Spanish
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Neofordex (dexamethasone) – Ficha técnica o resumen de las características del producto - H02AB02

Updated on site: 08-Oct-2017

Nombre del medicamentoNeofordex
Código ATCH02AB02
Sustanciadexamethasone
FabricanteLaboratoires CTRS 

1.NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Neofordex 40 mg comprimidos

2.COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada comprimido contiene acetato de dexametasona, equivalente a 40 mg de dexametasona.

Excipiente con efecto conocido: cada comprimido contiene 98,1 mg de lactosa (como monohidrato). Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3.FORMA FARMACÉUTICA

Comprimido.

Comprimido blanco, oblongo (11 mm × 5,5 mm) con una ranura en una de las caras.

El comprimido se puede dividir para la administración de una dosis de 20 mg (ver sección 4.2).

4.DATOS CLÍNICOS

4.1Indicaciones terapéuticas

Neofordex está indicado en adultos para el tratamiento del mieloma múltiple sintomático, combinado con otros medicamentos.

4.2Posología y forma de administración

El tratamiento debe ser iniciado y controlado bajo supervisión de médicos con experiencia en el manejo del mieloma múltiple.

Posología

La dosis y la frecuencia de administración dependen del protocolo terapéutico y los tratamientos asociados. La administración de Neofordex debe seguir las instrucciones para la administración de dexametasona cuando estén descritas en la Ficha Técnica o en el Resumen de las Características del Producto de los tratamientos asociados. En caso contrario, deben seguirse los protocolos y directrices de tratamiento locales o internacionales. El médico prescriptor del medicamento debe analizar cuidadosamente qué dosis de dexametasona debe utilizar, tomando en consideración el estado y la fase de la enfermedad del paciente.

La posología habitual de la dexametasona es de 40 mg una vez por cada día de administración.

Al finalizar el tratamiento, la dosis de dexametasona se debe reducir gradualmente hasta abandonarla por completo.

Pacientes de edad avanzada

En los pacientes de edad avanzada y/o con un estado debilitado, la dosis diaria se puede reducir a 20 mg de dexametasona, de acuerdo con la pauta de tratamiento adecuada.

Insuficiencia hepática o renal

Los pacientes con insuficiencia hepática o renal requieren un seguimiento adecuado; los pacientes con insuficiencia hepática se deben medicar con precaución, ya que no existen datos para esta población de pacientes (ver las secciones 4.4 y 5.2).

Población pediátrica

No existe un uso relevante de Neofordex en la población pediátrica para la indicación de mieloma múltiple.

Forma de administración

Vía oral.

Para reducir el insomnio, el comprimido se debe ingerir preferiblemente por la mañana.

Los comprimidos se deben conservar en el blíster hasta la administración. Los comprimidos individuales en su envase intacto se deben separar del blíster mediante perforación, por ejemplo, para su uso en pastilleros multicompartimento.

Los comprimidos se pueden fraccionar por la ranura en dos mitades iguales para obtener la dosis de 20 mg.

Debido a posibles problemas de estabilidad de los comprimidos divididos en dos, los comprimidos partidos por la mitad que no se tomen inmediatamente deben ser desechados de acuerdo con las normas de precaución locales para la protección del medio ambiente (ver sección 6.4).

4.3Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

Enfermedad vírica activa (especialmente hepatitis vírica, herpes, varicela, herpes zóster).

Psicosis no controlada.

Cuando Neofordex se administra combinado con otros medicamentos, se deben consultar las contraindicaciones adicionales en sus Fichas Técnicas o Resúmenes de las Características del Producto.

4.4Advertencias y precauciones especiales de empleo

Neofordex es un glucocorticoide de dosis elevada, lo que debe tenerse en cuenta durante el seguimiento del paciente. El beneficio del tratamiento con dexametasona se debe evaluar con prudencia y de manera constante frente a los riesgos reales y posibles.

Riesgo de infección

El tratamiento con dexametasona de dosis elevadas aumenta el riesgo de infecciones graves, en particular las provocadas por bacterias, hongos y/o parásitos. Estas infecciones también pueden ser provocadas por microorganismos que raramente son patógenos en circunstancias normales (infecciones oportunistas). El tratamiento con dexametasona puede ocultar los signos de las primeras fases de una infección.

Antes de iniciar el tratamiento, se deben eliminar todas las fuentes de infección, especialmente de tuberculosis. Durante el tratamiento, los pacientes deben someterse a una estrecha vigilancia para detectar infecciones, especialmente la neumonía, que aparece con frecuencia. Se debe informar a los pacientes sobre los signos y los síntomas de la neumonía y recomendarles que acudan al médico en caso de que aparezcan. En caso de una enfermedad infecciosa activa, se debe añadir un tratamiento antiinfeccioso adecuado al tratamiento con Neofordex.

En los casos de tuberculosis previa con secuelas radiológicas importantes o si no hay seguridad de que se hubiese seguido un tratamiento completo de seis meses con rifampicina, es necesario instaurar un tratamiento profiláctico contra la tuberculosis.

Existe riesgo de estrongiloidiasis grave. Los pacientes de zonas endémicas (regiones tropicales y subtropicales, sur de Europa) deben someterse a análisis de heces y, si fuera necesario, a un tratamiento de erradicación del parásito antes de iniciar el tratamiento con dexametasona.

Algunas enfermedades víricas (varicela, sarampión) pueden agravarse en los pacientes a los que se administra tratamiento con glucocorticoides o a los que se hubieran administrado glucocorticoides durante los 3 meses anteriores. Los pacientes deben evitar el contacto con personas afectadas de varicela o sarampión. Los pacientes inmunocomprometidos que no hayan padecido anteriormente la varicela o el sarampión están expuestos a un riesgo mayor. Si estos pacientes han entrado en contacto con personas enfermas de varicela o sarampión, debe iniciarse un tratamiento preventivo con inmunoglobulinas intravenosas normales o una inmunización pasiva con inmunoglobulina contra varicela zóster (VZIG). Se debe recomendar a los pacientes expuestos que acudan al médico lo antes posible.

Neofordex no se debe emplear con vacunas vivas atenuadas (ver sección 4.5). Por lo general es posible vacunar con vacunas inactivadas. Sin embargo, la respuesta inmunitaria y por tanto el efecto de la vacunación pueden verse reducidos por las altas dosis de glucocorticoides.

La dexametasona puede inhibir la reacción cutánea en la prueba de alergia. También puede afectar a la prueba de nitroazul de tetrazolio (NBT) para la detección de infecciones bacterianas y provocar resultados falsos negativos.

Trastornos psiquiátricos

Se debe advertir a los pacientes y/o los cuidadores que pueden producirse reacciones adversas psiquiátricas potencialmente graves con los esteroides sistémicos (ver sección 4.8). Los síntomas aparecen habitualmente a los pocos días o semanas de iniciar el tratamiento. Los riesgos pueden ser mayores con dosis elevadas (ver también sección 4.5 para las interacciones farmacocinéticas que pueden incrementar el riesgo de reacciones adversas), aunque los niveles de las dosis no permiten predecir el inicio, el tipo, la gravedad ni la duración de las reacciones. La mayoría de los casos se recuperan después de reducir o interrumpir la administración, aunque puede ser necesario iniciar un tratamiento específico. Se debe aconsejar a los pacientes/cuidadores que acudan al médico si aparecen síntomas psicológicos preocupantes, especialmente si se sospecha de estados depresivos o de tendencias suicidas. Los pacientes/cuidadores también deben mantenerse alerta ante las posibles alteraciones psiquiátricas que pueden producirse durante o inmediatamente después de reducir/interrumpir la administración de esteroides sistémicos, aunque estas reacciones no se han notificado con frecuencia.

Se deben tomar precauciones especiales al considerar el empleo de corticosteroides sistémicos en pacientes que padezcan o hayan padecido, ellos o sus parientes en primer grado, trastornos afectivos graves, como enfermedades depresivas o maniacodepresivas y psicosis esteroideas previas, entre otras.

El insomnio se puede reducir administrando Neofordex por la mañana.

Trastornos gastrointestinales

Antes de iniciar la administración de los corticosteroides es preciso iniciar un tratamiento para las úlceras gástricas o duodenales activas. Se debe examinar la aplicación de una profilaxis adecuada para los pacientes con antecedentes o factores de riesgo de úlcera, hemorragia o perforación gástrica o duodenal. Se debe efectuar un seguimiento clínico de los pacientes, también por endoscopia.

Trastornos oculares

El tratamiento sistémico con glucocorticoides puede inducir coriorretinopatía, la cual puede tener como resultado alteración de la visión, incluida pérdida de visión.

El uso prolongado de corticosteroides puede provocar cataratas subcapsulares, glaucoma con posible lesión de los nervios ópticos, a la vez que puede potenciar la aparición de infecciones oculares fúngicas o víricas secundarias. Se deben tomar precauciones especiales a la hora de tratar a los pacientes con glaucoma (o con antecedentes familiares de glaucoma) así como a los que padecen herpes ocular simple, debido a la posibilidad de perforación corneal.

Tendinitis

Los corticosteroides pueden favorecer la aparición de tendinitis y, en casos excepcionales, de rotura del tendón afectado. Este riesgo se incrementa con el uso concomitante de fluoroquinolonas y en pacientes de diálisis con hiperparatiroidismo secundario o después de un trasplante de riñón.

Pacientes de edad avanzada

Las reacciones adversas frecuentes a los corticosteroides sistémicos pueden estar asociadas a consecuencias más graves en los pacientes de edad avanzada, especialmente a osteoporosis, hipertensión, hipopotasemia, diabetes, propensión a las infecciones y adelgazamiento de la piel. Es necesaria una supervisión clínica atenta para evitar las reacciones potencialmente mortales.

Seguimiento

El uso de corticosteroides requiere un seguimiento adecuado de los pacientes con colitis ulcerosa (debido al riesgo de perforación), anastomosis intestinales recientes, diverticulitis, infarto de miocardio reciente (riesgo de rotura de la pared libre del ventrículo izquierdo), diabetes mellitus (o antecedentes familiares), insuficiencia renal, insuficiencia hepática, osteoporosis y miastenia grave.

Tratamiento a largo plazo

Durante el tratamiento, se debe seguir una dieta pobre en azúcares simples y rica en proteína debido al efecto hiperglucemiante de los corticosteroides y a su estimulación del catabolismo proteínico con balance de nitrógeno negativo.

La retención de agua y sodio es frecuente y puede provocar hipertensión. Se debe reducir el aporte de sodio y controlar la tensión arterial. Hay que prestar especial atención a la hora de tratar a los pacientes con insuficiencia renal, hipertensión o insuficiencia cardíaca congestiva.

Durante el tratamiento se deben controlar los niveles de potasio. Se deben administrar suplementos de potasio, especialmente, cuando exista riesgo de arritmia cardíaca o con la administración concomitante de medicamentos que provocan hipopotasemia.

El tratamiento con glucocorticoides puede atenuar el efecto del tratamiento antidiabético y antihipertensor. Es posible que se deba aumentar la dosis de insulina, de los medicamentos antidiabéticos y de los fármacos antihipertensores orales.

Dependiendo de la duración del tratamiento, el metabolismo del calcio puede verse afectado. Es preciso controlar los niveles de calcio y vitamina D. Se debe analizar el uso de bifosfonatos en los pacientes a los que aún no se les hayan recetado para la enfermedad ósea relacionada con el mieloma múltiple, especialmente si presentan factores de riesgo de osteoporosis.

Intolerancia a la lactosa

Neofordex contiene lactosa. Los pacientes con intolerancia hereditaria a galactosa, de insuficiencia de lactasa de Lapp o bsorción de glucosa o galactosa no deben tomar este medicamento.

Uso combinado con otro(s) tratamiento(s) para el mieloma múltiple

Cuando Neofordex se administra combinado con otros medicamentos, se debe consultar la Ficha Técnica o Resumen de las Características del Producto de dichos medicamentos antes de iniciar el tratamiento con Neofordex.

Cuando Neofordex se usa combinado con teratógenos conocidos (por ejemplo talidomida, lenalidomida, pomalidomida, plerixafor), se debe prestar especial atención a la realización de pruebas y la prevención del embarazo (ver sección 4.6).

Acontecimientos tromboembólicos venosos y arteriales

En los pacientes con mieloma múltiple, la combinación de dexametasona con talidomida y sus análogos está asociada a un mayor riesgo de tromboembolia venosa (predominantemente trombosis venosa profunda y embolia pulmonar) y tromboembolia arterial (predominantemente infarto de miocardio y acontecimiento cerebrovascular) (ver las secciones 4.5 y 4.8).

Por consiguiente, los pacientes con factores de riesgo conocidos de tromboembolia (por ejemplo, trombosis previa) deben ser supervisados atentamente. Es preciso tomar medidas para intentar reducir todos los factores

de riesgo modificables (por ejemplo tabaquismo, hipertensión e hiperlipidemia). La administración concomitante de medicamentos eritropoyéticos también puede incrementar el riesgo de trombosis en estos pacientes. Por tanto, los medicamentos eritropoyéticos u otros medicamentos que pueden aumentar el riesgo de trombosis, como los tratamientos de sustitución hormonal, deben ser empleados con precaución en los pacientes afectados de mieloma múltiple que reciben dexametasona con talidomida y sus análogos. Cuando se alcance una concentración de hemoglobina superior a 12 g/dl se debe suspender el tratamiento con los medicamentos eritropoyéticos.

Se recomienda a los pacientes y a los médicos mantenerse alerta frente a los signos y los síntomas de la tromboembolia. Se debe aconsejar a los pacientes que acudan al médico si presentan síntomas como disnea, dolor en el pecho o hinchazón de brazos o piernas. Se debe recomendar el seguimiento de un tratamiento antitrombótico profiláctico, especialmente en pacientes que presentan otros factores de riesgo de trombosis. La decisión de aplicar medidas profilácticas antitrombóticas debe adoptarse tras evaluar cuidadosamente los factores de riesgo subyacentes de cada paciente.

Si el paciente experimenta episodios tromboembólicos, debe interrumpirse el tratamiento e iniciar una terapia anticoagulante. Una vez que se haya estabilizado al paciente con el tratamiento anticoagulante y se hayan resuelto todas las complicaciones del episodio tromboembólico, es posible volver a iniciar el tratamiento con dexametasona y talidomida o sus análogos a la dosis inicial, dependiendo de la evaluación de la relación riesgo/beneficio. El paciente debe continuar la terapia anticoagulante durante todo el tratamiento con dexametasona y talidomida o sus análogos.

Neutropenia y trombocitopenia

La combinación de dexametasona y lenalidomida en pacientes con mieloma múltiple está asociada a una mayor incidencia de neutropenia de grado 4 (5,1 % en los pacientes tratados con lenalidomida/dexametasona frente al 0,6 % en los pacientes tratados con placebo/dexametasona; ver sección 4.8). Los episodios observados de neutropenia febril de grado 4 fueron poco frecuentes (0,6 % en los pacientes tratados con lenalidomida/dexametasona frente al 0,0 % en los pacientes tratados con placebo/dexametasona; ver sección 4.8). La neutropenia fue la reacción adversa hematológica de grado 3 o 4 más notificada de forma más frecuente en pacientes con mieloma múltiple recidivante/que no responde al tratamiento tratados con la combinación de dexametasona con pomalidomida. Los pacientes deben someterse a controles para detectar la aparición de reacciones adversas, especialmente neutropenia. Es preciso advertir a los pacientes que deben notificar los episodios febriles lo antes posible. Puede ser necesario reducir la dosis de lenalidomida o pomalidomida. En caso de neutropenia, el médico debe considerar el uso de factores de crecimiento en el manejo de los pacientes.

La combinación de dexametasona y lenalidomida en pacientes con mieloma múltiple está asociada a una mayor incidencia de trombocitopenia de grado 3 y grado 4 (9,9 % y 1,4 %, respectivamente, en los pacientes tratados con lenalidomida/dexametasona frente al 2,3 % y 0,0 % en los pacientes tratados con placebo/dexametasona) (ver sección 4.8). La trombocitopenia también fue una reacción notificada de forma muy frecuente en pacientes con mieloma múltiple recidivante/que no responde al tratamiento tratados con la combinación de dexametasona y pomalidomida. Se recomienda a los pacientes y a los médicos mantenerse alerta frente a los signos y los síntomas de hemorragia, como petequias y epistaxis, especialmente en caso de tratamiento concomitante que pueda provocar hemorragias. Puede ser necesario reducir la dosis de lenalidomida o pomalidomida.

Se debe efectuar un hemograma completo, que incluya el número de glóbulos blancos con recuento diferencial, número de plaquetas, hemoglobina y hematocrito a nivel inicial, todas las semanas durante las 8 primeras semanas del tratamiento con dexametasona/lenalidomida, y a continuación mensualmente para controlar las citopenias.

4.5Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Antes de utilizar Neofordex combinado con cualquier otro medicamento, debe consultarse la Ficha Técnica o el Resumen de las Características del Producto de este.

Interacciones farmacodinámicas

Se deben evitar las siguientes combinaciones por problemas de seguridad:

Con el ácido acetilsalicílico, a dosis ≥ 1 g por dosis o 3 g por día, por el mayor riesgo de hemorragias. A dosis ≥ 500 mg por dosis o < 3 g por día, se deben tomar precauciones debido al mayor riesgo de hemorragia, úlcera y perforación gastrointestinal. Sin embargo, se puede establecer una profilaxis antitrombótica con ácido acetilsalicílico a dosis bajas.

Con las vacunas vivas atenuadas, por el riesgo de enfermedades vacunales con riesgo de muerte.

Las siguientes combinaciones se deben emplear con precaución por problemas de seguridad:

Con los medicamentos que provocan hipopotasemia: diuréticos que causan hipopotasemia, en monoterapia o combinados, laxantes, tetracosactida, anfotericina B intravenosa, debido al mayor riesgo de hipopotasemia. Durante el tratamiento es preciso controlar los niveles de potasio y corregirlos en caso necesario. Además, la anfotericina B presenta riesgo de hipertrofia cardíaca y de insuficiencia cardíaca con el uso concomitante.

Con la digitalis, ya que la hipopotasemia potencia los efectos tóxicos de la digitalis. Se debe corregir la hipopotasemia de cualquier grado así como controlar clínicamente a los pacientes para determinar los niveles de electrolitos y por electrocardiograma.

Con los medicamentos que suponen un riesgo de torsades de pointes, por el mayor riesgo de arritmia ventricular. Se debe corregir la hipopotasemia de cualquier grado, así como controlar clínicamente a los pacientes para determinar los niveles de electrolitos y por electrocardiograma.

Con los medicamentos eritropoyéticos u otros medicamentos que pueden aumentar el riesgo de trombosis, como los tratamientos de sustitución hormonal, en pacientes tratados con talidomida o sus análogos y Neofordex (ver las secciones 4.4 y 4.8).

Con antiinflamatorios no esteroideos (AINE), por el mayor riesgo de úlcera gastrointestinal.

Con medicamentos hipoglucemiantes, ya que la dexametasona puede elevar la glucemia y reducir la tolerancia a la glucosa, con posibilidad de cetoacidosis. Se debe advertir a los pacientes sobre este riesgo y se debe subrayar la importancia de que ellos mismos se hagan análisis de sangre y orina, especialmente al iniciar el tratamiento. Es posible que deba ajustarse la dosis de los medicamentos antidiabéticos durante y después del tratamiento con dexametasona.

Con los medicamentos antihipertensores, porque disminuye su efecto (retención de agua y sodio). Es posible que deba ajustarse la dosis del tratamiento antihipertensor durante el tratamiento con dexametasona.

Con las fluoroquinolonas, por el posible aumento del riesgo de tendinitis y, en casos excepcionales, de rotura del tendón afectado, especialmente después del tratamiento a largo plazo.

Con metotrexato, por el mayor riesgo de toxicidad hematológica.

Interacciones farmacocinéticas

Efectos de otros medicamentos sobre la dexametasona

La dexametasona es metabolizada por la enzima 3A4 del citocromo P450 (CYP3A4) y transportada por la glicoproteína P (P-gp, también llamada MDR1). La administración concomitante de dexametasona con inductores o inhibidores de CYP3A4 o de P-gp puede reducir o aumentar la concentración de dexametasona en plasma, respectivamente.

Las siguientes combinaciones se deben emplear con precaución porque provocan cambios en la farmacocinética de la dexametasona:

Medicamentos que pueden reducir la concentración de dexametasona en plasma:

Aminoglutetimida, porque reduce la eficacia de la dexametasona al aumentar su metabolismo hepático.

Antiepilépticos que son inductores de las enzimas hepáticas: carbamazepina, fosfenitoína, fenobarbital, fenitoína y primidona, por la reducción de los niveles de dexametasona en plasma y, por tanto, de su eficacia.

Con la rifampicina, porque reduce la concentración de dexametasona en plasma y su eficacia al aumentar su metabolismo hepático.

Medicamentos gastrointestinales tópicos, antiácidos y carbono activado, además de con la colestiramina, porque reduce la absorción intestinal de la dexametasona. La administración de estos medicamentos y de Neofordex se debe espaciar al menos dos horas.

Efedrina, por la reducción de los niveles de dexametasona en plasma por el mayor aclaramiento metabólico.

Medicamentos que pueden aumentar la concentración de dexametasona en plasma:

Aprepitant y fosaprepitant, porque aumentan la concentración de dexametasona en plasma al reducir su metabolismo hepático.

Claritromicina, eritromicina, telitromicina, itraconazol, ketoconazol, posaconazol, voriconazol, nelfinavir y ritonavir: aumentan la concentración de dexametasona en plasma porque estos inhibidores enzimáticos reducen su metabolismo hepático.

Efectos de la dexametasona sobre otros medicamentos

La dexametasona es un inductor moderado de CYP3A4 y de P-gp. La administración concomitante de dexametasona con sustancias que metabolizadas por CYP3A4 o transportadas por P-gp podría provocar un mayor aclaramiento y reducir las concentraciones en plasma de estas sustancias:

Anticonceptivos orales, ya que no cabe descartar que la eficacia de los anticonceptivos orales se reduzca durante el tratamiento. No se han realizado estudios de interacciones con los anticonceptivos orales. Se deben tomar medidas eficaces para prevenir el embarazo (ver sección 4.6). También puede reducir la eficacia de la terapia de sustitución hormonal.

Anticoagulantes orales, por el posible efecto de los corticosteroides sobre el metabolismo del anticoagulante oral y sobre los factores de coagulación, además del riesgo de hemorragia (mucosa del aparato digestivo, fragilidad vascular) del tratamiento con dexametasona sola a dosis elevadas o durante periodos de tratamiento superiores a 10 días. Cuando es necesario administrar la combinación, se debe reforzar la supervisión y controlar los parámetros de coagulación después de la primera semana y posteriormente cada dos semanas de tratamiento y, además, después de finalizar el tratamiento.

Docetaxel y ciclofosfamida, porque reduce sus niveles en plasma por inducción de CYP3A y P-gp.

Lapatinib, por la mayor hepatotoxicidad del lapatinib probablemente por inducción del metabolismo por CYP3A4.

Ciclosporina, por la reducción de la biodisponibilidad de la ciclosporina y de los niveles en plasma. La ciclosporina también puede aumentar la captación intracelular de la dexametasona. Además, se han notificado convulsiones con el uso concurrente de dexametasona y ciclosporina. Se debe evitar el uso concomitante de dexametasona y ciclosporina.

Midazolam, por una reducción de los niveles en plasma de midazolam por inducción de CYP3A4. Puede reducir la eficacia de midazolam.

Ivermectina, por la reducción de los niveles en plasma de ivermectina. Antes de usar dexametasona se debe concluir satisfactoriamente la erradicación de parásitos (ver sección 44).

Rifabutina, por la reducción de los niveles en plasma de rifabutina por inducción de CYP3A4 intestinal y hepático.

Indinavir, por la fuerte reducción de los niveles en plasma de indinavir por inducción del CYP3A4 intestinal.

Eritromicina, por el mayor metabolismo de la eritromicina en los pacientes no portadores del alelo CYP3A5*1 después del tratamiento con dexametasona.

Isoniazida, porque los glucocorticoides pueden reducir las concentraciones en plasma de isoniazida, probablemente por estimulación del metabolismo hepático de la isoniazida y por reducción del metabolismo de los glucocorticoides.

Praziquantel, por la reducción de las concentraciones en plasma de praziquantel por el aumento de su metabolismo hepático por la dexametasona, con riesgo de fracaso del tratamiento. El tratamiento con los dos medicamentos se debe espaciar al menos una semana.

La administración diaria repetida de dexametasona también reduce los niveles de dexametasona en plasma por inducción de CYP3A4 y P-gp. No es necesario ajustar la dosis en el tratamiento del mieloma múltiple.

La dexametasona no presenta interacciones farmacocinéticas clínicamente significativas con talidomida, lenalidomida, pomalidomida, bortezomib, vincristina o doxorrubicina.

4.6Fertilidad, embarazo y lactancia

Mujeres en edad fértil

Las mujeres deben evitar el embarazo durante el tratamiento con Neofordex. La dexametasona puede provocar malformaciones congénitas (ver sección 5.3). La dexametasona se puede emplear con teratógenos conocidos (por ejemplo, talidomida, lenalidomida, pomalidomida o plerixafor), o con sustancias citotóxicas contraindicadas durante el embarazo. Las pacientes medicadas con Neofordex combinado con productos que contienen talidomida, lenalidomida o pomalidomida deben seguir los programas de prevención del embarazo de esos productos. Para más información se deben consultar todas las Fichas Técnicas o Resúmenes de las Características del Producto pertinentes antes de comenzar los tratamientos combinados.

Métodos anticonceptivos en hombres y mujeres

Las mujeres en edad fértil y sus parejas masculinas deben tomar medidas anticonceptivas adecuadas. Concretamente, deben cumplir las exigencias del programa de prevención del embarazo para el tratamiento combinado con talidomida o sus análogos. La eficacia de los anticonceptivos orales puede disminuir durante el tratamiento con dexametasona (ver sección 4.5).

Embarazo

La experiencia en humanos sugiere que la dexametasona puede producir malformaciones congénitas, específicamente, retraso del crecimiento intrauterino y raramente insuficiencia suprarrenal neonatal, cuando se administra durante el embarazo.

Los estudios con animales han demostrado toxicidad para la reproducción (ver sección 5.3).

No se debe utilizar Neofordex durante el embarazo a no ser que la situación clínica de la mujer requiera tratamiento con dexametasona.

Lactancia

Los glucocorticoides se excretan en la leche materna y se ha demostrado que afectan a los recién nacidos/lactantes de mujeres tratadas.

Se debe decidir si es necesario interrumpir la lactancia o interrumpir/evitar el tratamiento con Neofordex tras considerar el beneficio de la lactancia para el niño y el beneficio del tratamiento para la madre.

Fertilidad

Los estudios con animales han demostrado una reducción en la fertilidad femenina (ver sección 5.3). No se dispone de datos sobre la fertilidad masculina.

4.7Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

La influencia de Neofordex sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas es moderada.

La dexametasona puede provocar estado de confusión, alucinaciones, mareos, somnolencia, fatiga, síncope y visión borrosa (ver sección 4.8). Si estos aparecen, se debe recomendar a los pacientes que no conduzcan, no usen máquinas ni realicen tareas peligrosas mientras reciban tratamiento con dexametasona.

4.8Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

Las reacciones adversas a Neofordex corresponden al perfil de seguridad predecible de los glucocorticoides. Muy frecuentemente se puede producir hiperglucemia, insomnio, dolor muscular y debilidad, astenia, fatiga, edema y aumento de peso. Las reacciones adversas menos frecuentes pero graves incluyen neumonía y otras infecciones y trastornos psiquiátricos (ver sección 4.4). Combinado con la talidomida o sus análogos, las reacciones adversas más frecuentes fueron episodios tromboembólicos venosos, predominantemente trombosis venosa profunda y embolia pulmonar y mielosupresión, concretamente neutropenia y trombocitopenia (ver sección 4.4).

La incidencia de las reacciones adversas predecibles, como atrofia suprarrenal, guarda relación con la dosis, el tiempo de administración y la duración del tratamiento (ver sección 4.4).

Tabla de reacciones adversas

Las reacciones adversas observadas en los pacientes tratados con dexametasona se incluyen a continuación según el sistema de clasificaciónde órganos y frecuencia. Los datos provienen de la experiencia histórica y los estudios clínicos en pacientes con mieloma múltiple en los que la dexametasona se usó como monoterapia o combinada con un placebo. La frecuencia de las reacciones adversas se define de la forma siguiente: muy frecuente (≥ 1/10), frecuente (≥ 1/100 a < 1/10), poco frecuente (≥ 1/1 000 a < 1/100), rara (≥ 1/10 000 a < 1/1 000), muy rara (< 1/10 000), no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles).

Sistema de clasificación de

Reacciones adversas

órganos

 

Infecciones e infestaciones

Frecuentes: neumonía, herpes zóster, infección de las vías

 

respiratorias superiores, infección de las vías respiratorias

 

inferiores, candidiasis oral, infección fúngica oral, infección de las

 

vías urinarias, herpes simple, candidiasis;

 

No conocidas: infección, septicemia.

Trastornos de la sangre y del

Frecuentes: neutropenia, anemia, trombocitopenia, linfopenia,

sistema linfático

leucopenia, leucocitosis;

 

Poco frecuentes: neutropenia febril, pancitopenia, coagulopatía.

Trastornos endocrinos

Frecuentes: síndrome de Cushing;

 

Poco frecuentes: hipotiroidismo;

 

No conocidos: atrofia suprarrenal, síndrome por privación de

 

esteroides, insuficiencia suprarrenal, hirsutismo, irregularidades

 

menstruales.

Trastornos del metabolismo y

Muy frecuentes: hiperglucemia;

de la nutrición

Frecuentes: hipopotasemia, diabetes mellitus, anorexia, aumento

 

del apetito o inapetencia, hipoalbuminemia, retención de líquidos,

 

hiperuricemia;

 

Poco frecuentes: deshidratación, hipocalcemia, hipomagnesemia;

 

No conocidos: menor tolerancia a la glucosa, retención de sodio,

 

alcalosis metabólica.

Trastornos psiquiátricos

Muy frecuentes: insomnio;

 

Frecuentes: depresión, ansiedad, agresión, estado de confusión,

 

irritabilidad, nerviosismo, alteración del estado de ánimo, agitación,

 

estado de ánimo eufórico;

 

Poco frecuentes: cambios de humor, alucinaciones;

 

No conocidos: manía, psicosis, alteraciones de la conducta.

Trastornos del sistema nervioso

Frecuentes: neuropatía periférica, mareos, hiperactividad

 

psicomotora, trastornos de la atención, deterioro de la memoria,

 

temblor, parestesia, cefalea, ageusia, disgeusia, somnolencia,

 

letargo, trastorno del equilibrio, disfonía;

 

Poco frecuentes: accidente cerebrovascular, episodio isquémico

 

transitorio, amnesia, coordinación anormal, ataxia, síncope;

 

No conocidos: convulsiones.

Trastornos oculares

Frecuentes: visión borrosa, cataratas;

 

Poco frecuentes: conjuntivitis, aumento del lagrimeo;

 

No conocidos: coriorretinopatía, glaucoma.

Trastornos del oído y del

Frecuentes: vértigo.

laberinto

 

Trastornos cardiacos

Frecuentes: fibrilación auricular, extrasístoles supraventriculares,

 

taquicardia, palpitaciones;

 

Poco frecuentes: isquemia miocárdica, bradicardia;

 

No conocidos: insuficiencia cardíaca congestiva.

Trastornos vasculares

Frecuentes: reacciones tromboembólicas venosas,

 

predominantemente trombosis venosa profunda y embolia

 

pulmonar, hipertensión, hipotensión, sofocos, aumento de la

 

tensión arterial, descenso de la tensión arterial diastólica;

 

No conocidos: púrpura, hematomas.

Trastornos respiratorios,

Frecuentes: bronquitis, tos, disnea, dolor faringolaríngeo,

torácicos y mediastínicos

ronquera, hipo.

Trastornos gastrointestinales

Muy frecuentes: estreñimiento;

 

Frecuentes: vómitos, diarrea, náuseas, dispepsia, estomatitis,

 

gastritis, dolor abdominal, boca seca, distensión abdominal,

 

flatulencia;

 

No conocidos: pancreatitis, perforación gastrointestinal, hemorragia

 

gastrointestinal, úlcera gastrointestinal.

Trastornos hepatobiliares

Frecuentes: resultados anómalos en las pruebas de la función

 

hepática, aumento de los niveles de alanina aminotransferasa.

Trastornos de la piel y del tejido

Frecuentes: sarpullido, eritema, hiperhidrosis, prurito, xerosis

subcutáneo

cutánea, alopecia;

 

Poco frecuentes: urticaria;

 

No conocidos: atrofia cutánea, acné.

Trastornos musculoesqueléticos

Muy frecuentes: debilidad muscular, espasmos musculares;

y del tejido conjuntivo

Frecuentes: miopatía, dolor musculoesquelético, artralgia, dolor en

 

las extremidades;

 

No conocidos: fractura patológica, osteonecrosis, osteoporosis,

 

rotura tendinosa.

Trastornos renales y urinarios

Frecuentes: poliaquiuria;

 

Poco frecuentes: insuficiencia renal.

Trastornos generales y

Muy frecuentes: fatiga, astenia, edema (que incluye edema

alteraciones en el lugar de

periférico y facial);

administración

Frecuentes: dolor, inflamación de las mucosas, pirexia, escalofríos,

 

malestar;

 

No conocidos: problemas de cicatrización.

Exploraciones complementarias

Frecuentes: pérdida de peso, aumento de peso.

Descripción de determinadas reacciones adversas

Antes de utilizar Neofordex combinado con cualquier otro medicamento, se debe consultar la Ficha Técnica o el Resumen de las Características del Producto.

La tasa de incidencia de algunas reacciones adversas varía dependiendo de la combinación de tratamientos utilizado.

La combinación de lenalidomida con dexametasona en pacientes con mieloma múltiple recidivante o que no responden al tratamiento se asocia a una mayor incidencia de neutropenia de grado 4 (5,1 % en los pacientes tratados con lenalidomida/dexametasona frente al 0,6 % en los pacientes tratados con placebo/dexametasona). Se observaron episodios de neutropenia febril de grado 4 de forma poco frecuente (0,6 % en los pacientes tratados con lenalidomida/dexametasona frente al 0,0 % en los pacientes tratados con placebo/dexametasona). Se notificó una incidencia similar de neutropenia de grado alto en los pacientes de diagnóstico reciente tratados con la combinación de lenalidomida y dexametasona.

Se produjo neutropenia en el 45,3 % de los pacientes con mieloma múltiple recidivante y que no responde al tratamiento tratados con dosis bajas de dexametasona más pomalidomida (Pom + LD-Dex) y en el 19,5 % de los pacientes que habían recibido dosis elevadas de dexametasona (HD-Dex). La neutropenia fue de grado 3 o 4 en el 41,7 % de los pacientes que recibieron Pom + LD-Dex, comparado con el 14,8 % que recibieron HD-Dex. En los pacientes tratados con Pom + LD-Dex, la neutropenia raramente fue grave (2,0 % de los pacientes), no condujo a la suspensión del tratamiento, estaba asociada con una interrupción del tratamiento en

el 21,0 % de los pacientes y con una reducción de la dosis en el 7,7 % de los pacientes. La neutropenia febril (NF) ocurrió en el 6,7 % de los pacientes que recibieron Pom + LD-Dex pero en ninguno de los pacientes que recibieron HD-Dex. Todos los casos fueron de grado 3 o 4. En el 4,0 % de los pacientes se notificó NF grave. La FN estaba asociada con una interrupción de la dosis en el 3,7 % de los pacientes y con una reducción de la dosis en 1,3 % de los pacientes, no siendo necesaria la suspensión del tratamiento.

La combinación de dexametasona con lenalidomida en pacientes con mieloma múltiple recidivante o que no responde al tratamiento se asocia a una mayor incidencia de trombocitopenia de grado 3 y grado 4 (9,9 % y 1,4 %, respectivamente, en los pacientes tratados con lenalidomida/dexametasona frente al 2,3 % y 0,0 % en los pacientes tratados con placebo/dexametasona). Se notificó una incidencia similar de trombocitopenia de grado alto en los pacientes recientemente diagnosticados tratados con la combinación de lenalidomida y dexametasona. Se produjo trombocitopenia en el 27,0 % de los pacientes con mieloma múltiple recidivante y que no responde al tratamiento tratados con Pom + LD-Dex y en el 26,8 % de los pacientes que habían recibido HD-Dex. La trombocitopenia fue de grado 3 o 4 en el 20,7 % de los pacientes que habían recibido Pom + LD-Dex y en el 24,2 % de los que habían recibido HD-Dex. En los pacientes tratados con

Pom + LD-Dex, la trombocitopenia fue grave en el 1,7 % de los pacientes, condujo a la reducción de la dosis en el 6,3 % de los pacientes, a la interrupción de la dosis en el 8 % de los pacientes y a la suspensión del tratamiento en el 0,7 % de los pacientes.

La combinación de lenalidomida, talidomida o pomalidomida con dexametasona se asocia a un mayor riesgo de trombosis venosa profunda y embolia pulmonar en pacientes con mieloma múltiple (ver sección 4.5). La administración concomitante de medicamentos eritropoyéticos o los antecedentes de trombosis venosa profunda también pueden aumentar el riesgo de trombosis en estos pacientes.

Se pueden observar reacciones de neuropatía periférica de grado bajo, predominantemente parestesia de grado 1, solo con dexametasona en hasta el 34 % de los pacientes con mieloma múltiple recientemente diagnosticados. Sin embargo, tanto la incidencia como la gravedad de la neuropatía periférica aumentan con la administración concomitante de bortezomib o talidomida. En un estudio, el 10,7 % de los pacientes tratados con talidomida y dexametasona experimentó reacciones neuropáticas de grado 3/4, frente al 0,9 % de los pacientes tratados solo con dexametasona.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del sistema nacional de notificación incluido en el Apéndice V.

4.9Sobredosis

La toxicidad aguda de la dexametasona es débil y raramente se han observado efectos tóxicos después de una sobredosis aguda. No se dispone de antídoto y el tratamiento es sintomático.

5.PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: corticosteroides para uso sistémico, glucocorticoides, Código ATC: H02AB02

Mecanismo de acción

La dexametasona es un glucocorticoide sintético; combina un potente efecto antiinflamatorio con una baja actividad mineralocorticoide. A dosis altas (por ejemplo 40 mg) reduce la respuesta inmunitaria.

Se ha demostrado que la dexametasona induce la muerte (apoptosis) de las cé lulas del mieloma múltiple por disminución de la actividad del Factor Nuclear-κB y por activación de caspasa-9 por la liberación del segundo activador de la caspasa derivado de mitocondrias (Smac; un factor promotor de la apoptosis). Fue

necesaria una exposición prolongada para alcanzar los niveles máximos de marcadores de la apoptosis junto con un aumento de la activación de caspasa-3 y de la fragmentación del ADN. La dexametasona también redujo la actividad de los genes antiapoptóticos y aumentó los niveles de la proteína IκB-α.

La actividad apoptótica de la dexametasona se ve potenciada por la combinación con talidomida o sus análogos y con el inhibidor de los proteosomas (por ejemplo bortezomib).

El mieloma múltiple es una enfermedad hematológica progresiva rara. Se caracteriza por un número excesivo de células plasmáticas anormales en la médula ósea y por una producción excesiva de inmunoglobulina monoclonal intacta (IgG, IgA, IgD o IgE) o solo de la proteína de Bence-Jones (inmunoglobulina monoclonal κ y cadenas ligeras λ libres).

Eficacia clínica y seguridad

No se han realizado estudios de eficacia clínica ni de seguridad con Neofordex en el tratamiento del mieloma múltiple.

La eficacia y seguridad del tratamiento combinado con dexametasona en el mieloma múltiple se han confirmado en numerosos estudios clínicos en pacientes de diagnóstico reciente y en pacientes con enfermedad recidivante o resistente al tratamiento. Las poblaciones de pacientes estudiadas incluyeron un amplio abanico de edades, así como pacientes considerados aptos o no aptos para el trasplante autólogo de precursores hematopoyéticos. La dexametasona oral a dosis elevadas (40 mg o 20 mg) se ha estudiado en el tratamiento del mieloma múltiple combinada con el régimen de quimioterapia VAD (vincristina, adriamicina/doxorrubicina y dexametasona) o asociada a agentes nuevos, como la talidomida y sus análogos, o a inhibidores de los proteosomas. En estudios controlados, el tratamiento combinado con dexametasona demostró sistemáticamente mejores resultados en términos de supervivencia y de respuesta que la dexametasona en monoterapia.

Población pediátrica

La Agencia Europea de Medicamentos ha eximido al titular de la obligación de presentar los resultados de los ensayos realizados con Neofordex en todos los grupos de la población pediátrica para el mieloma múltiple (ver sección 4.2 para consultar la información sobre el uso en la población pediátrica).

5.2Propiedades farmacocinéticas

Absorción

Los niveles máximos de dexametasona en plasma se alcanzan una mediana de tres horas después de la administración oral de Neofordex. La biodisponibilidad de la dexametasona es de aproximadamente el 80 %. Existe una relación lineal entre la dosis administrada y la biodisponible.

El transportador de la dexametasona es la glicoproteína P (también llamada MDR1). También pueden intervenir en el transporte de la dexametasona otros transportadores MDR.

Distribución

La dexametasona se une a las proteínas plasmáticas, principalmente a la albúmina, hasta en un 80 % aproximadamente, dependiendo de la dosis administrada. A dosis muy elevadas, la mayor parte de la dexametasona circula libre por la sangre. El volumen de distribución es de aproximadamente 1 l/kg. La dexametasona atraviesa la barrera hematoencefálica y la plancentaria y se excreta en la leche materna.

Biotransformación

Una fracción menor de la dexametasona administrada se excreta sin transformar por excreción renal. En los seres humanos, la mayor parte se hidrogena o hidroxila y sus principales metabolitos son la hidroxi-6- dexametasona y la dihidro-20-dexametasona. Del 30 al 40 % se conjuga con ácido glucurónico o se transforma al sulfato en el hígado humano y se excreta en esta forma en la orina. La dexametasona es metabolizada por la enzima 3A4 del citocromo P450 (CYP3A4). Otras isoenzimas del citocromo P450 también pueden desempeñar un papel en la biotransformación de la dexametasona.

Eliminación

La semivida de la dexametasona en plasma es de aproximadamente 250 minutos.

Grupos específicos de pacientes

No se dispone de datos sobre la biotransformación de la dexametasona en pacientes con insuficiencia hepática.

El tabaquismo no afecta a la farmacocinética de la dexametasona. No se encontraron diferencias en la farmacocinética de la dexametasona entre los pacientes de ascendencia europea y asiática (indonesia y japonesa).

5.3Datos preclínicos sobre seguridad

Los glucocorticoides presentan una toxicidad aguda débil. No se dispone de datos sobre la toxicidad y la carcinogenicidad con el uso crónico. Se ha demostrado que un artefacto metodológico dio lugar a una interpretación errónea de los resultados sobre genotoxicidad. En los estudios de toxicidad para la reproducción en ratones, ratas, hámsteres, conejos y perros, la dexametasona ha provocado malformaciones embriofetales como aumento de la tasa de hendidura del paladar y de defectos óseos; reducción del peso del timo, el bazo y las suprarrenales; anomalías hepáticas y renales e inhibición del desarrollo. La evaluación del desarrollo postnatal de los animales tratados antes del nacimiento reveló una tolerancia a la glucosa y una sensibilidad a la insulina menores, alteraciones conductuales y descenso en el peso corporal y cerebral. En los machos, puede reducir la fertilidad por apoptosis de las células germinales y defectos espermatogénicos. Los datos sobre la fertilidad femenina son contradictorios.

6.DATOS FARMACÉUTICOS

6.1Lista de excipientes

Lactosa monohidrato

Celulosa microcristalina

Estearato de magnesio

Sílice anhidra coloidal

6.2Incompatibilidades

No procede.

6.3Periodo de validez

2 años.

6.4Precauciones especiales de conservación

Este medicamento no requiere condiciones especiales de conservación.

Los comprimidos deben conservarse en el blíster hasta la administración. Los comprimidos individuales en su envase intacto deben separarse del blíster mediante perforación, por ejemplo, para su uso en pastilleros multicompartimento. Los comprimidos partidos por la mitad que no se tomen inmediatamente deben ser desechados (ver sección 6.6).

6.5Naturaleza y contenido del envase

10 x 1 comprimidos en blíster de dosis unitarias perforado de OPA/aluminio/PVC-aluminio. Tamaño del envase de 10 comprimidos.

6.6Precauciones especiales de eliminación

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él se realizará de acuerdo con la normativa local. Se advierte a los pacientes que los comprimidos no utilizados no se deben tirar por los desagües ni a la basura.

7.TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Laboratoires CTRS 63, rue de l’Est

92100 Boulogne-Billancourt Francia

Email: ctrs@ctrs.fr

8.NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

EU/1/15/1053/001

9.FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de la primera autorización 16/marzo/2016

10.FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Europea de Medicamentos http://www.ema.europa.eu.

Comentarios

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Ayuda
  • Get it on Google Play
  • Acerca de
  • Info on site by:

  • Presented by RXed.eu

  • 27558

    medicamentos con receta enumerados en la lista