicos puedan tener especial relevancia clínica, como los pacientes con estenosis significativa de las arterias coronarias o de los vasos que irrigan el cerebro (riesgo de complicaciones cardíacas o cerebrales de la hipoglucemia), así como en pacientes con retinopatía proliferativa, especialmente si no se han tratado con láser (riesgo de amaurosis subsiguiente a la hipoglucemia).

Los pacientes deben conocer las circunstancias en que los síntomas de alarma de hipoglucemia se ven reducidos. Los síntomas de alarma de la hipoglucemia pueden verse modificados, y ser menos pronunciados o estar ausentes en ciertos grupos de riesgo. Éstos incluyen a los pacientes:

-cuyo control glucémico ha mejorado notablemente,

-en los que la hipoglucemia se desarrolla gradualmente,

-de edad avanzada,

-después de cambiar de una insulina de origen animal a una insulina de origen humano,

-que presentan una neuropatía autónoma,

-con un largo historial de diabetes,

-que padecen una enfermedad psiquiátrica,

-que reciben tratamiento simultáneo con determinados medicamentos (ver sección 4.5).

Estas situaciones pueden ocasionar una hipoglucemia grave (y posiblemente la pérdida del

conocimiento) antes de que el paciente sea consciente de su hipoglucemia.

Si se observan valores normales o incluso disminuidos de hemoglobina glucosilada, hay que considerar la posibilidad de que existan episodios recurrentes e inadvertidos (especialmente nocturnos) de hipoglucemia.

El cumplimiento por parte del paciente de la pauta posológica, el régimen dietético, la correcta administración de insulina y el reconocimiento de los síntomas de hipoglucemia, son esenciales para reducir el riesgo de hipoglucemia. Los factores que incrementan la sensibilidad a la hipoglucemia requieren una especial vigilancia y pueden obligar al ajuste de la dosis. Entre ellos se cuentan:

-el cambio del área de inyección,

-el incremento de la sensibilidad a la insulina (p.ej. al eliminar factores de estrés),

-el ejercicio físico desacostumbrado, aumentado o prolongado,

-una enfermedad intercurrente (p.ej. vómitos, diarrea),

-ingesta inadecuada de alimentos,

-omisión de comidas,

-consumo de alcohol,

-ciertos trastornos de descompensación del sistema endocrino (p.ej. hipotiroidismo e insuficiencia adrenocortical o de la pituitaria anterior),

-el tratamiento en concomitancia con ciertos medicamentos (ver sección 4.5).

Enfermedades intercurrentes

Las enfermedades intercurrentes exigen una intensificación del control metabólico. En muchos casos, está indicada la realización de análisis de orina para detectar la presencia de cuerpos cetónicos y a menudo hay que ajustar la dosis de insulina, siendo frecuente que aumente la necesidad de la misma. Los pacientes con diabetes del tipo 1 deben continuar consumiendo al menos una pequeña cantidad de carbohidratos de forma periódica, aun cuando sean incapaces de comer o coman sólo un poco, o padezcan vómitos, etc., y nunca deben interrumpir completamente la administración de insulina.

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un cartucho

Plumas a utilizar con los cartuchos de Insuman Comb 30

Los cartuchos de Insuman Comb 30 sólo deben utilizarse con las siguientes plumas:

-JuniorSTAR que libera Insuman Comb 30 en incrementos de 0,5 unidades de dosis

-OptiPen, ClikSTAR, Tactipen, Autopen 24, AllStar y AllStar PRO que liberan Insuman Comb 30 en incrementos de 1 unidad de dosis.

Estos cartuchos no deben utilizarse con ninguna otra pluma reutilizable, ya que la exactitud de la dosis está únicamente comprobada con las plumas citadas.

En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

Insuman Comb 30 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Manejo de la pluma

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente. SoloStar tiene que utilizarse tal y como recomiendan estas Instrucciones de Uso (ver sección 6.6).

Errores de medicación

Se han notificado errores de medicación, en los cuales se han administrado de forma accidental otras formulaciones de Insuman u otras insulinas. Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas.

Combinación de Insuman con pioglitazona

Se han notificado casos de insuficiencia cardíaca cuando se utiliza pioglitazona en combinación con insulina, sobre todo en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de insuficiencia cardíaca. Esto deberá tenerse en cuenta si se considera el tratamiento con la combinación de pioglitazona e Insuman. Si se usa esta combinación, se deben observar a los pacientes por si aparecen signos y síntomas de insuficiencia cardíaca, aumento de peso y edema. Se debe interrumpir el tratamiento con pioglitazona si se produce cualquier deterioro de los síntomas cardíacos.

4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Diversas sustancias afectan al metabolismo de la glucosa y pueden requerir el ajuste de la dosis de insulina humana.

Entre las sustancias que pueden intensificar el efecto hipoglucemiante e incrementar la sensibilidad a la hipoglucemia se cuentan los medicamentos antidiabéticos orales, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), la disopiramida, los fibratos, la fluoxetina, los inhibidores de la

enzima monoamino-oxidasa (MAO), la pentoxifilina, el propoxifeno, los salicilatos y los antibióticos del tipo de las sulfamidas.

Entre las sustancias que pueden reducir el efecto hipoglucemiante se incluyen los corticosteroides, el danazol, el diazóxido, los diuréticos, el glucagón, la isoniazida, los estrógenos y los progestágenos (p.ej. en los anticonceptivos orales), los derivados de fenotiacina, la somatotropina, los medicamentos simpaticomiméticos (p.ej. epinefrina [adrenalina], salbutamol, terbutalina), las hormonas tiroideas, los inhibidores de la proteasa y los antipsicóticos atípicos (por ejemplo: olanzapina y clozapina).

Los betabloqueantes, la clonidina, las sales de litio o el alcohol pueden potenciar o debilitar el efecto hipoglucemiante de la insulina. La pentamidina puede provocar hipoglucemia que algunas veces puede ir seguida de una hiperglucemia.

Además, bajo la influencia de medicamentos simpaticolíticos como los betabloqueantes, la clonidina, la guanetidina o la reserpina, los signos de contrarregulación adrenérgica pueden atenuarse o desaparecer.

4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

No se dispone de datos clínicos sobre embarazos de riesgo para insulina humana. La insulina no atraviesa la barrera placentaria. Debería prestarse atención en la prescripción a mujeres embarazadas.

Es esencial que las pacientes con diabetes preexistente o gravídica mantengan un buen control metabólico durante la gestación. Las necesidades de insulina pueden disminuir durante el primer trimestre y generalmente aumentan durante el segundo y tercer trimestre. Inmediatamente después del parto, las necesidades de insulina disminuyen de forma rápida (aumento del riesgo de hipoglucemia), siendo esencial un control cuidadoso de la glucosa.

Lactancia

No se espera que se produzcan efectos sobre el lactante. Insuman Comb 30 se puede utilizar durante el período de lactancia. Las mujeres en periodo de lactancia pueden necesitar ajustes en la dosis de insulina y en la dieta.

Fertilidad

No se dispone de datos clínicos o datos en animales sobre fertilidad de hombres o mujeres con insulina humana.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La capacidad de concentración y de reacción del paciente puede verse afectada a consecuencia de una hipoglucemia o una hiperglucemia o, por ejemplo, como consecuencia de un trastorno visual. Esto puede ser causa de riesgo en situaciones en que estas capacidades sean de especial importancia (p.ej. conducir o utilizar máquinas).

Debe advertirse a los pacientes que adopten precauciones para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con ausencia o reducción de la

capacidad para percibir los síntomas de aviso de hipoglucemia, o que padecen episodios frecuentes de hipoglucemia. Deberá considerarse la conveniencia de conducir o utilizar máquinas en estas circunstancias.

4.8 Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

La hipoglucemia, que es, por lo general, el la reacción adversa más frecuente de la terapia con insulina, puede producirse si la dosis de insulina es muy elevada en relación con las necesidades de la misma. En los estudios clínicos y durante la comercialización, la frecuencia varía en función de la población de pacientes y las pautas de dosis. Por tanto, no puede detallarse ninguna frecuencia específica.

Tabla de reacciones adversas

Las siguientes reacciones adversas relacionadas procedentes de investigación clínica se describen a continuación utilizando el sistema de clasificación de órganos y en orden decreciente: muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 a <1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100); raras (≥1/10.000 a <1/1.000); muy raras (<1/10.000), no conocidas (no se pueden estimar de los datos disponibles).

Las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada frecuencia.

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos del sistema

 

Shock

Reacciones inmediatas de

inmunológico

 

 

tipo alérgico

 

 

 

(hipotensión, edema

 

 

 

angioneurótico,

 

 

 

broncospasmo,

 

 

 

reacciones cutáneas

 

 

 

generalizadas);

 

 

 

Anticuerpos anti-

 

 

 

insulina.

Trastornos del

Edema

 

Hipoglucemia;

metabolismo y de la

 

 

Retención de sodio

nutrición

 

 

 

Trastornos oculares

 

 

Retinopatía proliferativa;

 

 

 

Retinopatía diabética;

 

 

 

Trastorno visual

 

 

 

 

Trastornos de la piel y

 

 

Lipodistrofia

del tejido subcutáneo

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos generales y

Reacciones en el lugar

Urticaria en el

Inflamación en el lugar

alteraciones en el lugar

de la inyección

lugar de

de inyección; dolor en el

de administración

 

inyección

lugar de inyección;

 

 

 

prurito en el lugar de

 

 

 

inyección; eritema en el

 

 

 

lugar de inyección;

 

 

 

tumefacción en el lugar

 

 

 

de inyección

Descripción de una selección de reacciones adversas

 

 

Trastornos del sistema inmunológico

Las reacciones inmediatas de tipo alérgico frente a la insulina o los excipientes pueden comportar riesgo vital.

La administración de insulina puede dar lugar a la formación de anticuerpos anti-insulina. En raras ocasiones, la presencia de estos anticuerpos puede precisar un ajuste de la dosis de insulina para corregir una tendencia a la hiperglucemia o a la hipoglucemia.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Las crisis hipoglucémicas graves, especialmente si muestran un patrón recurrente, pueden producir lesiones neurológicas. Los episodios hipoglucémicos prolongados o graves pueden tener un desenlace fatal.

En muchos pacientes, los signos y síntomas de neuroglucopenia están precedidos por signos de contrarregulación adrenérgica. En general, cuanto mayor y más rápido es el descenso de la glucemia, más marcado es el fenómeno de contrarregulación y sus síntomas.

La insulina puede ocasionar retención de sodio y edema, especialmente si el tratamiento insulínico intensivo corrige un control metabólico previo deficiente.

Trastornos oculares

Un cambio importante en el control de la glucemia puede provocar un trastorno visual temporal, debido a la alteración temporal de la turgencia y, por tanto, del índice de refracción del cristalino.

La mejora a largo plazo del control de la glucemia reduce el riesgo de progresión de la retinopatía diabética. Sin embargo, la intensificación de la terapia con insulina, con una mejora brusca del control de la glucemia, puede dar lugar a un deterioro temporal de la retinopatía diabética.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Se puede producir una lipodistrofia en el punto de

inyección que retrase la absorción local de la insulina. El cambio continuo del lugar de inyección dentro de un área de inyección determinado puede ser útil para disminuir o evitar estas reacciones.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

La mayor parte de las reacciones leves a la insulina, en el lugar de inyección, se resuelven habitualmente en unos días o en pocas semanas.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

4.9 Sobredosis

Síntomas

La sobredosis de insulina puede dar lugar a hipoglucemia grave y, en ocasiones, de larga duración que puede comportar riesgo vital.

Medidas

Los episodios leves de hipoglucemia se pueden tratar normalmente con carbohidratos por vía oral, pudiéndose requerir ajustes de la pauta posológica del medicamento, de las pautas dietéticas o del ejercicio físico.

Los episodios más graves con coma, crisis o trastornos neurológicos se pueden tratar con glucagón intramuscular/subcutáneo o con solución glucosada concentrada por vía intravenosa. Puede ser necesaria una ingesta mantenida de carbohidratos y someter al paciente a observación porque la hipoglucemia puede recurrir tras una aparente recuperación clínica.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Fármacos usados para la diabetes, insulinas y análogos de acción intermedia y rápida combinadas para inyección. Código ATC: A10AD01.

Mecanismo de acción

La insulina

-reduce los niveles de glucemia y favorece efectos anabólicos, además de reducir los efectos catabólicos,

-aumenta el transporte de glucosa a las células, así como la formación de glucógeno en los músculos y el hígado, y mejora la utilización del piruvato. Inhibe la glucogenólisis y la gluconeogénesis,

-aumenta la lipogénesis en el hígado y el tejido adiposo e inhibe la lipólisis,

-favorece la captación de aminoácidos por las células y la síntesis de proteínas,

-aumenta la captación de potasio por las células.

Efectos farmacodinámicos

Insuman Comb 30 (una suspensión de insulina isofánica bifásica con un 30% de insulina disuelta) es una insulina caracterizada por una acción de instauración gradual y de larga duración. Tras la inyección subcutánea, la instauración de la acción tiene lugar dentro de los 30 a 60 minutos siguientes, alcanzándose la fase de máxima acción transcurridas entre 2 y 4 horas de la inyección. La duración de la acción es de 12 a 19 horas.

5.2 Propiedades farmacocinéticas

En sujetos sanos, la semivida sérica de la insulina es aproximadamente de 4 a 6 minutos. Es más larga en pacientes con insuficiencia renal grave. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la farmacocinética de la insulina no refleja su acción metabólica.

5.3 Datos preclínicos sobre seguridad

Se estudió la toxicidad aguda tras la administración subcutánea en ratas. No se encontraron pruebas de efectos tóxicos. Los estudios de los efectos farmacodinámicos tras la administración subcutánea en conejos y perros revelaron las reacciones hipoglucémicas que se esperaban.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes

Sulfato de protamina, metacresol,

fenol,

cloruro de cinc,

dihidrógeno fosfato de sodio dihidrato, glicerol,

hidróxido de sodio,

ácido clorhídrico (para ajuste de pH), agua para preparaciones inyectables.

6.2 Incompatibilidades

Este medicamento no debe mezclarse con otros excepto con los mencionados en la sección 6.6.

Insuman Comb 30 no debe mezclarse con soluciones que contengan sustancias reductoras, como tioles y sulfitos.

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un vial

Insuman Comb 30 no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humana diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulinas

Insuman Comb 30 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina. No se deben mezclar insulinas de diferente concentración (p.ej., 100 UI por ml y 40 UI por ml).

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un cartucho

Insuman Comb 30 no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humana diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulinas.

Insuman Comb 30 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Comb 30 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Insuman Comb 30 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

6.3 Período de validez

2 años.

Periodo de validez después del primer uso del vial:

El producto se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y el calor directo.

Mantener el vial en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Se recomienda anotar en la etiqueta la fecha de la primera utilización del vial.

Periodo de validez después del primer uso del cartucho, pluma:

El cartucho en uso (en la pluma de insulina) o transportado como repuesto, se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y el calor directo.

La pluma que contenga el cartucho no debe guardarse en la nevera.

La tapa de la pluma debe colocarse de nuevo en la pluma tras cada inyección para protegerlo de la luz.

6.4 Precauciones especiales de conservación

Viales sin abrir, cartuchos sin abrir, plumas sin usar: Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC).

No congelar.

No colocar Insuman Comb 30 cerca del compartimento del congelador o junto a un acumulador de frío.

Conservar el vial, cartucho o pluma precargada en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Viales abiertos, cartuchos en uso, plumas en uso:

Para las condiciones de conservación tras la primera apertura del medicamento, ver sección 6.3.

6.5 Naturaleza y contenido del envase

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un vial

5 ml de suspensión en un vial y 10 ml de suspensión en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un cartucho, Insuman comb 30 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada 3 ml de suspensión en un cartucho (vidrio incoloro del tipo 1), con un émbolo (caucho bromobutílico (tipo 1)) y una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho bromobutílico (tipo 1) o lámina de poliisopreno y bromobutilo).

Cada cartucho contiene 3 esferas (acero inoxidable).

Pluma precargada

Los cartuchos están sellados en un inyector de pluma desechable.

Las agujas no se incluyen en el estuche.

Tamaños de envase

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 cartuchos.

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 plumas

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

6.6 Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un vial

Antes de extraer insulina del vial por primera vez, quitar el capuchón protector de plástico.

Inmediatamente antes de extraer insulina del vial para pasarla a la jeringa para inyección, debe resuspenderse la insulina. Lo mejor para ello es hacer girar el vial en ángulo oblicuo entre las palmas de las manos. No agitar enérgicamente el vial, ya que podrían inducirse cambios en la suspensión (manifestados en el aspecto espumoso del vial; ver más adelante) y producirse espuma. La espuma puede interferir en la correcta medición de la dosis.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 30 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al

fondo del vial. Estos cambios a veces dan al vial un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo vial en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo vial si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Insuman Comb 30 no debe ser administrada por vía intravenosa y no se debe usar en bombas de infusión, o bombas de insulina externas o implantadas.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido.

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 30 puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Si hay que introducir dos insulinas diferentes en una sola jeringa para inyección, se recomienda extraer primero la de acción más corta para prevenir la contaminación del vial por la preparación de acción más larga. Se recomienda practicar la inyección inmediatamente después de mezclarlas.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Comb 30 100 UI/ml en un cartucho

Pluma de insulina

Los cartuchos de Insuman Comb 30 deben utilizarse únicamente con las plumas: OptiPen, ClikSTAR, Autopen 24, Tactipen, AllStar, AllStar PRO o JuniorSTAR (ver sección 4.4). En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

La pluma debe utilizarse tal y como se recomienda en la información facilitada por el fabricante del dispositivo.

Las instrucciones del fabricante para el uso de la pluma deben seguirse cuidadosamente al cargar el cartucho, insertar la aguja para inyección y administrar la inyección de insulina.

Si la pluma de insulina está dañada, o no funciona correctamente (debido a fallos mecánicos), debe desecharse y utilizar una pluma de insulina nueva.

Si la pluma no funciona correctamente (ver instrucciones de uso de la pluma), la suspensión puede extraerse del cartucho con una jeringa para inyección (adecuada para una insulina de 100 UI/ml) e inyectarse.

Cartuchos

Antes de su inserción en la pluma, Insuman Comb 30 debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente el cartucho de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido.

Con posterioridad, una vez insertado el cartucho en la pluma, debe resuspenderse la insulina antes de cada inyección. Lo mejor para ello es balancear suavemente la pluma de un lado a otro (al menos

10 veces).

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 30 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al

fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Antes de la inyección deben eliminarse del cartucho las burbujas de aire que se formen (ver las instrucciones de uso de la pluma). Los cartuchos vacíos no deben rellenarse.

Insuman Comb 30 no debe ser administrada por vía intravenosa y no se debe usar en bombas de infusión, o bombas de insulina externas o implantadas.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 30 puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Los cartuchos de Insuman Comb 30 no están diseñados para permitir la mezcla de ninguna otra insulina en ellos.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Comb 30 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes del primer uso , Insuman Comb 30 debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente el cartucho de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido. Después, la insulina debe resuspenderse antes de cada inyección.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 30 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Las plumas vacías nunca deben reutilizarse y deben desecharse de forma segura.

Para prevenir la posible transmisión de enfermedades, cada pluma debe utilizarse exclusivamente por un solo paciente.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Antes de utilizar la pluma precargada SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Sanofi-Aventis Deutschland GmbH, D-65926 Frankfurt am Main, Alemania

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

EU/1/97/030/170

EU/1/97/030/171

EU/1/97/030/172

EU/1/97/030/173

EU/1/97/030/174

EU/1/97/030/175

EU/1/97/030/176

EU/1/97/030/177

EU/1/97/030/190

EU/1/97/030/191

EU/1/97/030/192

EU/1/97/030/193

EU/1/97/030/194

EU/1/97/030/195

EU/1/97/030/200

EU/1/97/030/201

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de la primera autorización: 21 Febrero 1997

Fecha de la última revalidación: 21 Febrero 2007

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea del Medicamento: http://www.ema.europa.eu/

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Insuman Comb 50 40 UI/ml suspensión inyectable en un vial Insuman Comb 50 100 UI/ml suspensión inyectable en un vial Insuman Comb 50 100 UI/ml suspensión inyectable en un cartucho

Insuman Comb 50 SoloStar 100 UI/ml suspensión inyectable en pluma precargada

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Insuman Comb 50 40 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 40 UI de insulina humana (equivalente a 1,4 mg).

Cada vial contiene 10 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 400 UI de insulina.

Insuman Comb 50 100 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada vial contiene 5 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 500 UI de insulina.

Insuman Comb 50 100 UI/ml en un cartucho, Insuman Comb 50 100 UI/ml en pluma precargada Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada cartucho o pluma contiene 3 ml de suspensión inyectable, equivalentes a 300 UI de insulina.

Una UI (Unidad Internacional) corresponde a 0,035 mg de insulina humana anhidra*.

Insuman Comb 50 es una suspensión de insulina isofánica bifásica con un 50% de insulina disuelta y un 50% de suspensión de insulina protamina cristalina.

*La insulina humana se obtiene por tecnología de ADN recombinante en Escherichia coli.

Para consultar la lista completa de excipientes ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Suspensión inyectable.

Después de la re-suspensión, suspensión blanca lechosa.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas

Diabetes mellitus, cuando se precise tratamiento con insulina.

4.2 Posología y forma de administración

Posología

Los niveles de glucemia deseados, las preparaciones de insulina que se van a usar y la pauta posológica (dosis e intervalos) deben determinarse de manera individual y ajustarse de acuerdo con la dieta, actividad física y estilo de vida del paciente.

Dosis diarias y momentos de administración

No existen reglas fijas sobre la pauta posológica de insulina. Sin embargo, la dosis promedio que se necesita suele ser de 0,5 a 1,0 UI por kg de peso corporal al día. Las necesidades metabólicas basales representan el 40 al 60% de las necesidades diarias totales. Insuman Comb 50 se inyecta por vía subcutánea 20 – 30 minutos antes de la comida.

Insuman Comb 50 Solostar 100 UI/ml en pluma precargada

SoloStar libera dosis de insulina desde 1 hasta 80 unidades en pasos de 1 unidad. Cada pluma contiene varias dosis.

Ajuste secundario de la dosis

La mejora del control metabólico puede dar lugar a una mayor sensibilidad a la insulina, con la reducción consiguiente de las necesidades de ésta. Puede requerirse asimismo un ajuste de la dosis, por ejemplo:

-si se produce un cambio en el peso del paciente,

-si cambia el estilo de vida del paciente,

-si aparecen otras circunstancias que puedan inducir una mayor sensibilidad a la hipo- o hiperglucemia (ver sección 4.4).

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada (≥ 65 años)

En pacientes de edad avanzada, el deterioro progresivo de la función renal puede producir una disminución constante de las necesidades de insulina.

Insuficiencia renal

En pacientes con insuficiencia renal, las necesidades de insulina podrían reducirse debido al reducido metabolismo de insulina.

Insuficiencia hepática

En pacientes con insuficiencia hepática, las necesidades de insulina podrían disminuir debido a la reducida capacidad para la gluconeogénesis y el reducido metabolismo de insulina.

Forma de administración

Insuman Comb 50 no se debe administrar por vía intravenosa y no debe usarse en bombas de infusión ni en bombas de insulina externas o implantadas.

Insuman Comb 50 se administra por vía subcutánea. Insuman Comb 50 nunca se debe inyectar por vía intravenosa.

La absorción de insulina y, por tanto, el efecto hipoglucemiante de una dosis puede variar según se practique la inyección en un área u otra (p.ej., la pared abdominal en comparación con el muslo). Los puntos de inyección, dentro de un área de inyección determinada, deben cambiarse de una inyección a otra.

Insuman Comb 50 40 UI/ml en un vial

Sólo se deben usar jeringas para inyección diseñadas para esta concentración de insulina (40 UI por ml). Las jeringas para inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej., trazas de heparina).

Insuman Comb 50 100 UI/ml en un vial

Sólo se deben usar jeringas para inyección diseñadas para esta concentración de insulina (100 UI por ml). Las jeringas para inyección no deben contener ningún otro principio activo ni residuo (p.ej., trazas de heparina).

Insuman Comb 50 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente.

Para mayor información sobre la manipulación, ver sección 6.6.

4.3 Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo

Los pacientes con hipersensibilidad a Insuman Comb 50 para los que no hay un preparado mejor disponible, sólo deben continuar el tratamiento bajo un estricto control médico y si es necesario, en combinación con un tratamiento antialérgico.

Se recomienda a los pacientes con alergia a la insulina animal, que se sometan al test cutáneo intradérmico previo a su cambio a Insuman Comb 50, ya que podrían experimentar reacciones inmunológicas cruzadas.

Si el control de la glucemia no es óptimo o si el paciente muestra tendencia a episodios hiper- o hipoglucémicos, antes de considerar el ajuste de la dosis de insulina es esencial revisar el grado de cumplimiento del tratamiento por parte del paciente, los puntos y las técnicas oportunas de inyección y todos los demás factores relevantes.

Cambio a Insuman Comb 50

Cambiar a un paciente a otro tipo o marca de insulina debe realizarse baja estricta supervisión médica. Cambios de dosis, marca (fabricante), tipo (regular, NPH, lenta, de acción prolongada, etc.), origen (animal, humana, análogo de insulina humana) y/o método de fabricación puede necesitar un cambio de dosis.

La necesidad de ajustar la dosis (p.ej., reducirla) puede ponerse de manifiesto inmediatamente después del cambio de tratamiento. También puede aparecer de forma gradual en un período de varias semanas.

Tras el cambio de una insulina animal a insulina humana, puede ser necesario reducir la pauta posológica, en especial en pacientes que

-hayan estado controlados previamente con niveles de glucemia bastante bajos,

-tengan tendencia a la hipoglucemia,

-hayan necesitado previamente dosis altas de insulina debido a la presencia de anticuerpos anti-insulina.

Durante el cambio de la insulina y en las semanas siguientes se recomienda establecer un estrecho control metabólico. En los pacientes que precisen dosis altas de insulina por la presencia de anticuerpos anti- insulina, se tiene que considerar la posibilidad de llevar a cabo el cambio bajo supervisión médica en un hospital o un contexto semejante.

Hipoglucemia

Puede producirse hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en relación con las necesidades de insulina.

Hay que tener especial cuidado, y es recomendable intensificar el control de la glucemia, en pacientes en los cuales los acontecimientos hipoglucémicos puedan tener especial relevancia clínica, como los pacientes con estenosis significativa de las arterias coronarias o de los vasos que irrigan el cerebro (riesgo de complicaciones cardíacas o cerebrales de la hipoglucemia), así como en pacientes con retinopatía proliferativa, especialmente si no se han tratado con láser (riesgo de amaurosis subsiguiente a la hipoglucemia).

Los pacientes deben conocer las circunstancias en que los síntomas de alarma de hipoglucemia se ven reducidos. Los síntomas de alarma de la hipoglucemia pueden verse modificados, y ser menos pronunciados o estar ausentes en ciertos grupos de riesgo. Éstos incluyen a los pacientes:

-cuyo control glucémico ha mejorado notablemente,

-en los que la hipoglucemia se desarrolla gradualmente,

-de edad avanzada,

-después de cambiar de una insulina de origen animal a una insulina de origen humano,

-que presentan una neuropatía autónoma,

-con un largo historial de diabetes,

-que padecen una enfermedad psiquiátrica,

-que reciben tratamiento simultáneo con determinados medicamentos (ver sección 4.5).

Estas situaciones pueden ocasionar una hipoglucemia grave (y posiblemente la pérdida del conocimiento) antes de que el paciente sea consciente de su hipoglucemia.

Si se observan valores normales o incluso disminuidos de hemoglobina glucosilada, hay que

considerar la posibilidad de que existan episodios recurrentes e inadvertidos (especialmente nocturnos) de hipoglucemia.

El cumplimiento por parte del paciente de la pauta posológica, el régimen dietético, la correcta administración de insulina y el reconocimiento de los síntomas de hipoglucemia, son esenciales para reducir el riesgo de hipoglucemia. Los factores que incrementan la sensibilidad a la hipoglucemia requieren una especial vigilancia y pueden obligar al ajuste de la dosis. Entre ellos se cuentan:

-el cambio del área de inyección,

-el incremento de la sensibilidad a la insulina (p.ej. al eliminar factores de estrés),

-el ejercicio físico desacostumbrado, aumentado o prolongado,

-una enfermedad intercurrente (p.ej. vómitos, diarrea),

-ingesta inadecuada de alimentos,

-omisión de comidas,

-consumo de alcohol,

-ciertos trastornos de descompensación del sistema endocrino, (p.ej. hipotiroidismo e insuficiencia adrenocortical o de la pituitaria anterior),

-el tratamiento en concomitancia con ciertos medicamentos (ver sección 4.5).

Enfermedades intercurrentes

Las enfermedades intercurrentes exigen una intensificación del control metabólico. En muchos casos, está indicada la realización de análisis de orina para detectar la presencia de cuerpos cetónicos y a menudo hay que ajustar la dosis de insulina, siendo frecuente que aumente la necesidad de la misma.

Los pacientes con diabetes del tipo 1 deben continuar consumiendo al menos una pequeña cantidad de carbohidratos de forma periódica, aun cuando sean incapaces de comer o coman sólo un poco, o padezcan vómitos, etc., y nunca deben interrumpir completamente la administración de insulina.

Insuman Comb 50 100 UI/ml en un cartucho

Plumas a utilizar con los cartuchos de Insuman Comb 50

Los cartuchos de Insuman Comb 50 sólo deben utilizarse con las siguientes plumas:

-JuniorSTAR que libera Insuman Comb 50 en incrementos de 0,5 unidades de dosis

-OptiPen, ClikSTAR, Tactipen, Autopen 24, AllStar y AllStar PRO que liberan Insuman Comb 50

en incrementos de 1 unidad de dosis.

Estos cartuchos no deben utilizarse con ninguna otra pluma reutilizable, ya que la exactitud de la dosis está únicamente comprobada con las plumas citadas.

En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

Insuman Comb 50 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Manejo de la pluma

Antes de usar SoloStar, las Instrucciones de Uso incluidas en el prospecto deben leerse cuidadosamente. SoloStar tiene que utilizarse tal y como recomiendan estas Instrucciones de Uso (ver sección 6.6).

Errores de medicación

Se han notificado errores de medicación, en los cuales se han administrado de forma accidental otras formulaciones de Insuman u otras insulinas. Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas.

Combinación de Insuman con pioglitazona

Se han notificado casos de insuficiencia cardíaca cuando se utiliza pioglitazona en combinación con insulina, sobre todo en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de insuficiencia cardíaca. Esto deberá tenerse en cuenta si se considera el tratamiento con la combinación de pioglitazona e Insuman. Si se usa esta combinación, se deben observar a los pacientes por si aparecen signos y síntomas de insuficiencia cardíaca, aumento de peso y edema. Se debe interrumpir el tratamiento con pioglitazona si se produce cualquier deterioro de los síntomas cardíacos.

4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Diversas sustancias afectan al metabolismo de la glucosa y pueden requerir el ajuste de la dosis de insulina humana.

Entre las sustancias que pueden intensificar el efecto hipoglucemiante e incrementar la sensibilidad a la hipoglucemia se cuentan los medicamentos antidiabéticos orales, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), la disopiramida, los fibratos, la fluoxetina, los inhibidores de la enzima monoamino-oxidasa (MAO), la pentoxifilina, el propoxifeno, los salicilatos y los antibióticos del tipo de las sulfamidas.

Entre las sustancias que pueden reducir el efecto hipoglucemiante se incluyen los corticosteroides, el danazol, el diazóxido, los diuréticos, el glucagón, la isoniazida, los estrógenos y los progestágenos (p.ej. en los anticonceptivos orales), los derivados de fenotiacina, la somatotropina, los medicamentos simpaticomiméticos (p.ej. epinefrina [adrenalina], salbutamol, terbutalina), las hormonas tiroideas, los inhibidores de la proteasa y los antipsicóticos atípicos (por ejemplo: olanzapina y clozapina).

Los betabloqueantes, la clonidina, las sales de litio o el alcohol pueden potenciar o debilitar el efecto hipoglucemiante de la insulina. La pentamidina puede provocar hipoglucemia que algunas veces puede ir seguida de una hiperglucemia.

Además, bajo la influencia de medicamentos simpaticolíticos como los betabloqueantes, la clonidina, la guanetidina o la reserpina, los signos de contrarregulación adrenérgica pueden atenuarse o desaparecer.

4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

No se dispone de datos clínicos sobre embarazos de riesgo para insulina humana. La insulina no atraviesa la barrera placentaria. Debería prestarse atención en la prescripción a mujeres embarazadas.

Es esencial que las pacientes con diabetes preexistente o gravídica mantengan un buen control metabólico durante la gestación. Las necesidades de insulina pueden disminuir durante el primer trimestre y generalmente aumentan durante el segundo y tercer trimestre. Inmediatamente después del parto, las necesidades de insulina disminuyen de forma rápida (aumento del riesgo de hipoglucemia), siendo esencial un control cuidadoso de la glucosa.

Lactancia

No se espera que se produzcan efectos sobre el lactante. Insuman Comb 50 se puede utilizar durante el período de lactancia. Las mujeres en periodo de lactancia pueden necesitar ajustes en la dosis de insulina y en la dieta.

Fertilidad

No se dispone de datos clínicos o datos en animales sobre fertilidad de hombres o mujeres con insulina humana.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La capacidad de concentración y de reacción del paciente puede verse afectada a consecuencia de una hipoglucemia o una hiperglucemia o, por ejemplo, como consecuencia de un trastorno visual. Esto puede ser causa de riesgo en situaciones en que estas capacidades sean de especial importancia (p.ej. conducir o utilizar máquinas).

Debe advertirse a los pacientes que adopten precauciones para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con ausencia o reducción de la capacidad para percibir los síntomas de aviso de hipoglucemia, o que padecen episodios frecuentes de hipoglucemia. Deberá considerarse la conveniencia de conducir o utilizar máquinas en estas circunstancias.

4.8 Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

La hipoglucemia, que es, por lo general, la reacción adversa más frecuente de la terapia con insulina, puede producirse si la dosis de insulina es muy elevada en relación con las necesidades de la misma. En los estudios clínicos y durante la comercialización, la frecuencia varía en función de la población de pacientes y las pautas de dosis. Por tanto, no puede detallarse ninguna frecuencia específica.

Tabla de reacciones adversas

Las siguientes reacciones adversas relacionadas procedentes de investigación clínica se describen a continuación utilizando el sistema de clasificación de órganos y en orden decreciente: muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 a <1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100); raras (≥1/10.000 a <1/1.000); muy raras (<1/10.000), no conocidas (no se pueden estimar de los datos disponibles).

Las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada frecuencia.

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos del sistema

 

Shock

Reacciones inmediatas de

inmunológico

 

 

tipo alérgico

 

 

 

(hipotensión, edema

 

 

 

angioneurótico,

 

 

 

broncospasmo,

 

 

 

reacciones cutáneas

 

 

 

generalizadas);

 

 

 

Anticuerpos anti-

 

 

 

insulina.

Trastornos del

Edema

 

Hipoglucemia;

metabolismo y de la

 

 

Retención de sodio

nutrición

 

 

 

Trastornos oculares

 

 

Retinopatía proliferativa;

 

 

 

Retinopatía diabética;

 

 

 

Trastorno visual

 

 

 

 

Trastornos de la piel y

 

 

Lipodistrofia

del tejido subcutáneo

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos generales y

Reacciones en el lugar

Urticaria en el

Inflamación en el lugar

alteraciones en el lugar

de la inyección

lugar de

de inyección; dolor en el

de administración

 

inyección

lugar de inyección;

 

 

 

prurito en el lugar de

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

inyección; eritema en el

 

 

 

lugar de inyección;

 

 

 

tumefacción en el lugar

 

 

 

de inyección

Descripción de una selección de reacciones adversas

 

 

Trastornos del sistema inmunológico

Las reacciones inmediatas de tipo alérgico frente a la insulina o los excipientes pueden comportar riesgo vital.

La administración de insulina puede dar lugar a la formación de anticuerpos anti-insulina. En raras ocasiones, la presencia de estos anticuerpos puede precisar un ajuste de la dosis de insulina para corregir una tendencia a la hiperglucemia o a la hipoglucemia.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Las crisis hipoglucémicas graves, especialmente si muestran un patrón recurrente, pueden producir lesiones neurológicas. Los episodios hipoglucémicos prolongados o graves pueden tener un desenlace fatal.

En muchos pacientes, los signos y síntomas de neuroglucopenia están precedidos por signos de contrarregulación adrenérgica. En general, cuanto mayor y más rápido es el descenso de la glucemia, más marcado es el fenómeno de contrarregulación y sus síntomas.

La insulina puede ocasionar retención de sodio y edema, especialmente si el tratamiento insulínico intensivo corrige un control metabólico previo deficiente.

Trastornos oculares

Un cambio importante en el control de a glucemia puede provocar un trastorno visual temporal, debido a la alteración temporal de la turgencia y, por tanto, del índice de refracción del cristalino.

La mejora a largo plazo del control de la glucemia reduce el riesgo de progresión de la retinopatía diabética. Sin embargo, la intensificación de la terapia con insulina, con una mejora brusca del control de la glucemia, puede dar lugar a un deterioro temporal de la retinopatía diabética.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Se puede producir una lipodistrofia en el punto de

inyección que retrase la absorción local de la insulina. El cambio continuo del lugar de inyección dentro de un área de inyección determinado puede ser útil para disminuir o evitar estas reacciones.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

La mayor parte de las reacciones leves a las insulinas en el lugar de inyección, se resuelven habitualmente en unos días o en pocas semanas.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

4.9 Sobredosis

Síntomas

La sobredosis de insulina puede dar lugar a hipoglucemia grave y, en ocasiones, de larga duración que puede comportar riesgo vital.

Medidas

Los episodios leves de hipoglucemia se pueden tratar normalmente con carbohidratos por vía oral, pudiéndose requerir ajustes de la pauta posológica del medicamento, de las pautas dietéticas o del ejercicio físico.

Los episodios más graves con coma, crisis o trastornos neurológicos se pueden tratar con glucagón intramuscular/subcutáneo o con solución glucosada concentrada por vía intravenosa. Puede ser necesaria una ingesta mantenida de carbohidratos y someter al paciente a observación porque la hipoglucemia puede recurrir tras una aparente recuperación clínica.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Fármacos usados para la diabetes, insulinas y análogos de acción intermedia y rápida combinadas, para inyección. Código ATC: A10AD01.

Mecanismo de acción

La insulina

-reduce los niveles de glucemia y favorece efectos anabólicos, además de reducir los efectos catabólicos,

-aumenta el transporte de glucosa a las células, así como la formación de glucógeno en los músculos y el hígado, y mejora la utilización del piruvato. Inhibe la glucogenólisis y la gluconeogénesis,

-aumenta la lipogénesis en el hígado y el tejido adiposo e inhibe la lipólisis,

-favorece la captación de aminoácidos por las células y la síntesis de proteínas,

-aumenta la captación de potasio por las células.

Efectos farmacodinámicos

Insuman Comb 50 (una suspensión de insulina isofánica bifásica con un 50% de insulina disuelta) es una insulina caracterizada por una acción de instauración rápida y de duración moderadamente larga. Tras la inyección subcutánea, la instauración de la acción tiene lugar dentro de los 30 minutos siguientes, alcanzándose la fase de máxima acción transcurridas entre 1,5 y 4 horas de la inyección. La duración de la acción es de 12 a 16 horas.

5.2 Propiedades farmacocinéticas

En sujetos sanos, la semivida sérica de la insulina es aproximadamente de 4 a 6 minutos. Es más larga en pacientes con insuficiencia renal grave. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la farmacocinética de la insulina no refleja su acción metabólica.

5.3 Datos preclínicos sobre seguridad

Se estudió la toxicidad aguda tras la administración subcutánea en ratas. No se encontraron pruebas de efectos tóxicos. Los estudios de los efectos farmacodinámicos tras la administración subcutánea en conejos y perros revelaron las reacciones hipoglucémicas que se esperaban.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes

Sulfato de protamina, metacresol,

fenol,

cloruro de cinc,

dihidrógeno fosfato de sodio dihidrato, glicerol,

hidróxido de sodio,

ácido clorhídrico (para ajuste de pH), agua para preparaciones inyectables.

6.2 Incompatibilidades

Este medicamento no debe mezclarse con otros excepto con los mencionados en la sección 6.6.

Insuman Comb 50 no debe mezclarse con soluciones que contengan sustancias reductoras, como tioles y sulfitos.

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 50 40 UI/ml en un vial , Insuman Comb 50 100 UI/ml en un vial

Insuman Comb 50 no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humana diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulinas.

Insuman Comb 50 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina. No se deben mezclar insulinas de diferente concentración (p.ej., 100 UI por ml y 40 UI por ml).

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Comb 50 100 UI/ml en un cartucho

Insuman Comb 50 no debe mezclarse con las formulaciones de insulina humana diseñadas específicamente para su uso en bombas de insulinas.

Insuman Comb 50 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

Insuman Comb 50 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Insuman Comb 50 no se debe mezclar con insulinas de origen animal o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la suspensión de insulina.

6.3 Período de validez

2 años.

Periodo de validez después del primer uso del vial:

El producto se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y el calor directo.

Mantener el vial en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Se recomienda anotar en la etiqueta la fecha de la primera utilización del vial.

Periodo de validez después del primer uso del cartucho, pluma:

El cartucho en uso (en la pluma de insulina) o transportado como repuesto, la pluma en uso o transportado como respuesto, se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y el calor directo.

La pluma que contenga el cartucho o la pluma en uso no debe guardarse en la nevera.

La tapa de la pluma debe colocarse de nuevo en la pluma tras cada inyección para protegerlo de la luz.

6.4 Precauciones especiales de conservación

Viales sin abrir, cartuchos sin abrir, plumas sin usar: Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC).

No congelar.

No colocar Insuman Comb 50 cerca del compartimento del congelador o junto a un acumulador de frío. Conservar el vial, los cartuchos o plumas, en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Viales abiertos, cartuchos en uso, plumas en uso:

Para las condiciones de conservación tras la primera apertura del medicamento, ver sección 6.3.

6.5 Naturaleza y contenido del envase

Insuman Comb 50 40 UI/ml en un vial

10 ml de suspensión en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Comb 50 100 UI/ml en un vial

5 ml de suspensión en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 1 y 5 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Insuman Comb 50 100 UI/ml en un cartucho, Insuman Comb 50 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada 3 ml de suspensión en un cartucho (vidrio incoloro del tipo 1), con un émbolo (caucho bromobutílico (tipo 1)) y una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho bromobutílico (tipo 1) o lámina de poliisopreno y bromobutilo).

Cada cartucho contiene 3 esferas (acero inoxidable).

Pluma precargada

Los cartuchos están sellados en un inyector de pluma desechable.

Las agujas no se incluyen en el estuche.

Tamaño de envase

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 cartuchos.

Se presenta en envases de 3, 4, 5, 6, 9 ó 10 plumas.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envase.

6.6 Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Insuman Comb 50 40 UI/ml en un vial, Insuman Comb 50 100 UI/ml en un vial

Antes de extraer insulina del vial por primera vez, quitar el capuchón protector de plástico. Inmediatamente antes de extraer insulina del vial para pasarla a la jeringa para inyección, debe resuspenderse la insulina. Lo mejor para ello es hacer girar el vial en ángulo oblicuo entre las palmas de

las manos. No agitar enérgicamente el vial, ya que podrían inducirse cambios en la suspensión (manifestados en el aspecto espumoso del vial; ver más adelante) y producirse espuma. La espuma puede interferir en la correcta medición de la dosis.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 50 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo

transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pegan a la pared o al fondo del vial. Estos cambios a veces dan al vial un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo vial en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo vial si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Insuman Comb 50 no debe ser administrada por vía intravenosa y no se debe usar en bombas de infusión, o bombas de insulina externas o implantadas.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 50 puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Si hay que introducir dos insulinas diferentes en una sola jeringa para inyección, se recomienda extraer primero la acción más corta para prevenir la contaminación del vial por la preparación de acción más larga. Se recomienda practicar la inyección inmediatamente después de mezclarlas.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Comb 50 100 UI/ml en un cartucho

Pluma de insulina

Los cartuchos de Insuman Comb 50 deben utilizarse únicamente con OptiPen, ClikSTAR, Autopen 24, Tactipen, AllStar, AllSTAR PRO o JuniorSTAR (ver sección 4.4). En su país, puede que solamente estén comercializadas algunas de estas plumas.

La pluma debe utilizarse tal y como se recomienda en la información facilitada por el fabricante del dispositivo.

Las instrucciones del fabricante para el uso de la pluma deben seguirse cuidadosamente al cargar el cartucho, insertar la aguja para inyección y administrar la inyección de insulina.

Si la pluma de insulina está dañada, o no funciona correctamente (debido a fallos mecánicos), debe desecharse y utilizar una pluma de insulina nueva.

Si la pluma no funciona correctamente (ver instrucciones de uso de la pluma), la suspensión puede extraerse del cartucho con una jeringa para inyección (adecuada para una insulina de 100 UI/ml) e inyectarse.

Cartuchos

Antes de su inserción en la pluma, Insuman Comb 50 debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente el cartucho de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido.

Con posterioridad, una vez insertado el cartucho en la pluma, debe resuspenderse la insulina antes de cada inyección. Lo mejor para ello es balancear suavemente la pluma de un lado a otro (al menos

10 veces).

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 50 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al

fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Antes de la inyección deben eliminarse del cartucho las burbujas de aire que se formen (ver las instrucciones de uso de la pluma). Los cartuchos vacíos no deben rellenarse.

Insuman Comb 50 no debe ser administrada por vía intravenosa y no se debe usar en bombas de infusión, o bombas de insulina externas o implantadas.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

Mezcla de insulinas

Insuman Comb 50 puede mezclarse con todas las formulaciones de insulinas humanas, pero no con las diseñadas específicamente para utilizar en bombas de insulina. En relación a las incompatibilidades con otras insulinas, ver sección 6.2.

Los cartuchos de Insuman Comb 50 no están diseñados para permitir la mezcla de ninguna otra insulina en ellos.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Comb 50 SoloStar 100 UI/ml en pluma precargada

Antes de su inserción en la pluma, Insuman Comb 50 debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y luego resuspenderse para comprobar el contenido. Lo mejor para ello es balancear suavemente el cartucho de un lado a otro (al menos 10 veces). Cada cartucho contiene tres pequeñas esferas de metal para facilitar la mezcla rápida y completa del contenido. Después, la insulina debe resuspenderse antes de cada inyección.

Después de la resuspensión, el líquido debe tener un aspecto uniformemente lechoso. Insuman Comb 50 no debe usarse si no se consigue este aspecto, por ejemplo, si la suspensión sigue siendo transparente o si aparecen grumos, partículas o floculación en la insulina o se pega a la pared o al fondo del cartucho. Estos cambios a veces dan al cartucho un aspecto espumoso. En tales casos, ha de usarse un nuevo cartucho en el que la suspensión sea uniforme. Asimismo, hay que usar un nuevo cartucho si cambian sustancialmente las necesidades de insulina.

Las plumas vacías nunca deben reutilizarse y deben desecharse de forma segura.

Para prevenir la posible transmisión de enfermedades, cada pluma debe utilizarse exclusivamente por un solo paciente.

Debe recordarse que:

-los cristales de insulina protamina se disuelven a un pH ácido

-la parte de insulina soluble precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Sanofi-Aventis Deutschland GmbH, D-65926 Frankfurt am Main, Alemania

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

EU/1/97/030/048

EU/1/97/030/049

EU/1/97/030/050

EU/1/97/030/051

EU/1/97/030/052

EU/1/97/030/063

EU/1/97/030/064

EU/1/97/030/089

EU/1/97/030/094

EU/1/97/030/099

EU/1/97/030/164

EU/1/97/030/165

EU/1/97/030/166

EU/1/97/030/167

EU/1/97/030/168

EU/1/97/030/169

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de la primera autorización: 21 Febrero 1997

Fecha de la última revalidación: 21 Febrero 2007

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea del Medicamento: http://www.ema.europa.eu/

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Insuman Infusat 100 UI/ml solución inyectable en un vial

Insuman Infusat 100 UI/ml solución inyectable en un cartucho

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Insuman Infusat 100 UI/ml en un vial

Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada vial contiene 10 ml de solución inyectable, equivalentes a 1000 UI de insulina.

Insuman Infusat 100 UI/ml en un cartucho

Cada ml contiene 100 UI de insulina humana (equivalente a 3,5 mg).

Cada cartucho contiene 3,15 ml de solución inyectable, equivalentes a 315 UI de insulina.

Una UI (Unidad Internacional) corresponde a 0,035 mg de insulina humana anhidra.

Insuman Infusat es una solución de insulina neutra (insulina regular).

La insulina humana se obtiene por tecnología de ADN recombinante en Escherichia coli.

Para consultar la lista completa de excipientes ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Solución inyectable.

Solución transparente, incolora.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas

Diabetes mellitus, cuando se precise tratamiento con insulina.

4.2 Posología y forma de administración

Posología

Insuman Infusat se ha diseñado especialmente para su uso en bombas de insulina portátiles externas. Está estabilizado especialmente para reducir al mínimo la pérdida de eficacia en las condiciones de esfuerzo mecánico y térmico de estas bombas. Por tanto, Insuman Infusat también es adecuado para la infusión continua de insulina con otras bombas convencionales de jeringa para inyección.

Los niveles de glucemia deseados y la pauta posológica de insulina deben determinarse de manera individual y ajustarse de acuerdo con la dieta, actividad física y estilo de vida del paciente.

Dosis diarias y momentos de administración

Cuando se usa en bombas de insulina externas portátiles, parte de la dosis diaria de insulina se infunde de forma continua ("tasa basal") y el resto se administra en forma de inyecciones en bolo antes de las comidas. Para más información sobre la bomba, sus funciones y las precauciones de seguridad necesarias, ver las instrucciones de uso.

No existen reglas fijas sobre la pauta posológica de insulina. Sin embargo, la dosis promedio que se necesita suele ser de 0,5 a 1,0 UI por kg de peso corporal al día. Las necesidades metabólicas basales

representan el 40 al 60% de las necesidades diarias totales. En consecuencia, se administra aproximadamente el 40 al 60% de la dosis diaria como tasa basal y el resto en forma de inyecciones en bolo antes de las comidas.

Ajuste secundario de la dosis

La mejora del control metabólico puede dar lugar a una mayor sensibilidad a la insulina, con la reducción consiguiente de las necesidades de ésta. Puede requerirse asimismo un ajuste de la dosis, por ejemplo:

-si se produce un cambio en el peso del paciente,

-si cambia el estilo de vida del paciente,

-si aparecen otras circunstancias que puedan inducir una mayor sensibilidad a la hipo- o hiperglucemia (ver sección 4.4).

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada (≥ 65 años)

En pacientes de edad avanzada, el deterioro progresivo de la función renal puede producir una disminución constante de las necesidades de insulina.

Insuficiencia renal

En pacientes con insuficiencia renal, las necesidades de insulina podrían reducirse debido al reducido metabolismo de insulina.

Insuficiencia hepática

En pacientes con insuficiencia hepática, las necesidades de insulina podrían disminuir debido a la reducida capacidad para la gluconeogénesis y el reducido metabolismo de insulina.

Forma de administración

Insuman Infusat no se debe usar en bombas peristálticas con tubos de silicona. Para conocer las contraindicaciones relacionadas con el uso de las bombas de insulina, ver el manual técnico.

Insuman Infusat puede infundirse por vía subcutánea. Se ha diseñado para su utilización en bombas de insulina Hoechst Infusor y H-Tron.

Insuman Infusat en un vial también puede utilizarse en otras bombas de insulina que han demostrado ser adecuadas para esta insulina (ver el manual de la bomba).

Insuman Infusat en un cartucho también puede utilizarse en otras bombas de insulina que han demostrado ser adecuadas para esta insulina y este tipo de cartucho (ver el manual de la bomba). Únicamente deben usarse catéteres de tetrafluoroetileno o polietileno.

La insulina se debe infundir siempre en condiciones asépticas. Este objetivo se facilita gracias al equipo especial disponible para las bombas de insulina (es decir, catéteres, cánulas).

La absorción de insulina y, por tanto, el efecto hipoglucemiante de una dosis puede variar según se practique la inyección en un área u otra (p.ej., la pared abdominal en comparación con el muslo). El lugar de inyección, dentro de un área de inyección determinada, debe cambiarse regularmente (en general, cada 1 a 3 días).

Para más información sobre la manipulación, ver sección 6.6.

4.3 Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo

Los pacientes con hipersensibilidad a Insuman Infusat para los que no hay un preparado mejor

disponible, sólo deben continuar el tratamiento bajo un estricto control médico y si es necesario, en combinación con un tratamiento antialérgico.

Se recomienda a los pacientes con alergia a la insulina animal, que se sometan al test cutáneo intradérmico previo a su cambio a Insuman Infusat, ya que podrían experimentar reacciones inmunológicas cruzadas.

En casos de hipoglucemia, la bomba de insulina debe desconectarse temporalmente, como mínimo hasta que el paciente recobre por completo el conocimiento.

Si el control de la glucemia no es óptimo o si el paciente muestra tendencia a episodios hiper- o hipoglucémicos, antes de considerar el ajuste de la dosis de insulina es esencial revisar el grado de cumplimiento del tratamiento por parte del paciente, los puntos y las técnicas oportunas de inyección y todos los demás factores relevantes.

Cambio a Insuman Infusat

Cambiar a un paciente a otro tipo o marca de insulina debe realizarse baja estricta supervisión médica. Cambios de dosis, marca (fabricante), tipo (regular, NPH, lenta, de acción prolongada, etc.), origen (animal, humana, análogo de insulina humana) y/o método de fabricación puede necesitar un cambio de dosis.

La necesidad de ajustar la dosis (p.ej., reducirla) puede ponerse de manifiesto inmediatamente después del cambio de tratamiento. También puede aparecer de forma gradual en un período de varias semanas.

Tras el cambio de una insulina animal a insulina humana, puede ser necesario reducir la pauta posológica, en especial en pacientes que

-hayan estado controlados previamente con niveles de glucemia bastante bajos,

-tengan tendencia a la hipoglucemia,

-hayan necesitado previamente dosis altas de insulina debido a la presencia de anticuerpos anti-insulina.

Durante el cambio de la insulina y en las semanas siguientes se recomienda establecer un estrecho control metabólico. En los pacientes que precisen dosis altas de insulina por la presencia de anticuerpos anti- insulina, se tiene que considerar la posibilidad de llevar a cabo el cambio bajo supervisión médica en un hospital o un contexto semejante.

Hipoglucemia

Puede producirse hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en relación con las necesidades de insulina.

Hay que tener especial cuidado, y es recomendable intensificar el control de la glucemia, en pacientes en los cuales los acontecimientos hipoglucémicos puedan tener especial relevancia clínica, como los pacientes con estenosis significativa de las arterias coronarias o de los vasos que irrigan el cerebro (riesgo de complicaciones cardíacas o cerebrales de la hipoglucemia), así como en pacientes con retinopatía proliferativa, especialmente si no se han tratado con láser (riesgo de amaurosis subsiguiente a la hipoglucemia).

Los pacientes deben conocer las circunstancias en que los síntomas de alarma de hipoglucemia se ven reducidos. Los síntomas de alarma de la hipoglucemia pueden verse modificados, y ser menos pronunciados o estar ausentes en ciertos grupos de riesgo. Éstos incluyen a los pacientes:

-cuyo control glucémico ha mejorado notablemente,

-en los que la hipoglucemia se desarrolla gradualmente,

-de edad avanzada,

-después de cambiar de una insulina de origen animal a una insulina de origen humano,

-que presentan una neuropatía autónoma,

-con un largo historial de diabetes,

-que padecen una enfermedad psiquiátrica,

-que reciben tratamiento simultáneo con determinados medicamentos (ver sección 4.5).

Estas situaciones pueden ocasionar una hipoglucemia grave (y posiblemente la pérdida del conocimiento) antes de que el paciente sea consciente de su hipoglucemia.

Si se observan valores normales o incluso disminuidos de hemoglobina glucosilada, hay que

considerar la posibilidad de que existan episodios recurrentes e inadvertidos (especialmente nocturnos) de hipoglucemia.

El cumplimiento por parte del paciente de la pauta posológica, el régimen dietético, la correcta administración de insulina y el reconocimiento de los síntomas de hipoglucemia, son esenciales para reducir el riesgo de hipoglucemia. Los factores que incrementan la sensibilidad a la hipoglucemia requieren una especial vigilancia y pueden obligar al ajuste de la dosis. Entre ellos se cuentan:

-el cambio del área de inyección,

-el incremento de la sensibilidad a la insulina (p.ej. al eliminar factores de estrés),

-el ejercicio físico desacostumbrado, aumentado o prolongado,

-una enfermedad intercurrente (p.ej. vómitos, diarrea),

-ingesta inadecuada de alimentos,

-omisión de comidas,

-consumo de alcohol,

-ciertos trastornos de descompensación del sistema endocrino (p.ej. hipotiroidismo e insuficiencia adrenocortical o de la pituitaria anterior),

-el tratamiento en concomitancia con ciertos medicamentos (ver sección 4.5).

Defectos de la bomba de insulina

La hiperglucemia, la cetoacidosis y el coma se pueden desarrollar en horas si se obstruye completamente el catéter de la bomba. Siempre que el paciente observe un aumento rápido de la glucemia que no responda a una dosis en bolo, hay que aclarar ante todo si existe una obstrucción del catéter.

En caso de mal funcionamiento de la bomba, los pacientes deben tener siempre dispositivos de inyección (jeringa para inyección o pluma) e insulina disponibles para inyección subcutánea. Para más información sobre las precauciones de uso de las bombas de insulina, ver el manual de uso.

Enfermedades intercurrentes

Las enfermedades intercurrentes exigen una intensificación del control metabólico. En muchos casos, está indicada la realización de análisis de orina para detectar la presencia de cuerpos cetónicos y a menudo hay que ajustar la dosis de insulina, siendo frecuente que aumente la necesidad de la misma.

Los pacientes con diabetes del tipo 1 deben continuar consumiendo al menos una pequeña cantidad de carbohidratos de forma periódica, aun cuando sean incapaces de comer o coman sólo un poco, o padezcan vómitos, etc., y nunca deben interrumpir completamente la administración de insulina.

Errores de medicación

Se han notificado errores de medicación, en los cuales se han administrado de forma accidental otras formulaciones de Insuman u otras insulinas. Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas.

Combinación de Insuman con pioglitazona

Se han notificado casos de insuficiencia cardíaca cuando se utiliza pioglitazona en combinación con insulina, sobre todo en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de insuficiencia cardíaca. Esto deberá tenerse en cuenta si se considera el tratamiento con la combinación de pioglitazona e Insuman. Si se usa esta combinación, se deben observar a los pacientes por si aparecen signos y síntomas de insuficiencia cardíaca, aumento de peso y edema. Se debe interrumpir el tratamiento con pioglitazona si se produce cualquier deterioro de los síntomas cardíacos.

4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Diversas sustancias afectan al metabolismo de la glucosa y pueden requerir el ajuste de la dosis de insulina humana.

Entre las sustancias que pueden intensificar el efecto hipoglucemiante e incrementar la sensibilidad a la hipoglucemia se cuentan los medicamentos antidiabéticos orales, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), la disopiramida, los fibratos, la fluoxetina, los inhibidores de la enzima monoamino-oxidasa (MAO), la pentoxifilina, el propoxifeno, los salicilatos y los antibióticos del tipo de las sulfamidas.

Entre las sustancias que pueden reducir el efecto hipoglucemiante se incluyen los corticosteroides, el danazol, el diazóxido, los diuréticos, el glucagón, la isoniazida, los estrógenos y los progestágenos (p.ej. en los anticonceptivos orales), los derivados de fenotiacina, la somatotropina, los medicamentos simpaticomiméticos (p.ej. epinefrina [adrenalina], salbutamol, terbutalina), las hormonas tiroideas, los inhibidores de la proteasa y los antipsicóticos atípicos (por ejemplo: olanzapina y clozapina).

Los betabloqueantes, la clonidina, las sales de litio o el alcohol pueden potenciar o debilitar el efecto hipoglucemiante de la insulina. La pentamidina puede provocar hipoglucemia que algunas veces puede ir seguida de una hiperglucemia.

Además, bajo la influencia de medicamentos simpaticolíticos como los betabloqueantes, la clonidina, la guanetidina o la reserpina, los signos de contrarregulación adrenérgica pueden atenuarse o desaparecer.

4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

No se dispone de datos clínicos sobre embarazos de riesgo para insulina humana. La insulina no atraviesa la barrera placentaria. Debería prestarse atención en la prescripción a mujeres embarazadas.

Es esencial que las pacientes con diabetes preexistente o gravídica mantengan un buen control metabólico durante la gestación. Las necesidades de insulina pueden disminuir durante el primer trimestre y generalmente aumentan durante el segundo y tercer trimestre. Inmediatamente después del parto, las necesidades de insulina disminuyen de forma rápida (aumento del riesgo de hipoglucemia), siendo esencial un control cuidadoso de la glucosa.

Lactancia

No se espera que se produzcan efectos sobre el lactante. Insuman Infusat se puede utilizar durante el período de lactancia. Las mujeres en periodo de lactancia pueden necesitar ajustes en la dosis de insulina y en la dieta.

Fertilidad

No se dispone de datos clínicos o datos en animales sobre fertilidad de hombres o mujeres con insulina humana.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La capacidad de concentración y de reacción del paciente puede verse afectada a consecuencia de una hipoglucemia o una hiperglucemia o, por ejemplo, como consecuencia de un trastorno visual. Esto puede ser causa de riesgo en situaciones en que estas capacidades sean de especial importancia (p.ej. conducir o utilizar máquinas).

Debe advertirse a los pacientes que adopten precauciones para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con ausencia o reducción de la capacidad para percibir los síntomas de aviso de hipoglucemia, o que padecen episodios frecuentes de

hipoglucemia. Deberá considerarse la conveniencia de conducir o utilizar máquinas en estas circunstancias.

4.8 Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

La hipoglucemia, que es, por lo general, la reacción adversa más frecuente de la terapia con insulina, puede producirse si la dosis de insulina es muy elevada en relación con las necesidades de la misma. En los estudios clínicos y durante la comercialización, la frecuencia varía en función de la población de pacientes y las pautas de dosis. Por tanto, no puede detallarse ninguna frecuencia específica.

Tabla de reacciones adversas

Las siguientes reacciones adversas relacionadas procedentes de investigación clínica se describen a continuación utilizando el sistema de clasificación de órganos y en orden decreciente: muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 a <1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100); raras (≥1/10.000 a <1/1.000); muy raras (<1/10.000), no conocidas (no se pueden estimar de los datos disponibles).

Las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada frecuencia.

Clasificación de órganos

Frecuentes

Poco frecuentes

No conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos del sistema

 

Shock

Reacciones inmediatas de

inmunológico

 

 

tipo alérgico

 

 

 

(hipotensión, edema

 

 

 

angioneurótico,

 

 

 

broncospasmo,

 

 

 

reacciones cutáneas

 

 

 

generalizadas);

 

 

 

Anticuerpos anti-

 

 

 

insulina.

Trastornos del

Edema

 

Hipoglucemia;

metabolismo y de la

 

 

Retención de sodio

nutrición

 

 

 

Trastornos oculares

 

 

Retinopatía proliferativa;

 

 

 

Retinopatía diabética;

 

 

 

Trastorno visual

 

 

 

 

Trastornos de la piel y

 

 

Lipodistrofia

del tejido subcutáneo

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos generales y

Reacciones en el lugar

Urticaria en el

Inflamación en el lugar

alteraciones en el lugar

de la inyección

lugar de

de inyección; dolor en el

de administración

 

inyección

lugar de inyección;

 

 

 

prurito en el lugar de

 

 

 

inyección; eritema en el

 

 

 

lugar de inyección;

 

 

 

tumefacción en el lugar

 

 

 

de inyección

Descripción de una selección de reacciones adversas

 

 

Trastornos del sistema inmunológico

 

 

Las reacciones inmediatas de tipo alérgico frente a la insulina o los excipientes pueden comportar riesgo vital.

La administración de insulina puede dar lugar a la formación de anticuerpos anti-insulina. En raras ocasiones, la presencia de estos anticuerpos puede precisar un ajuste de la dosis de insulina para corregir una tendencia a la hiperglucemia o a la hipoglucemia.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Las crisis hipoglucémicas graves, especialmente si muestran un patrón recurrente, pueden producir lesiones neurológicas. Los episodios hipoglucémicos prolongados o graves pueden tener un desenlace fatal.

En muchos pacientes, los signos y síntomas de neuroglucopenia están precedidos por signos de contrarregulación adrenérgica. En general, cuanto mayor y más rápido es el descenso de la glucemia, más marcado es el fenómeno de contrarregulación y sus síntomas.

La insulina puede ocasionar retención de sodio y edema, especialmente si el tratamiento insulínico intensivo corrige un control metabólico previo deficiente.

Trastornos oculares

Un cambio importante en el control de la glucemia puede provocar un trastorno visual temporal, debido a la alteración temporal de la turgencia y, por tanto, del índice de refracción del cristalino.

La mejora a largo plazo del control de la glucemia reduce el riesgo de progresión de la retinopatía diabética. Sin embargo, la intensificación de la terapia con insulina, con una mejora brusca del control de la glucemia, puede dar lugar a un deterioro temporal de la retinopatía diabética.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Se puede producir una lipodistrofia en el punto de inyección que retrase la absorción local de la insulina. El cambio continuo del lugar de inyección dentro de un área de inyección determinado puede ser útil para disminuir o evitar estas reacciones.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

La mayor parte de las reacciones leves a las insulinas en el lugar de inyección, se resuelven habitualmente en unos días o en pocas semanas.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

4.9 Sobredosis

Síntomas

La sobredosis de insulina puede dar lugar a hipoglucemia grave y, en ocasiones, de larga duración que puede comportar riesgo vital.

Medidas

Los episodios leves de hipoglucemia se pueden tratar normalmente con carbohidratos por vía oral, pudiéndose requerir ajustes de la pauta posológica del medicamento, de las pautas dietéticas o del ejercicio físico.

Los episodios más graves con coma, crisis o trastornos neurológicos se pueden tratar con glucagón intramuscular/subcutáneo o con solución glucosada concentrada por vía intravenosa. Puede ser necesaria una ingesta mantenida de carbohidratos y someter al paciente a observación porque la hipoglucemia puede recurrir tras una aparente recuperación clínica.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Fármacos usados para la diabetes, insulinas y análogos de acción rápida para inyección. Código ATC: A10AB01.

Mecanismo de acción

La insulina

-reduce los niveles de glucemia y favorece efectos anabólicos, además de reducir los efectos catabólicos,

-aumenta el transporte de glucosa a las células, así como la formación de glucógeno en los músculos y el hígado, y mejora la utilización del piruvato. Inhibe la glucogenólisis y la gluconeogénesis,

-aumenta la lipogénesis en el hígado y el tejido adiposo e inhibe la lipólisis,

-favorece la captación de aminoácidos por las células y la síntesis de proteínas,

-aumenta la captación de potasio por las células.

Efectos farmacodinámicos

Insuman Infusat es una insulina caracterizada por una acción de instauración rápida y de corta duración.

5.2 Propiedades farmacocinéticas

En sujetos sanos, la semivida sérica de la insulina es aproximadamente de 4 a 6 minutos. Es más larga en pacientes con insuficiencia renal grave. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la farmacocinética de la insulina no refleja su acción metabólica.

5.3 Datos preclínicos sobre seguridad

Se estudió la toxicidad aguda tras la administración subcutánea en ratas. No se encontraron pruebas de efectos tóxicos. Los estudios de tolerancia local tras la administración subcutánea e intramuscular en conejos no produjeron hallazgos notables. Los estudios de los efectos farmacodinámicos tras la administración subcutánea en conejos y perros revelaron las reacciones hipoglucémicas que se esperaban.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes

Fenol,

cloruro de cinc, trometamol, poloxámero 171, glicerol,

ácido clorhídrico (para ajuste de pH), agua para preparaciones inyectables.

6.2 Incompatibilidades

Este medicamento no debe mezclarse con otros excepto con los mencionados en la sección 6.6.

Insuman Infusat no debe mezclarse con soluciones que contengan sustancias reductoras, como tioles y sulfitos.

Mezcla de insulinas

Insuman Infusat no debe mezclar con otras insulinas o con análogos de insulina.

Debe tenerse cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la solución de insulina.

6.3 Período de validez

Insuman Infusat 100 UI/ml en un vial 2 años.

La insulina contenida en el depósito de la bomba puede utilizarse hasta 2 semanas.

Periodo de validez después del primer uso del vial

El producto se puede conservar durante un máximo de 4 semanas por debajo de 25ºC, y protegido de la luz y el calor directo.

Mantener el vial en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Se recomienda anotar en la etiqueta la fecha de la primera utilización del vial.

Insuman Infusat 100 UI/ml en un cartucho 2 años.

Periodo de validez después del primer uso del cartucho

El producto (cartuchos en uso en la bomba) se puede conservar durante un máximo de 2 semanas.

6.4 Precauciones especiales de conservación

Viales sin abrir, cartucho sin abrir Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC). No congelar.

No colocar el Insuman Infusat cerca del compartimento del congelador o junto a un acumulador de frío. Conservar el vial o cartucho en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Viales abiertos, cartuchos en uso

Para las condiciones de conservación tras la primera apertura del medicamento, ver sección 6.3.

6.5 Naturaleza y contenido del envase

Insuman Infusat 100 UI/ml en un vial

10 ml de solución en un vial (vidrio incoloro del tipo 1), con una cápsula de cierre (aluminio) con pestaña, con un tapón (caucho clorobutílico (tipo 1)) y cubierta extraíble (polipropileno).

Se presenta en envases de 3 viales.

Insuman Infusat 100 UI/ml en un cartucho

3,15 ml de solución en un cartucho (vidrio incoloro del tipo 1), con un émbolo (mezcla de caucho clorobutílico con caucho natural (tipo 1), recubierta de fluoropolímero), con una cápsula de cierre

(aluminio) con pestaña y un tapón (caucho bromobutílico (tipo 1)) con agujero, un cono Luer (polietileno incoloro) y un tapón Luer (polietileno incoloro).

Se presenta en envase de 5 cartuchos.

6.6 Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Insuman Infusat 100 UI/ml en un vial

Insuman Infusat sólo tiene que usarse si la solución es transparente, incolora, carece de partículas sólidas visibles y tiene un aspecto acuoso.

Para su uso en una bomba de infusión, Insuman Infusat se carga en el cartucho estéril de la bomba. Este cartucho sólo debe usarse una vez.

Antes del uso, Insuman Infusat debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas. Deben eliminarse las burbujas de aire que se formen antes de empezar la infusión (ver el manual de uso de la bomba).

Si la bomba funciona mal, la solución puede extraerse del cartucho y pasarse a una jeringa para inyección (adecuada para una insulina de 100 UI/ml) para su inyección.

Insuman Infusat no se debe usar en bombas peristálticas con tubos de silicona. Para conocer las contraindicaciones relacionadas con el uso de las bombas de insulina, ver el manual técnico.

Debe recordarse que la solución de insulina neutra precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Insuman Infusat 100 UI/ml en un cartucho

Insuman Infusat sólo tiene que usarse si la solución es transparente, incolora, carece de partículas sólidas visibles y tiene un aspecto acuoso.

Antes del uso, Insuman Infusat debe mantenerse a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas. Deben eliminarse las burbujas de aire que se formen antes de empezar la infusión (ver el manual de uso de la bomba).

Si la bomba funciona mal, la solución puede extraerse del cartucho y pasarse a una jeringa para inyección (adecuada para una insulina de 100 UI/ml) para su inyección.

Insuman Infusat no se debe usar en bombas peristálticas con tubos de silicona. Para conocer las contraindicaciones relacionadas con el uso de las bombas de insulina, ver el manual técnico.

Debe recordarse que la solución de insulina neutra precipita a un pH aproximado entre 4,5 y 6,5.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada inyección para evitar errores de medicación entre insulina humana y otras insulinas (ver sección 4.4).

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Sanofi-Aventis Deutschland GmbH, D-65926 Frankfurt am Main, Alemania

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

EU/1/97/030/053

EU/1/97/030/054

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de la primera autorización: 21 Febrero 1997

Fecha de la última revalidación: 21 Febrero 2007

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea del Medicamento: http://www.ema.europa.eu/

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Insuman Implantable 400 UI/ml solución para perfusión.

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Un mililitro contiene 400 UI de insulina humana* (equivalente a 14 mg).

Un vial de 10 ml contiene una solución de 4.000 UI de insulina. Una UI (Unidad Internacional) corresponde a 0,035 mg de insulina humana anhidra.

Insuman Implantable es una solución de insulina neutra (insulina regular).

*La insulina humana se obtiene por tecnología de ADN recombinante en Escherichia coli.

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Solución para perfusión (perfusión).

Solución transparente, incolora.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas

Insuman Implantable está indicada para el tratamiento de pacientes adultos con diabetes mellitus tipo 1, que no pueden ser controlados con el tratamiento de insulina subcutánea (incluyendo la bomba) y que de otra forma, presentan frecuentes e inexplicables hiper- e hipoglucemias graves.

4.2 Posología y forma de administración

La prescripción de este medicamento está restringida a centros certificados por Medtronic con una formación adecuada en el uso de la bomba implantable Medtronic MiniMed.

El uso de Insuman Implantable debe ser supervisado por un médico con experiencia en diabetes y competente a la hora de usar insulina intraperitoneal.

Posología

Los niveles de glucemia deseados y la pauta posológica deben determinarse de manera individual y ajustarse de acuerdo con la dieta, actividad física y estilo de vida del paciente. A veces, durante algunas semanas después de la implantación de la bomba, se requieren ajustes frecuentes de la dosis de insulina bajo estricta supervisión médica.

La bomba no está conectada a un glucómetro, y por tanto, se aconseja que los pacientes practiquen un buen autocuidado de la diabetes y controlen por lo menos cuatro veces al día, sus propios niveles de glucosa en sangre para detectar un posible mal funcionamiento de la bomba, monitorizar el control glucémico y determinar las dosis de insulina necesarias.

Dosis diarias y tiempos de administración

No existen reglas fijas sobre la pauta posológica de insulina. Además de infundirse continuamente la dosis diaria de insulina (“velocidad basal”) a través de la bomba implantable, el resto de la dosis diaria de insulina, se administra por el paciente, usando la misma bomba, como un bolo antes de las comidas. Las necesidades metabólicas basales representan el 40 al 60% de las necesidades diarias totales. Los cambios

en las dosis basales y en bolo son controladas por medio de una unidad portátil (Comunicador Personal de la Bomba, CPB) que se comunica con la bomba a través de ondas de radio. Las instrucciones de manejo detalladas sobre la bomba implantable, sus funciones y las precauciones de seguridad detalladas, están descritas en el Manual del Médico, que acompaña a la bomba de perfusión.

Tiempo de recarga de la bomba de insulina

El procedimiento de recarga se debe realizar cada 40 a 45 días. El tiempo entre dos procedimientos de recarga no puede exceder los 45 días por razones de estabilidad e uso de la insulina. Los pacientes pueden requerir procedimientos de recarga más frecuentes en función de sus necesidades de insulina.

Cambio a Insuman Implantable

Pueden ser necesarios ajustes de la pauta posológica cuando los pacientes cambian de una preparación de insulina a otra. Esto aplica, por ejemplo, cuando se cambia de:

una insulina animal (especialmente una insulina bovina) a una insulina humana,

una preparación de insulina humana a otra,

un régimen con insulina regular únicamente a uno con una insulina de larga duración.

La necesidad de un ajuste en la dosis (p.ej. una reducción) se pondrá de manifiesto inmediatamente después de la transferencia.

Alternativamente, puede surgir de forma gradual en un periodo de varias semanas.

Si se cambia de una insulina animal a una insulina humana, la reducción de la dosis puede ser necesaria de forma especial en pacientes que:

ya estaban controlados con niveles de glucosa en sangre relativamente bajos,

tienen una tendencia a la hipoglucemia,

previamente han requerido dosis elevadas de insulina debido a la presencia de anticuerpos anti- insulina.

Se recomienda un estrecho control metabólico durante la transición y durante las semanas iniciales siguientes. En pacientes que requieren dosis altas de insulina debido a la presencia de anticuerpos de insulina, se debe considerar hacer esta transición bajo supervisión médica en un hospital o ambiente similar.

Ajuste secundario de la dosis

La mejora del control metabólico puede dar lugar a una mayor sensibilidad a la insulina, con la reducción consiguiente de las necesidades de ésta. Puede requerirse asimismo un ajuste de la dosis, por ejemplo:

-si se produce un cambio en el peso del paciente,

-si cambia el estilo de vida del paciente,

-si aparecen otras circunstancias que puedan inducir una mayor sensibilidad a la hipo- o hiperglucemia (ver sección 4.4).

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada (≥ 65 años)

En pacientes de edad avanzada, el deterioro progresivo de la función renal puede producir una disminución constante de las necesidades de insulina.

Insuficiencia renal

En pacientes con insuficiencia renal, las necesidades de insulina podrían reducirse debido al reducido metabolismo de insulina.

Insuficiencia hepática

En pacientes con insuficiencia hepática grave, las necesidades de insulina podrían disminuir debido a la reducida capacidad para la gluconeogénesis y el reducido metabolismo de insulina.

Población pediátrica

No se dispone de datos. Por tanto, la seguridad y eficacia de Insuman Implantable (uso intraperitoneal) no ha sido establecida en pacientes pediátricos. Insuman Implantable está contraindicado en pacientes que no han alcanzado el tamaño adulto (ver sección 4.3 y 4.4).

Forma de administración

Insuman Implantable será usada sólo con la bomba implantable Medtronic MiniMed.

Insuman Implantable es únicamente para uso intraperitoneal. Están contraindicadas otras rutas de administración (p.ej. inyección).

Insuman Implantable ha sido diseñado solo para uso intreperitoneal con la bomba implantable Medtronic MiniMed y que libera insulina directamente a la cavidad intraperitoneal.

Insuman Implantable no debe usarse con otro tipo de bombas (externas o implantables) que no sean la bomba implantable Medtronic MiniMed o cualquier otro dispositivo médico incluyendo jeringas (ver sección 6.6).

Recarga de la bomba

El proceso de llenado de la bomba debe realizarse usando una técnica estéril y debe tener lugar en centros certificados por Medtronic. La recarga del reservorio debe ser realizado por personal formado y cualificado según las instrucciones suministradas por el fabricante de la bomba. Deben seguirse los Procedimientos Estériles Normalizados de trabajo de las Instituciones Sanitarias para preparaciones sobre la piel para evitar la contaminación microbiana e infecciones. Antes de llenar el reservorio de la bomba, todas las soluciones que vayan a entrar en la misma serán debidamente desgasificadas para evitar la agregación de insulina y una liberación disminuida. Los viales de insulina deben ser retirados de la nevera y almacenados a temperatura ambiente y dentro del cartonaje externo para protegerlos de la luz, como mínimo 4 horas antes de su uso y no más de 24 horas. La solución de insulina debe ser desgasificada según el procedimiento de desgasificación descrito en el Manual del Médico.

En este proceso de llenado, la insulina restante debe ser retirada de la bomba y ésta debe llenarse con nueva insulina. El reservorio debe ser completamente recargado (aproximadamente 15 ml o 6.000 unidades de Insuman Implantable), independientemente de las necesidades del paciente. La insulina residual y la nueva insulina se deben pesary apuntar su peso en la hoja de cálculo de la recarga y calcular el criterio preciso de llenado. Para más detalles sobre el manejo, ver la sección 6.6 y las instrucciones suministradas por el Manual del Médico.

Lavado de la bomba

Todas las soluciones que vayan a entrar en la bomba deben ser desgasificadas adecuadamente antes del llenado del reservorio de la bomba para evitar la agregación de insulina y la liberación disminuida.

El proceso de limpieza para disolver los depósitos de insulina, utiliza una solución de hidróxido de sodio 0,1 M, así como un mecanismo de bombeo y el catéter puerto temporal. Se recomienda realizar este proceso de limpieza cada 6 meses.

Este lavado de la bomba puede realizarse antes, por ejemplo si se detecta una liberación inferior en un procedimiento de llenado o si se sospecha de un control insuficiente de glucosa en sangre. Deben realizarse procedimientos de diagnóstico para comprobar si el problema es debido a la bomba o al catéter.

Cuando una liberación insuficiente de insulina se debe a una oclusión en el catéter, se puede lavar el catéter puerto lateral con 5-10 ml de una solución tampón estéril de lavado.

Cuando una liberación insuficiente se debe a un problema con la bomba, se debe realizar el

procedimiento de lavado.

Para más detalles en el manejo, ver la sección 6.6 y las instrucciones que aporta el manual del médico.

Insuman implantable es una formulación de alta concentración de insulina

Insuman implantable contiene 400 UI de insulina en cada ml.

Se debe comprobar antes de su uso, la etiqueta del vial de insulina para asegurarse que es la insulina adecuada para la vía de administración que se pretende usar.

Los pacientes deben ser informados sobre la alta concentración de insulina del Insuman Implantable (400 U.I/ml), comparada con otras insulinas en viales o cartuchos (normalmente 100 UI/ml).

Mezcla de la insulina

Insuman Implantable no debe mezclarse con ninguna otra insulina o análogo a la insulina.

4.3 Contraindicaciones

Insuman Implantable

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes incluidos en la sección 6.1. Otras rutas de administración (p.ej. inyección).

Bomba implantable Medtronic MiniMed

Hipersensibilidad a la aleación de titanio, polisulfona o materiales de silicona usados en los componentes implantados de la bomba.

El uso de otros medicamentos con insulina en la bomba implantable Medtronic MiniMed.

El uso en pacientes pediátricos que no han alcanzado el tamaño adulto, debido al gran tamaño de la bomba (ver sección 4.2 y 4.4).

La implantación de la bomba en los pacientes que residen permanentemente en altitudes superiores a los 2.439 metros (8.000 pies) (ver sección 4.4).

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo

La bomba implantable Medtronic MiniMed no debe ser implantada en pacientes con condiciones médicas o mentales que les haga incapaces de programar modificaciones a la bomba basadas en las lecturas de glucosa o tomar acciones correctivas adecuadas ante problemas con el sistema de la bomba.

Los pacientes implantados con una bomba implantable Medtronic MiniMed deben recibir una formación integral en el uso de la bomba, y en las acciones necesarias en caso de enfermedad, hipoglucemia e hipergucemia, o fallo de la bomba. El paciente debe leer y seguir las instrucciones del Manual del Paciente, que acompaña a la bomba para perfusión. Para más detalles en el manejo, ver sección 6.6.

Técnica de diagnóstico de imagen médica

No se debe implantar la bomba implantable Medtronic MiniMed en pacientes que esperen necesitar IRM frecuentes o rutinarias o terapias por ultrasonidos.

Hipersensibilidad

Los pacientes con hipersensibilidad a Insuman Implantable para los que no hay un preparado mejor tolerado disponible, sólo deben continuar el tratamiento bajo una estrecha supervisión médica y si es necesario, en combinación con un tratamiento antialérgico.

Se recomienda a los pacientes con alergia a la insulina animal, que se sometan al test cutáneo intradérmico previo a su cambio a Insuman Implantable, ya que podrían experimentar reacciones inmunológicas cruzadas.

Si el control de la glucemia es insuficiente o si el paciente muestra tendencia a episodios hiper- o hipoglucémicos, antes de considerar el ajuste de la dosis de insulina se debe revisar el cumplimiento del régimen del tratamiento prescrito por parte del paciente y todos los demás factores relevantes.

Hipoglucemia

Puede producirse hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en relación con las necesidades de insulina.

No se observó liberación en exceso de insulina clínicamente relevante durante un periodo de 4 años de evaluación de la bomba implantable Medtronic MiniMed; sin embargo, esto no excluye la posibilidad que ocurra este hecho.

En caso de hipoglucemia severa, los pacientes deben contactar inmediatamente con su médico entrenado para realizar revisiones de la bomba y entonces la bomba debe ser revisada por el médico ante una posible oclusión del catéter, que diera lugar a una acumulación de insulina con la correspondiente liberación de esta insulina acumulada (ver sección 6.6).

Durante el proceso de rellenado, una cantidad muy pequeña de insulina puede depositarse a nivel subcutáneo, resultando posiblemente en hipoglucemia. Los pacientes deben ser informados de monitorizar estrechamente los niveles de glucosa en sangre en los días de rellenado (ver sección 6.6).

Hay que tener especial cuidado, y se recomienda monitorizar estrechamente la glucemia, en pacientes en los cuales los episodios hipoglucémicos puedan tener especial relevancia clínica, como los pacientes con estenosis significativa de las arterias coronarias o de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro (riesgo de complicaciones cardíacas o cerebrales de la hipoglucemia), así como en pacientes con retinopatía proliferativa, especialmente si no se han tratado con fotocoagulación (riesgo de amaurosis transitoria subsiguiente a la hipoglucemia).

Los pacientes deben conocer las circunstancias en que los síntomas de aviso de hipoglucemia se ven reducidos. Los síntomas de aviso de la hipoglucemia pueden verse modificados, ser menos pronunciados o estar ausentes en ciertos grupos de riesgo. Éstos incluyen a los pacientes:

-cuyo control glucémico ha mejorado notablemente,

-en los que la hipoglucemia se desarrolla gradualmente,

-de edad avanzada,

-después de cambiar de una insulina de origen animal a una insulina de origen humano,

-que presentan una neuropatía autónoma,

-con un largo historial de diabetes,

-que padecen una enfermedad psiquiátrica,

-que reciben tratamiento simultáneo con determinados medicamentos (ver sección 4.5). Estas situaciones pueden ocasionar una hipoglucemia grave (y posiblemente la pérdida del conocimiento) antes de que el paciente sea consciente de su hipoglucemia.

Si se observan valores normales o disminuidos de hemoglobina glucosilada, hay que

considerar la posibilidad de que existan episodios recurrentes e inadvertidos (especialmente nocturnos) de hipoglucemia.

El cumplimiento por parte del paciente de la pauta posológica y el régimen dietético, la correcta administración de insulina y el reconocimiento de los síntomas de hipoglucemia, son esenciales para reducir el riesgo de hipoglucemia. Los factores que incrementan la susceptibilidad a la hipoglucemia requieren una monitorización estrecha particular y pueden necesitar ajuste de la dosis. Entre ellos se cuentan:

-la sensibilidad a la insulina mejorada (p.ej. al eliminar factores de estrés),

-el ejercicio físico desacostumbrado, aumentado o prolongado,

-una enfermedad intercurrente (p.ej. vómitos, diarrea),

-ingesta inadecuada de alimentos,

-omisión de comidas,

-consumo de alcohol,

-ciertos trastornos de descompensación del sistema endocrino (p.ej. hipotiroidismo e insuficiencia adrenocortical o de la pituitaria anterior),

-el tratamiento de forma concomitate con otros medicamentos (ver sección 4.5).

Hiperglucemia

Se sabe que cuando la insulina es sometida a un estrés químico y/o físico (p.ej. un aumento de temperatura y agitación), puede formar agregados, fibrillas y estructuras parecidas a un gel. Esto puede dar lugar a una obstrucción de la bomba implantable y a una liberación inferior de insulina. Si hay un mal funcionamiento del sistema de la bomba, se puede desarrollar en horas hiperglucemia, cetoacidosis o coma. Tan pronto como el paciente note un aumento rápido en los niveles de glucosa en sangre, y que no responda a una dosis en bolo de insulina, un médico entrenado para realizar revisiones de la bomba, debe vigilar la posibilidad de una obstrucción en la bomba.

El paciente debe corregir una hiperglucemia resistente con una dosis estándar de insulina por vía subcutánea.

Lavado de la bomba para evitar la liberación insuficiente de insulina

Para evitar la liberación de una menor cantidad de insulina que puede ocurrir cuando se almacenan depósitos de insulina en el mecanismo de bombeo dentro de la bomba, se recomienda seguir el proceso de enjuague cada 6 meses. El aclaramiento se puede realizar antes, por ejemplo, cuando se sospecha del potencial de liberación insuficiente basado en una precisión calculada de rellenado de menos del 85 %. El riesgo de liberación insuficiente de insulina por la Bomba Implantable Medtronic MiniMed, puede resultar en un aumento en el uso de la insulina diaria programada, en una dificultad para mantener la normoglucemia, en hiperglucemia resistente, y en una disminución constante en la precisión de rellenado. Por favor ver la sección 6.6 y el Manual del Médico, que describen cómo diagnosticar posibles problemas en el sistema de bombeo y que pueden causar una liberación de insulina insuficiente, y cómo corregir y prevenir la misma.

La mayoría de las reacciones adversas asociadas con la Bomba Implantable de Medtronic MiniMed se pueden prevenir mediante el procedimiento de lavado por parte de los médicos. Los pacientes deben practicar un buen autocuidado de la diabetes y comprobar su glucosa en sangre al menos 4 veces al día para detectar y prevenir la hiperglucemia y una posible cetoacidosis diabética debida a la liberación insuficiente de la bomba.

El paciente juega un papel significativo en el diagnóstico y la corrección de la hiperglucemia vinculada a problemas de rendimiento de la bomba. En caso de cambio en el rendimiento de la bomba, el paciente será capaz de detectar un cambio en los niveles de glucosa en la sangre.

En caso de mal funcionamiento de la bomba, los pacientes deben tener siempre dispositivos de inyección disponibles (jeringa o pluma) e insulina adecuada para la inyección subcutánea.

Viajes

La Bomba Implantable Medtronic MiniMed no está diseñada para usarse a alturas superiores a los 2439 metros (8000 pies) o por debajo de los 7,6 metros (25 pies). El uso de la bomba a estas altitudes puede dar lugar a una liberación de insulina por exceso o liberación insuficiente de insulina.

Los pacientes que residen permanentemente a alturas superiores a los 2439 metros (8000 pies) no deben ser implantados con la bomba (ver sección 4.3).

Los pacientes que planeen residir o viajar (excepto los aviones comerciales a presión) a alturas superiores a los 2439 metros (8000 pies) o sumergirse por debajo de los 7,6 metros (25 pies), deben ser informados de las acciones a seguir. El depósito de la bomba y el catéter puerto lateral deben ser vaciados de insulina y los pacientes deben administrarse a sí mismos la insulina a través de inyecciones subcutáneas durante la duración del viaje y hasta que se vuelva a llenar el depósito de su bomba.

El paciente debe ser informado por el médico sobre lo que se necesita hacer en caso de desplazamiento, por ejemplo, qué hacer en caso de un mal funcionamiento de la bomba, la disponibilidad de la insulina y la facilidad de sustituir la insulina, además de a quién contactar en caso de emergencia. El paciente también debe estar provisto de medios alternativos de suministro de insulina, por ejemplo, proporcionar al paciente con 100 UI / ml de insulina, dispositivos y suministros para inyecciones subcutáneas.

Infección en la cavidad de la bomba

Todos los procesos deben realizarse bajo condiciones de esterilidad. Para evitar la contaminación microbiana e infección, se debe realizar una preparación aséptica de la piel de acuerdo con los procedimientos de trabajo estériles estándares de las instituciones sanitarias. Además, se requieren medidas profilácticas con antibiótico antes y después de la implantación de la bomba para reducir el riesgo de infección en la cavidad de la bomba. De no hacerlo así, puede resultar en una infección en la cavidad de la bomba y su consiguiente extirpación (ver sección 4.8).

Erosión de la piel

La bomba implantable puede erosionar a través de la piel, resultando en una infección en la zona del implante y en una extirpación de la bomba. El riesgo de erosión de la piel en la zona del implantación de la bomba, puede reducirse seleccionando la zona del implantación apropiada, manteniendo una buena técnica de esterilidad durante el proceso de implantación, con un tratamiento profiláctico con antibióticos

y llevando continuamente una faja abdominal hasta que se haya formado la cápsula (alrededor de un mes) (ver sección 4.8).

Cicatrización anormal

Después de la implantación del dispositivo, puede tener lugar en la zona quirúrgica de incisión, una cicatrización anormal. Esto puede reducirse si se lleva continuamente una faja abdominal hasta que la cápsula se ha formado (alrededor de un mes) y limitando las actividades del paciente inmediatamente después del implante del dispositivo.

Esteatosis hepática focal

Se ha observado esteatosis hepática focal después de la administración de insulina a través de la vía intraperitoneal, cuando el catéter se ha posicionado muy cerca o en la cápsula hepática. Después de interrumpir la perfusión de insulina o después de la retirada o recolocación del catéter peritoneal, la esteatosis hepática focal parece ser reversible y sin consecuencias clínicas (ver sección 4.8).

Anticuerpos anti-insulina

Se ha notificado la presencia de anticuerpos en pacientes después del tratamiento con la Bomba Implantable Medtronic MiniMed. La administración de insulina a través de la vía intraperitoneal es probable que cause la formación de anticuerpos anti-insulina. La presencia de dichos

anticuerpos anti-insulina puede necesitar un ajuste en la dosis de insulina para corregir la tendencia a la hiper- o hipoglucemia (ver sección 4.8).

Enfermedades intercurrentes

Las enfermedades intercurrentes requieren una monitorización intensificada del metabolismo. En muchos casos, está indicada la realización de análisis de orina para detectar la presencia de cuerpos cetónicos y a menudo es necesario ajustar la dosis de insulina, siendo frecuente que aumente la necesidad de la misma. Los pacientes con diabetes del tipo 1 deben continuar consumiendo al menos una pequeña cantidad de carbohidratos (comida o bebida) de forma periódica, aun cuando sean incapaces de comer o coman sólo un poco, o padezcan vómitos, etc., y nunca deben omitir completamente la insulina.

Errores de medicación

Se han notificado errores de medicación, implicando confusiones entre formulaciones de Insuman subcutáneas u otras insulinas subcutáneas. Se debe comprobar siempre el etiquetado de insulina antes de cada administración para evitar errores de medicación entre Insuman Implantable y otras insulinas (ver sección 6.6).

Población pediátrica

Debido al gran tamaño de la bomba implantable, el uso de Insuman Implantable está contraindicado en pacientes pediátricos que no han alcanzado el tamaño adulto (ver sección 4.2 y 4.3).

4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Diversas sustancias afectan al metabolismo de la glucosa y pueden requerir el ajuste de la dosis de insulina humana.

Entre las sustancias que pueden intensificar el efecto de disminución de la glucosa en sangre e incrementar la susceptibilidad a la hipoglucemia se incluyen los medicamentos antidiabéticos orales, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), la disopiramida, los fibratos, la fluoxetina, los inhibidores de la enzima monoamino-oxidasa (MAO), la pentoxifilina, el propoxifeno, los salicilatos y los antibióticos del tipo de las sulfonamidas.

Entre las sustancias que pueden reducir el efecto de disminución de la glucosa en sangre se incluyen los corticosteroides, el danazol, el diazóxido, los diuréticos, el glucagón, la isoniazida, los estrógenos y los progestágenos (p.ej. en los anticonceptivos orales), los derivados de fenotiacina, la somatropina, los medicamentos simpaticomiméticos (p.ej. epinefrina [adrenalina], salbutamol, terbutalina), las hormonas tiroideas, los inhibidores de la proteasa y los antipsicóticos atípicos (por ejemplo: olanzapina y clozapina).

Los betabloqueantes, la clonidina, las sales de litio o el alcohol pueden potenciar o debilitar el efecto de disminución de la glucosa en sangre de la insulina. La pentamidina puede provocar hipoglucemia que algunas veces puede ir seguida de una hiperglucemia.

Además, bajo la influencia de medicamentos simpaticolíticos como los betabloqueantes, la clonidina, la guanetidina y la reserpina, los signos de contrarregulación adrenérgica pueden ser reducidos o ausentes.

4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

No se dispone de datos clínicos sobre embarazos expuestos a insulina humana administrada por vía subcutánea. La insulina no atraviesa la barrera placentaria.

No se ha establecido el perfil de seguridad en el embarazo para Insuman Implantable administrado a través de la bomba intraperitoneal.

Las mujeres con posibilidad de quedarse embarazadas, las que tienen implantada una bomba, o las candidatas, deben informar a su médico si contemplan la posibilidad el embarazo.

Se debe prestar atención en la prescripción a mujeres embarazadas. No se debe usar Insuman Implantable durante el embarazo, a no ser que la condición clínica de la mujer requiera tratamiento con Insuman Implantable.

Es esencial que las pacientes con diabetes preexistente o gravídica mantengan un buen control metabólico durante la gestación. Las necesidades de insulina pueden disminuir durante el primer trimestre y generalmente aumentan durante el segundo y tercer trimestre. Inmediatamente después del parto, las necesidades de insulina disminuyen de forma rápida (aumento del riesgo de hipoglucemia), siendo esencial una monitorización cuidadosa de la glucosa.

Lactancia

No se espera que se produzcan efectos sobre el lactante. Insuman Implantable se puede utilizar durante el período de lactancia. Las mujeres en periodo de lactancia pueden necesitar ajustes en la dosis de insulina y en la dieta.

Fertilidad

No se dispone de datos clínicos o datos en animales sobre fertilidad de hombres o mujeres con insulina humana.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La capacidad de concentración y de reacción del paciente puede verse afectada como consecuencia de una hipoglucemia o una hiperglucemia o, por ejemplo, como consecuencia de un trastorno visual. Esto puede constituir un riesgo en situaciones en que estas capacidades sean de especial importancia (p.ej. conducir o utilizar máquinas).

Se debe advertir a los pacientes que adopten precauciones para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con ausencia o reducción de la capacidad de percibir los síntomas de aviso de hipoglucemia, o que padecen episodios frecuentes de hipoglucemia. Se debe considerar la conveniencia de conducir o utilizar máquinas en estas circunstancias.

4.8 Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

La hipoglucemia, que es, por lo general, la reacción adversa más frecuente de la terapia con insulina, puede producirse si la dosis de insulina es muy elevada en relación con las necesidades de la misma. La frecuencia de esta reacción varía en función de la población de pacientes y las pautas de dosis.

Tabla de reacciones adversas:

Tras la experiencia adquirida en un estudio comparativo en fase III de 6 meses (HUBIN_L_05335) con Insuman Implantable administrada a través de la Bomba Implantable Medtronic MiniMed en 84 pacientes con edades de 26-80 años (ver sección 5.1) y tras la experiencia clínica con insulina humana 100 UI/ ml y 40 UI/ml, se han observado las siguientes reacciones adversas.

Las siguientes reacciones adversas procedentes de investigaciones clínicas se describen a continuación utilizando la el sistema de clasificación de órgano y en orden decreciente: muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 a <1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100); raras (≥1/10.000 a <1/1.000); muy raras (<1/10.000), no conocidas (no puede estimarse a partir de los datos disponibles).

Las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada frecuencia.

Tabla 1: Reacciones adversas observadas en el estudio HUBIN_L_05335 con insulina humana 400 UI/ml y con la experiencia clínica con insulina humana 100 UI/ ml y 40 UI/ml.

Clasificación

de

órganos

Frecuentes

 

 

Poco frecuentes

No

conocidas

del sistema MedDRA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos

del

sistema

 

 

 

Shock

Reacciones

inmediatas de

inmunológico

 

 

 

 

 

 

tipo alérgico (hipotensión,

 

 

 

 

 

 

 

edema

angioneurótico,

 

 

 

 

 

 

 

broncospasmo, reacciones

 

 

 

 

 

 

 

cutáneas

generalizadas);

 

 

 

 

 

 

 

Anticuerpos anti-insulina.

Trastornos

 

del

Hiperglucemia;

 

 

Retención de sodio

metabolismo

y

de la

Hipoglucemia;

 

 

 

 

nutrición

 

 

Convulsiones

 

 

 

 

 

 

 

 

hipoglucémicas,

 

 

 

 

 

 

 

Pérdida

de

la

 

 

 

 

 

consciencia

 

 

 

 

 

 

 

 

hipoglucémica;

 

 

 

 

 

 

 

Cetosis

 

 

 

 

 

 

 

 

Edema

 

 

 

 

 

Trastornos

del

sistema

Coma hipoglucémico

 

 

 

 

nervioso

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos oculares

 

 

 

 

Retinopatía

proliferativa;

 

 

 

 

 

 

 

Retinopatía

diabética;

 

 

 

 

 

 

 

Trastorno visual

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos hepatobiliares

 

 

 

 

Esteatosis

focal hepática

 

 

 

 

 

 

 

(1)

 

(1) Reacción adversa observada con una insulina humana semi-sintética (400UI/ ml).

Las reacciones adversas relacionadas siguientes se han notificado con el uso de la Bomba Implantable Medtronic MiniMed en dos estudios de fase III (ver sección 5.1).

Tabla 2: Reacciones adversas y reclamaciones técnicas del producto observadas en el sistema de liberación (incluyendo reacciones adversas relacionadas con la cirujía de implantación y/o con el mantenimiento del dispositivo).

Clasificación de órganos del sistema MedDRA

Frecuentes

 

 

 

Infecciones e infestaciones

 

Infección en el lugar de implante

 

(ver sección 4.4)

Trastornos gastrointestinales

 

Dolor abdominal

 

 

Hernia umbilical

 

 

 

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

 

Erosión de la piel en el lugar de

 

implante de la bomba (ver sección 4.4)

 

 

 

Trastornos generales y condiciones del lugar

 

Oclusión del dispositivo

de administración

 

Dolor en la zona del catéter

Cirujía y procedimientos médicos

 

Cambio del dispositivo sanitario

 

debido a un mal funcionamiento del

 

dispositivo

 

 

Obstrucción del dispositivo

Descripción de una selección de reacciones adversas

Trastornos del sistema inmunológico

Las reacciones inmediatas de tipo alérgico a la insulina o los excipientes pueden ser potencialmente mortales.

Anticuerpos anti-insulina: los datos limitados de un ensayo clínico con la administración intraperitoneal de Insuman Implantable no sugieren que los niveles elevados de anticuerpos anti-insulina se asocien comúnmente con el síndrome de anticuerpos a la insulina o con reacciones adversas graves (ver sección 4.4).

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Las crisis hipoglucémicas graves, especialmente si muestran un patrón recurrente, pueden producir lesiones neurológicas. Los episodios hipoglucémicos prolongados o graves pueden ser potencialmente mortales.

En muchos pacientes, los signos y síntomas de neuroglucopenia se predicen por signos de contrarregulación adrenérgica. En general, cuanto mayor y más rápido es el descenso de la glucemia, más marcado es el fenómeno de contrarregulación y sus síntomas.

La insulina puede ocasionar retención de sodio y edema, especialmente si el tratamiento insulínico intensivo mejora un control metabólico previo deficiente.

Trastornos oculares

Un cambio importante en el control de la glucemia puede provocar un trastorno visual temporal, debido a la alteración temporal de la turgencia y, por tanto, del índice de refracción del cristalino.

La mejora a largo plazo del control de la glucemia reduce el riesgo de progresión de la retinopatía diabética. Sin embargo, la intensificación de la terapia con insulina, con una mejora brusca del control de la glucemia, puede estar asociada con un deterioro temporal de la retinopatía diabética.

Trastornos hepatobiliares

La esteatosis hepática focal ha sido notificada en unos pocos pacientes que recibieron una insulina humana semi-sintética, cuando el catéter estaba muy cerca del hígado.

Cuando la punta del catéter se fija en la cápsula del hígado, la administración de insulina a través de la vía intraperitoneal se asocia con un mayor riesgo de esteatosis hepática focal (ver sección 4.4).

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar las sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V.

4.9 Sobredosis

Síntomas

La sobredosis de insulina puede dar lugar a hipoglucemia grave y, en ocasiones, de larga duración y potencialmente mortal.

Medidas

Los episodios leves de hipoglucemia se pueden tratar normalmente con carbohidratos por vía oral, pudiéndose requerir ajustes de la pauta posológica del medicamento, de las pautas dietéticas o del ejercicio físico.

Los episodios más graves con coma, crisis o trastornos neurológicos se pueden tratar con glucagón intramuscular/subcutáneo o con solución glucosada concentrada por vía intravenosa. Puede ser necesaria una ingesta mantenida de carbohidratos y someter al paciente a observación porque la hipoglucemia puede recurrir tras una aparente recuperación clínica.

El médico debe programar limitaciones específicas para la velocidad de administración de la insulina basal y para la cantidad de liberación de insulina en bolo. Estas limitaciones son necesarias para aportar cierto control sobre la habilidad del paciente en programar su régimen de insulina y evitar la posibilidad de sobredosis. Además, si los pacientes tratan de administrarse más de 2,5 veces de su cantidad máxima programada en bolo en el periodo de una hora, el CPB mostrará el mensaje “SOBREPASADO MAX POR HORA” y así alertar a los pacientes. Las instrucciones detalladas sobre la programación de estas limitaciones están incluidas en el Manual del Médico.

En caso de una hipoglucemia grave, la bomba deber ser revisada por el médico por una posible oclusión del catéter que pudiera dar lugar a una acumulación de insulina, con la consiguiente liberación de esta insulina acumulada (ver sección 4.4 y 6.6).

Durante el proceso de rellenado, una cantidad muy pequeña de insulina puede depositarse a nivel subcutáneo, resultando posiblemente en hipoglucemia. Los pacientes deben ser informados de que deben monitorizar estrechamente los niveles de glucosa en sangre durante los días de rellenado (ver sección 6.6).

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Fármacos usados para la diabetes, insulinas y análogos de acción rápida para inyección. Código ATC: A10AB01.

Mecanismo de acción

La insulina

-reduce los niveles de glucemia y favorece efectos anabólicos, además de reducir los efectos catabólicos,

-aumenta el transporte de glucosa a las células, así como la formación de glucógeno en los músculos y el hígado, y mejora la utilización del piruvato. Inhibe la glucogenólisis y la gluconeogénesis,

-aumenta la lipogénesis en el hígado y el tejido adiposo e inhibe la lipólisis,

-favorece la captación de aminoácidos por las células y la síntesis de proteínas,

-aumenta la captación de potasio por las células.

Efectos farmacodinámicos

Se realizó un un ensayo clínico de 6 meses, ciego, aleatorizado, controlado (HUBIN_L_05335) para evaluar la eficacia clínica y seguridad de Insuman Implantable a través de la Bomba Implantable Medtronic MiniMed comparado con una insulina humana semi-sintética (400 UI/ ml), en 168 pacientes con diabetes mellitus tipo 1, que previamente habían sido tratados con una insulina humana semi- sintética. Antes de la implantación inicial de la bomba, el 72, 4% de estos pacientes habían sido tratados con una perfusión subcutánea continua de insulina (PSCI) y el 17, 8% con múltiples inyecciones subcutáneas. Las razones para iniciar una perfusión intraperitoneal continua de insulina (PIPCI) fueron diabetes inestable en un 62,7%, hipoglucemia en un 29, 2%, resistencia periférica a la insulina en un 5, 0% e hipoglucemia y diabetes inestable e un 3,1 %. Al inicio del estudio, la mitad de los pacientes fueron cambiados a Insuman Implantable, mientras que la otra mitad siguieron con una insulina humana semi- sintética. La variable primaria fue el cambio en la HbA1c respecto al inicio y la precisión después de 4 ciclos de rellenado (162 ± 21 días). Según el cambio en los valores de HbA1c respecto al inicio, el control de la glucemia en los pacientes tratados con Insuman Implantable fue similar a la de los pacientes tratados con insulina humana semi-sintética. (en la población por protocolo: -0,25 frente a -0,12; [95% CI: -0,36; 0,11]). Además, el uso de Insuman Implantable a través de una perfusión intraperitoneal continua de insulina resultó en un control glucémico estable en pacientes con diabetes mellitus tipo 1 (en la población por protocolo: reducción media: -0,25 ± 0,67; [95% CI: -0,36; 0,11]) y sin aumentar el riesgo de hipoglucemia grave, comparado con una insulina humana semi-sintética (14,3% frente a 13,1%). Insuman Implantable administrado a través de una perfusión intraperitoneal continua fue también similar a una insulina humana semi-sintética (400 UI/ ml), tal y como demostró el criterio de precisión de recarga después de 4 ciclos de recarga (en la población por protocolo: diferencia media: -3,15 ± 1,34; [95% CI: - 5,81; 0,50]).

Hubo un estudio controlado adicional de 12 meses, abierto, aleatorizado (MIP 310) para evaluar el efecto sobre el control glucémico y la frecuencia de hipoglucemia grave de la administración intraperitoneal de insulina frente a la administración subcutánea. Todos los pacientes eran nuevos a la insulina intraperitoneal y no habían mejorado su HbA1c en los tres meses de terapia insulínica intensiva con inyecciónes múltiples diarias o con pefusión subcutánea continua de insulina. El valor medio de HbA1c al inicio fue de 8,1 %. Los pacientes que se incluyeron en el grupo de una pefusión intraperitoneal continua de insulina, recibieron una insulina humana semi-sintética 400 UI/ml durante 180 días, seguidos de Insuman Implantable 400 UI/ml durante otros 180 días.

La administración intraperitoneal de insulina fue similar a la administración subcutánea, tal y como se demostró en el cambio del valor de HbA1c desde el inicio (para administración intrapeitoneal continua: el valor medio de HbA1c a día 360 fue 7,78 ± 1,04 frente a 8, 06 ± 0,77 al inicio; para la administración subcutánea: el valor medio de HbA1c a día 360 fue 8,19 ± 0,87 frente a 8,12 ± 0,76 al inicio).

5.2 Propiedades farmacocinéticas

En la literatura científica, las farmacocinéticas de insulina son generalmente descritas como reproducibles en pacientes con diabetes mellitus tipo 1, que reciben una perfusión intraperitoneal de insulina a corto y largo plazo.

La perfusión intraperitoneal continua de insulina resulta en picos de insulina libre en plasma más tempranos, más cortos y más altos, comparados con perfusión subcutánea continua de insulina en pacientes con diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2.

La perfusión continua por vía intraperitoneal e intravenosa (datos combinados) resultaron en valores de Cmax de insulina libre en plasma más altos, que con múltiples inyecciones subcutáneas diarias y con una perfusión subcutánea continua de insulina a través de una bomba externa (datos combinados), en pacientes con diabetes mellitus tipo 1.

Todos los resultados sugieren que la perfusión intraperitoneal continua de insulina en pacientes con diabetes mellitus tipo 1, cuando se compara con la perfusión subcutánea continua de insulina y con inyecciones múltiple diarias, es más parecida a la farmacocinética observada de la insulina endógena.

No se espera ningún efecto de la comida en la Cmax, Tmax y en los valores AUC después de la administración PIPCI.

En el estudio en fase III (HUBIN_L_05335) en 10 pacientes con diabetes mellitus tipo 1, se evaluó el perfil farmacocinético de Insuman Implantable después de la administración intraperitoneal de insulina en bolo.

Absorción

Después de la administración intraperitoneal de 0, 15 UI/kg de Insuman Implantable, la Tmax media fue de 0,54 horas y una Cmax sérica de 210 ±129 microUI/ml.

El perfil farmacocinético medio se muestra en la figura 1.

 

 

 

 

 

- µIU/ml

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INSULIN CONC

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TIME - hour

Figura 1: Perfil farmacocinético medio de insulina sérica en pacientes con diabetes mellitus tipo 1, después de una dosis de 0,15 UI/kg de Insuman Implantable.

Eliminación

Después de la administración intraperitoneal de 0,15 UI/kg de Insuman Implantable, la insulina se eliminó del plasma con una semivida media aparente de 2,7 horas.

5.3 Datos preclínicos sobre seguridad

Se estudió la toxicidad aguda tras la administración subcutánea en ratas. No se encontraron pruebas de efectos tóxicos.

No se realizaron ensayos no-clínicos que evaluaran el riesgo de toxicidad con Insuman Implantable 400 UI/ml a través de la vía intraperitoneal. Sin embargo, se realizaron tres estudios en ratas para evaluar el

riesgo de toxicidad en la administración de insulina humana a través de la vía intraperitoneal. En un estudio a dosis única en ratas, se administró una insulina humana semi-sintética en una formulación con 400 UI/ml y con idénticos excipientes a los de la formulación de Insuman Implantable 400 UI/ml a través de una inyección intraperitoneal. No se observaron síntomas clínicos, cambios macroscópicamente visibles o irritaciones en la cavidad abdominal. En otro estudio, las ratas recibieron también la misma insulina semi-sintética vía intraperitoneal a través de una mini-bomba de perfusión osmótica durante un periodo de hasta 6 semanas. No se observó esteatosis hepática. En el tercer estudio realizado en ratas diabéticas, la administración de otro tipo de insulina humana con una formulación muy similar a Insuman a través de la inserción de un catéter a la cápsula hepática, mostró que la administración intraperitoneal de una alta concentración local de insulina a nivel de la cápsula hepática, puede inducir una esteatosis hepática focal reversible.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes

Fenol,

,

clorhidrato de zinc, trometamol, poloxámero 171, glicerol,

ácido clorhídrico (para ajuste de pH), hidróxido de sodio (para ajuste de pH),

,

agua para preparaciones inyectables.

6.2 Incompatibilidades

Este medicamento no debe mezclarse con otros.

Mezcla de insulinas

Insuman Implantable NO se debe mezclar con ninguna otra insulina o con análogos de insulina.

Se debe tener cuidado para evitar que entren alcohol u otros desinfectantes en la solución de insulina.

6.3 Período de validez

2 años.

Periodo de validez en la bomba:

Hasta 45 días a 37ºC.

6.4 Precauciones especiales de conservación

Viales sin abrir:

Conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC). No congelar.

No colocar Insuman Implantable cerca del compartimento del congelador o junto a un acumulador de frío.

Conservar el vial en el cartonaje exterior para protegerlo de la luz.

Periodo de validez en la bomba:

Para la estabilidad en uso, ver sección 6.3.

6.5 Naturaleza y contenido del envase

Vidrio incoloro (tipo 1) sellado con una cápsula de cierre hecha de aluminio, con una pestaña que se desprende y con un disco de seguridad insertado hecho de caucho clorobutílico.

Cada vial contiene 10 ml de solución.

Envases de 1 y 5 viales. Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

6.6 Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Sólo debe usarse la solución si ésta es transparente, incolora o casi incolora y prácticamente libre de partículas sólidas visibles.

Se debe comprobar siempre la etiqueta de insulina antes de cada administración para evitar errores de medicación entre Insuman Implantable y otras insulinas (ver sección 4.4).

No debe usarse Insuman Implantable con ningún otro tipo de bomba (externa o implantable) que no sea la bomba implantable Medtronic MiniMed o con ningún otro dispositivo médico, incluyendo jeringas (ver sección 4.2).

Todos los procesos deben ser realizados usando una técnica estéril. Debe realizarse una preparación aséptica de la piel de acuerdo con los procedimientos estériles normalizados de trabajo de instituciones sanitarias para así evitar la contaminación microbiana e infección. De no hacerlo, puede tener lugar una infección en la cavidad de la bomba y la consiguiente extirpación de la bomba (ver sección 4.4).

Todas las soluciones que vayan a entrar en la bomba, deben ser adecuadamente desgasificadas antes de llenar el depósito de la bomba para evitar la agregación de insulina y la liberación insuficiente. Los viales de insulina deben ser retirados de la nevera y almacenados a temperatura ambiente en el cartonaje externo para proteger de la luz, durante un mínimo de 4 horas y un máximo de 24 horas antes de su uso, para asegurar la desgasificación eficiente siguiendo el procedimiento descrito en el Manual del Médico. De no desgasificar todos los fluidos adecuadamente, puede introducir aire en la bomba, causando la agregación de insulina una liberación insuficiente.

Recarga de la bomba

El depósito de la bomba almacena sobre 6.000 unidades de insulina y requiere un proceso de recarga cada 40 a 45 días por razones de estabilidad de la insulina en uso en la bomba, o antes en función de las necesidades de los pacientes.

Este proceso debería ser siempre programado por adelantado con el paciente con mensajes como “depósito bajo” o “depósito vacío” del CPB.

Sólo Insuman Implantable que ha sido específicamente formulado para su uso con la Bomba implantable Medtronic MiniMed debe usarse para rellenar el depósito de la bomba estéril. Se necesitan 2 viales de Insuman Implantable (2 x 10 ml) para recargar completamente el depósito y excluir el aire para que no entre en el depósito de la bomba durante el proceso de recarga.

Cualquier insulina que no ha sido usada, deber ser eliminada según la normativa local y no debe ser reutilizada.

Para recargar el depósito, sólo se debe usar Insuman Implantable con el kit de recarga (jeringa y dispositivo de seguridad), agujas para la recarga, equipo suministrado por Medtronic MiniMed y la solución tampón para aclarado fabricada por Sanofi-Aventis Deutschland GmbH.

Durante el proceso de recarga, nunca empuje el émbolo de la jeringa de recarga para llenar la bomba. Cuando la aguja de recarga se encuentra adecuadamente situada en el orificio de llenado de la bomba, la aspiradora del depósito de la bomba extraerá pasivamente la insulina desde la jeringa al depósito de la bomba. Si la insulina no entra en la bomba, puede indicar que el depósito de la misma esté lleno todavía. También puede indicar que la aguja de recarga no está adecuadamente situada en la válvula de entrada de

la bomba. Si forzamos la entrada de insulina, puede dar lugar a una liberación no intencionada al tejido subcutáneo alrededor del orificio de llenado de la bomba.

Durante el proceso de llenado, una cantidad muy pequeña de insulina puede depositarse a nivel subcutáneo, resultando posiblemente en hipoglucemia. Los pacientes deben ser informados de controlar estrechamente en los días de llenado los niveles de glucosa en sangre.

Durante el proceso de recarga, es importante anotarla en una hoja de cálculo y calcular la precisión de la recarga para evaluar el funcionamiento del sistema. Una precisión de recarga calculada de menos de un 85% es indicativa de una liberación insuficiente de insulina.

En el Manual del Médico, se encuentran instrucciones detalladas sobre el proceso de llenado.

Libración insuficiente de insulina

Se sospecha una libración insuficiente de insulina cuando:

El paciente notifica un aumento en el uso de insulina para mantener normoglucemia. Esto se puede verificar comprobando la historia diaria de insulina en el CPB en cada visita.

Si tiene lugar una hiperglucemia resistente.

Se calcula durante el proceso de recarga, una precisión de recarga de menos del 85%.

Si se muestra una liberación insuficiente de insulina o se sospecha durante un control de glucosa en sangre, se deben realizar procesos de diagnóstico para comprobar si el problema es debido a la bomba (p.ej. mecanismo de bombeo atascado, reflujo) o al catéter (obstrucción del catéter).

El volumen de expulsión es un procedimiento de prueba para comprobar el funcionamiento de la bomba, mientras que el proceso de lavado del catéter, prueba la permeabilidad de dicho catéter. Un volumen de expulsión entre 0,42µ y 0,58 µ sin reflujo, es indicativo de una obstrucción del catéter.

Por otro lado, el volumen de expulsión fuera de los valores de este rango o si se detecta reflujo, es indicativo de un problema con la bomba.

Libración insuficiente de insulina debido a una obstrucción del catéter

Una libración insuficiente de insulina debido a una obstrucción del catéter puerto lateral puede ocurrir de forma abrupta o gradual. El uso de insulina y los síntomas clínicos pueden ser idénticos a los que ocurren por un problema con la bomba. Además, la formación de un biofilm sobre la tapa de catéter puerto lateral puede causar hipoglucemia latente ya que la insulina que está programada para un periodo de tiempo queda atrapada en el biofilm y se libera después de que se haya acumulado un volumen suficiente de insulina. Debe realizarse el proceso de lavado del catéter para limpiar la obstrucción.

El catéter se lava usando 5-10 ml de una solución tampón estéril de lavado.

Para recargar el depósito, sólo debe usarse Insuman Implantable con el kit de recarga (jeringa y dispositivo de seguridad), agujas para la recarga, equipo suministrado por Medtronic MiniMed y la solución tampón para aclarado fabricada por Sanofi-Aventis Deutschland GmbH.

El proceso de lavado del catéter debe sólo realizarse después de confirmar la medida del volumen de expulsión. De no hacerlo así, puede causar un daño permanente en la bomba.

Durante el proceso de lavado del catéter, se introducen manualmente en el catéter 13 unidades de insulina que serán recibidas por el paciente. El paciente debe monitorizarse estrechamente ante una posible hipoglucemia y administrar glucosa intravenosa o glucógeno según sea necesario.

Después de limpiar y recargar la bomba con insulina, sobre 13 unidades de la solución tampón estéril para limpieza quedarán en la parte distal del catéter puerto lateral. Dependiendo de los niveles de glucosa en sangre, debe programarse una cantidad en bolo apropiada de insulina para eliminar la solución tampón estéril para limpieza del catéter.

Los niveles de glucosa en sangre del paciente deben ser monitorizados cada 15 minutos después del aclarado. El paciente deberá ser dado de alta únicamente cuando los niveles de glucosa en sangre son estables y están dentro del rango de seguridad.

Si el procedimiento de lavado no tiene éxito, se realiza normalmente un reemplazamiento quirúrgico del catéter.

En el Manual del Médico, se encuentran instrucciones detalladas sobre el proceso de lavado del catéter puerto lateral.

Libración insuficiente de insulina debido a un problema con la bomba

Para revertir esta condición, se realiza un proceso de lavado de la bomba.

El objetivo de este procedimiento es disolver los depósitos de insulina dentro del reservorio de la bomba, del mecanismo de bombeo y del catéter puerto lateral usando una solución estéril de 0,1 M de hidróxido de sodio suministrada por Medtronic MiniMed. Se recomienda realizar este proceso de lavado cada 6 meses o cuando sea necesario según el criterio de precisión de recarga.

Para recargar el depósito, sólo debe usarse Insuman Implantable con el kit de recarga (jeringa y llave), agujas para la recarga, ---suministrado por Medtronic MiniMed y la solución tampón para aclarado fabricada por Sanofi-Aventis Deutschland GmbH.

Si el procedimiento de lavado no reestablece el volumen de expulsión y una liberación precisa, se necesitará realizar otro procedimiento de lavado.

En el Manual del Médico, se encuentran instrucciones detalladas sobre el proceso de limpieza del catéter puerto lateral.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Sanofi-Aventis Deutschland GmbH, D-65926 Frankfurt am Main, Alemania

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

EU/1/97/030/202

EU/1/97/030/203

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Date of first authorisation: 21 February 1997

Date of latest renewal: 21 February 2007

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea del Medicamento: http://www.ema.europa.eu/

Comentarios

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Ayuda
  • Get it on Google Play
  • Acerca de
  • Info on site by:

  • Presented by RXed.eu

  • 27558

    medicamentos con receta enumerados en la lista